Madrid LGTB

Ruta por los locales de la noche drag madrileña: “Es la lucha contra todo lo establecido”

Clush, artista de la Casa Drag Latina

Sara Núñez


1

Las noches madrileñas llevan pisando fuerte durante décadas de historias y anécdotas, entre los focos, las pelucas y los kilos de purpurina que llevan algunas de las protagonistas de una de las propuestas de ocio más aclamadas por el colectivo LGTBI+. El pop, sin duda, encasilla el papel de la música más utilizada por sus estrellas: las drag queens que están detrás de algunas fiestas de la capital.

Las kiki balls irrumpen en Madrid: "Hay que sentarse a mirar, aprender y animarse a participar"

Las kiki balls irrumpen en Madrid: "Hay que sentarse a mirar, aprender y animarse a participar"

Mientras que su público disfruta del estreno de la segunda temporada de Drag Race España el próximo 27 de marzo, los espectáculos de esta temática siguen con su agenda habitual por Madrid en los garitos y clubs que viven por sus 'dragonas' favoritas, algunas conocidas para el público con los nuevos episodios de esta edición.

Desde las calles madrileñas, ya sea en el corazón de Chueca o en el resto de locales del centro donde dan cabida a fiestas queer, algunas drags como Mary Conazo o Clush intentan abrirse camino. “Madrid es una gran oportunidad porque en Andalucía se reducía a algo muy eventual: si no trabajas en los tres locales que mantienen a las tres de siempre, te pagan regular. No te da el aporte”, lo explica Mary Conazo, una drag jerezana que aún está echando raíces con su fiesta semanal, las Dragonas Party.

“Como artista no me podía expresar ni sacar el talento que había. Nosotras mismas organizábamos cosas, un evento cada cinco meses donde llenábamos pero que no iba a ser lo mismo que tener varios locales y un público más variado”, añade y, después de su tirón en la capital, ha conseguido que le lleguen ofertas para shows por Valencia, en Albacete y otros en Andalucía.

Clush es otra de las que descubrió la escena drag a finales de 2018 por las discotecas: “El drag lo conocía antes y no me llamaba la atención por lo que conocía hasta entonces sobre la noche madrileña. Me fui acercando a las fiestas drags, a los shows de otras amigas a las que iba montada”. Hasta que tuvo su primera toma de contacto con las primeras discotecas donde se cruzaba con las que denominan travestis: “Fue en el Cuenca Club. Algunas fueron muy groseras porque les pregunté por consejos para hacer drag y se rieron de mí”. No obstante, eso no la frenó y a día de hoy conforma su Casa Drag Latina, formada por cinco reinas trans, latinas y migrantes.

Aunque la noche drag madrileña tenga cierto impulso en locales como LLBar, Black&White o DLirio, son muchas las travestis que evitan mencionar sus fiestas y se alejan de los escenarios por un sueldo bastante reducido (en torno a 30€, dependiendo del lugar), en comparación con lo que se pueden gastar de presupuesto en producirse: desde los 40 o 50 euros en arreglos, hasta 300 o 400 euros que dediquen en un vestuario de un diseñador hecho a medida y el elevado precio de las elaboradas pelucas con una calidad medianamente decente. Es por ello que las drags lo tienen claro: siempre será mejor prestar atención a sus fiestas ocasionales, todas publicitadas y movidas por las redes correspondientes.

Dragonas Party

Una de las fiestas que acoge la Sala Yasta de Madrid viene de la mano de unas drags que han dejado su marca desde que llegaron del sur de la península. “Dan la oportunidad para exhibir y mostrar su arte. No siento que solo busquen artistas de renombre, ves todo un abanico artístico de posibilidades”, añade Clush, quien también ha pasado por el cartel de algunas de sus fiestas.

