Hoja de Router Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
Los 67 rebrotes activos disparan la preocupación de Sanidad
La ruptura de EEUU con la OMS alarma a los expertos: "Costará vidas"
Opinión: Con la Iglesia hemos topado, por Esther Palomera

Sobre este blog

Una ruta sin rodeos que atraviesa la hora punta. El atajo de Hoja de Router para esquivar el atasco informativo.

 

Usar la URL como almacenamiento: un ensayo para poner la Red patas arriba

Ahora la información de las páginas web podría guardarse en los propios enlaces

Para el siguiente truco de magia tan solo hará falta un enlace. Uno para gobernarlos a todos. Uno distinto a todos los demás y que podría revolucionar el funcionamiento de internet: uno que sirva como sistema de almacenamiento.

Gracias a urlHosted, una herramienta creada por el ingeniero informático alemán Lasse Fister, los propios enlaces podrían convertirse en el lugar en el que viven las páginas web. De esta forma, la información de cada sitio estaría alojada en una URL. "Esto quiere decir que la 'app' ni almacena ni envía ninguno de tus datos a ningún servidor", explica Fister.

El funcionamiento es sencillo. La web principal del proyecto no es sino un editor en el que cada usuario puede escribir un artículo. Un título, un texto y una firma formarán parte de ese 'post' que, tras escribirlo y hacer clic en 'Done', estará listo para ser guardado en un lugar poco habitual.

Es entonces cuando urlHosted convierte ese contenido creado por el usuario en un enlace que contendrá toda la información para que, ante tus ojos, aparezca el artículo publicado. Al hacer clic en 'Share!', la aplicación generará un 'link' cuya longitud variará en función de la cantidad de información que almacene en su interior.

Es por eso por lo que Fister aconseja utilizar un acortador de enlaces como bit.ly a la hora de compartirlos, ya que pueden llegar a alcanzar longitudes kilométricas si el contenido es demasiado extenso. Con esta herramienta, el creador de urlHosted no solo pretende evitar que los usuarios tengan que guardar una larguísimas direcciones web (algo que se puede hacer añadiéndola a los favoritos de tu navegador); él mismo reconoce que le gusta "la idea de guardar estas URL en los proveedores de acortadores de enlaces". De esta manera se mantienen ajenos a los servidores de la Red y se ahorran una importante suma de dinero.

Tras la almohadilla

La información es almacenada por urlHosted tras una almohadilla, uno de esos extraños signos que aparece en algunos enlaces. Este símbolo representa uno de los puntos fundamentales sobre los que se sustenta la herramienta creada por Fister: todo lo que sigue a este signo son datos que no viajan desde el equipo hasta el servidor de la web, sino que son utilizados exclusivamente por el navegador.

Esta es la clave de las aplicaciones web 'unhosted', también conocidas como 'serverless' ("sin servidor", en castellano). En el caso de urlHosted, los datos se leen directamente de la propia dirección. Sin ir más lejos, la web en la que Fister explica el funcionamiento de la aplicación está almacenada en uno de esos enlaces que prescinde de servidores externos, pero cuya longitud asusta:

http://urlhosted.graphicore.de/#?eJyFV39v5LYR/Sq8NYLEglfyj97hYhRJnUPu7MDXHGIHRmIVASVxJWYpUiGpXW+KAv0Q/YT9JH0zlHZ9wQX9x97lr5l58+bN7D8XUUejFpeLh05GoYOInQ5fL04Wcoyd89i4lSEo8VaHqPyJiFsd8eFS/M3Q+mpabnXsxgqrrZdDp2vnFd5oZKSnz0/PXi5Pv1yevb4/O798eXZ58So/f/36Z5yonY3KRhzKRm+uHV5rMnJDWpFl6mlQXvc4IE2Wia2qhBwGuAhXex3GoEJpY6fEIH0UcgVXBH19LBdH5eIfX3QxDuGyKJTNt3qtB9VomTvfFvSteOtlS2//ohv81Sut/HFp3UpI8eMPtyI6ESLigCuN8Eo2AuHIvLSlvYcNcgR+Ztlou+R2los7pRhA0QAZq6N2Vqy868XjfIrMHxx7vlocX9LbX4krE5xYW7e1QgZRLoLyG+WNCqFcnOB7bTT8XQa4TQvO05koo67LxYxROBHz2/sl0ThhXRRBIaCdG70AgJ6jomABnPYiGcvFt0goNnFMIEdW1TFdIa/SGYEk+BHA9Yqd4G1+DM7sggBROm05H5V3W1yasAM8vZI2UY1xtCpZY7wDnPTsJLFgJ5AQerq0s6O0OLt5YxGibE7YjNF2nchhnGwCrwUdVWn7MUR4oW0rdPw8cBScTXFPx+njf//9H73CrqhBvUpxxrG21caUFt8bHQYjd8jVPgpO/9vb7+/ucPCtR+5vdQXCfD8oK+7gc63wbxW30qssK+1om4mg2bsPt2JzAcY8Epe8GhwcdX53oEaqqLx2fXGoqWJfJMdcJFG80/EaxxInZ2O0NyV/BSxX5FqjPZJodhMf0z3xQbYqHIwO9DV/ZhoFQfQH5M4qhqZxnLcXhMLRkbh2WywhaUBu6/z6a1q/0/1gVC4eOmXVZqLRRiPEfU6YHiIb5I5ylU3ZnfiC8ksZJXJ4RbCFlFg+JVkeUPK6hpXSkpk/M+HGKCYj4g8mSkt3CK49NgPoh9qioiH36CA0A4nBNYjLStaK038