En las Dragonas suelen invitar a numerosas drags, artistas y caras conocidas del colectivo. Normalmente protagonizada por reinas de raíces sureñas, entre las cuales ha estado participando y formando parte del comité organizativo Jota Carajota, una de las estrellas acogidas en la nueva edición de Drag Race España. Todas pisan fuerte desde el escenario cada tarde de los domingos, donde, además, también dan lugar a las Viewing parties para el visionado en directo de cada capítulo semanal del reality televisivo.

“He ido a muchas fiestas y esta es una LGTBQ, no es una propuesta normativamente cisgay de las que tanto abundan por Madrid como lo pueden ser las fiestas Tanga o la Yass, este tipo de fiestas con muchos hombres fuertes sin camiseta, creaban un ambiente raro y no uno seguro para todo el colectivo LGTB donde no dejan entrar a las chicas. El LGTB se convierte, al fina, solo en G”, ha explicado Mary Conazo, una de las organizadoras.

Con orgullo de sus fiestas, “carentes de masculinidad tóxica” y promotoras de un travestismo más folclórico, explica que, pese al corto recorrido (llevan en pie desde 2021), suelen llenar la sala: “Pagamos muy bien a nuestras drags y podemos decir que hemos creado un ambiente segurísimo, acogemos a todas las personas y la gente no va a beber solo; la gente va a ver a las travestis”. Asimismo, suelen invitar a chupitos y a palomitas al público, sobre todo durante las Viewing parties, una de las primeras fiestas de visionado que surgió en Madrid durante la pandemia. La Sala Yasta tiene una pantalla de proyecciones y ver ahí los episodios se ha convertido en una costumbre muy divertida para las travestis y el público de estas noches. “Hemos cambiado la dinámica de precios para que se haga más asequible y económico”, indican, en comparación con sus inicios.

  • Dónde: Sala Yasta, C. de Valverde, 10. Metro: Chueca
  • Cuándo: Domingos, 19:00 horas
  • Cuánto: desde 12€

Casa Drag Latina

Cuando a una drag se le pregunta por el significado de pertenencia a su agrupación de artistas bajo ese mismo techo conceptual, suele hablar con términos de familia, aprendizaje, mentoría y hermandad. En otros casos, destacan que el drag es política. “Para mí, mi casa me ha servido para la unión de diferentes cuerpos. Cuerpos que han vivido muchas cosas parecidas por el sistema en el que vivimos. Por ser como somos, por el color de nuestra piel, por nuestro aspecto, hemos tenido que vivir ciertas cosas que nos han hecho similares de alguna manera”, así lo comparte Clush.

Para Mary Conazo, su mensaje se extrapola a los orígenes y el impacto más actual: “El tema de las casas lo percibo como algo que ha llegado de la Escena Ballroom y su significado es diferente. He conocido a una casa drag donde un amigo era cuidado por completo por su madre drag cuando enfermó, y su madre drag me dijo que haría todo por su hija. Puedo entender que se mire mal porque las travestis de Estados Unidos fueron las que empezaron a coger las casas drags y llevan mucho tiempo existiendo, con travestis que formaban parte de la cultura ballroom. Hay muchas casas drags, pero muy pocas se lo toman en serio y le dan la denominación que realmente merecen”.

La Casa Drag Latina la conforman Shirley, Nativa La Reina Mexicana, LadyCirca, GadYola y Clush, con un mensaje claro: “Buscamos reivindicar nuestra identidad, nuestra cultura y performarla, mostrarla orgullosamente al público tanto latinoamericano como al blanco, también, para que sepa un poco sobre nuestra cultura. También reivindicamos que somos personas desidientes sexuales”.

Han estado presentes por la sala Maravillas una vez al mes, aunque también han actuado por el Matadero de Madrid (Legazpi) o algún teatro en locales de Gran Vía y la sala Yasta. “Os damos un show totalmente distinto, tanto ensalzando nuestra cultura como nuestra manera de ver el arte. Estaremos en el Row, un festival de música electrónica en el que estaremos presentes como imagen. Más adelante tenemos más proyectos, hemos estado bastante tiempo sin movernos por dificultades de tiempo porque somos cinco personas que cargan con su vida personal y laboral cada una”, explica. Próximamente, aunque aún sin fechas cerradas, puede que actúen por primera vez en el Orgullo.

  • Dónde: Suelen actuar en Sala Maravillas, C. de San Vicente Ferrer, 33. Metro: Noviciado

Roar Party

También desde la Sala Yasta, una de sus fiestas más clásicas es la Roar Party. Con noches especiales que transcurren una vez al mes, están protagonizadas por gran diversidad de drags, entre las cuales han estado Diamante Merybrown y Arantxa Castilla-La Mancha (concursantes de la segunda y primera edición de Drag Race España respectivamente), que crean todo un espectáculo y buscan acogerse a la temática elegida.

Y es que, desde Drag Race, está todo creciendo bastante “pero no para todo el mundo” según lo percibe Clush, quien también ha participado por la fiesta Roar: “Solo para las que tienen más contactos. Ahora salen más drags y hay más competencia, está en auge pero todo sigue siendo muy precario. Hay más trabajo, te pueden pagar más, pero no a todas. A las más conocidas es a las que mejor pagan, van saliendo más y te quedas en un círculo vicioso. Si no tienes la oportunidad de salir en el programa, no cuentas con la posibilidad de salir por más sitios y que te paguen más”.

  • Dónde: Sala Yasta, C. de Valverde, 10. Metro: Chueca
  • Cuándo: un viernes al mes, a las 19:00 horas
  • Cuánto: desde 12,20€

Be Fresh

Un festival ocasional que ha partido de una agenda a veces mensual, y a veces cuatrimestral. Desde drags más locales hasta las más internacionales, sus fiestas suelen dar cabida a todo aquel que quiera acercarse a curiosear. Con un cartel más grande y como novedad para todos los seguidores de Drag Race, esta fiesta madrileña ha elegido a Lemon, de la edición de Canadá, como protagonista para el show del 23 de septiembre tras la exitosa cabida que tuvo uno de los últimos espectáculos del Be Fresh.

“Me está gustando mucho, he ido dos veces, lo hacen más ocasionalmente. La última vez era mensualmente, pero para el próximo lo van a alargar más porque van a hacer un cartel más grande. Me lo he pasado muy bien, suelen llevar a artistas diferentes, algunas están en bastante auge. Tendrían que cuidar algunas cositas de la gente que asiste”, ha compartido Clush. Además, confiesa que le gustaría ver más fiestas de artistas de drag racializado en el cartel: “Muchas veces estamos dispersas y por ahora no he visto ninguno además de la casa que tengo. Yo quiero salir un poco de Chueca, no quiero que nos sintamos limitadas”.

  • Dónde: Sala el Sol, C. de los Jardines, 3. Metro: Callao
  • Cuándo: Domingos puntuales, 19:00 horas

Lolailo

Como evento mensual, Lolailo llega a las calles madrileñas con todo un cajón lleno de folklore. Sus artistas suelen ir variando, aunque los rostros pueden ser bastante habituales y conocidos entre las opciones del cartel. Con sus raíces andaluzas, nombres como Jota Carajota, Belial o Pakita son reconocidos en sus fiestas mensuales, acogidas en locales como la Sala Yasta o Costa Social Club.

  • Dónde: Sala Yasta, C. de Valverde, 10. Metro: Chueca
  • Cuándo: Sábados por la noche (próxima fiesta el 16 de abril), desde las 0.00
  • Cuánto: 14€ una copa y 18€ dos consumiciones

UltraPop

Una fiesta semanal donde las drags, por supuesto, también conforman el ingrediente estrella de la noche. Algunas drags que se encuentran por su cartel suelen ir desde rostros más conocidos, como La Prohibida, Venedita Von Dash y Estrella Xtravaganza (Drag Race España 2), a otras más locales como Jeneva Gina o Kika Lorace.

  • Dónde: Boite, C. de Tetuán, 27. Metro: Gran Vía
  • Cuándo: Sábados, 00:00 a 06:00 horas
  • Cuánto: desde 12€ con una consumición

Dragalada

Concurso drag que parte de diferentes locales de Chueca para entretener al público interesado durante las tardes en las que se celebran sus shows. La Dragalada Drag Tour Madrid suele acontecer dos domingos al mes: seis drags en seis establecimientos distintos durante una misma tarde, con artistas como Lady Cirka, Kika Lorace, Ariel Rec, Prisma Lux y Onyx entre las muchas que han pasado por el cartel de la fiesta. Durante los estrenos de la nueva temporada de Drag Race España, suele celebrar la Draga-visión para el visionado de los episodios nuevos en su estreno.

No obstante, estas fiestas suelen ser criticadas por travestis debido al nivel de exigencia: algunas han comentado que reciben un sueldo de en torno a 120 euros por un total de seis pases, algo que resulta más que insuficiente a miras de drags que tienen un trabajo escénico más elaborado y físico.

  • Dónde: locales del barrio de Chueca, suelen variar. Metro: Chueca
  • Cuándo: Domingos, de 13:00 a 19:00 horas
  • Cuánto: 16€

PopPeras

Sus drags suelen recrear los espectáculos el primer sábado de cada mes. Diamante Merybrown, Gabanna, Chonifer López o Titanax son algunas de las que ya han pasado alguna que otra vez por el cartel. Entre los próximos, la PopPeras Feria de abril dará cabida a una fiesta que va a arrancar la temporada favorita de los más feriantes.

  • Dónde: Sala Yasta, C. Valverde, 10. Metro: Gran Vía
  • Cuándo: Sábados, de 00:00 a 06:00 horas
  • Cuánto: desde 15€

Mary Conazo aclara que es primordial reivindicar el espacio como una comunidad que acoja a todo el colectivo, en cuanto a todas sus letras, corporalidades, vivencias, identidades: “Me gusta que en las fiestas la gente encuentre un espacio seguro y les anime a vestir más libremente las próximas veces, porque yo no tuve esa oportunidad cuando era más joven”.

“El drag es la lucha contra todo lo establecido, al final, rompemos barreras con cómo vestirse, actuar… enfrentarse a toda polémica, abrir en abierto sobre el sexo y haga sátira de ello porque una mujer no puede hablar de ello, que una drag no lleve pecho, que otra drag vaya calva. Muchas personas LGTB han usado el drag para explorarse, incluso drags kings”, ejemplifica Mary Conazo. A sus ojos, “la feminidad se ha establecido en una caja que no se quiere abandonar, hay una gran cantidad de drags de todas clases, la mujer merece su derecho a ser todo lo que ella desea y, por tanto, el drag debe ser también así. El drag, para mí, es romper todos los estigmas que rodean a la mujer, a la gente queer”.

La escena drag, a ojos de Clush, busca un modelo más específico “para que te puedan llamar y contratar más”, ya sea por factores musicales o ser más normativa con tu estética. “Hasta en el mundo drag hay normatividad: cuando hay un cuerpo blanco o delgado, se ve como más femenino, como más aceptado. Para mí, el drag es hacer la libertad de hacer lo que te da la gana y eso me ha llevado a conocer a gente muy interesante, tanto a nivel artístico como personal”, explica.

Y ella, al igual que otras tantas travestis madrileñas, lanza toda una declaración de intenciones de cara a las posibilidades que pueda alcanzar con una posible participación en Drag Race España: “Voy a hacer todo lo posible para entrar en la tercera temporada. Quieras o no, esa entrada te abre muchas más puertas, te da ese empujón que necesitas para poderte mostrar. Podría estar, por qué no. Ser visible en un programa con tanta repercusión te ayuda como artista”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats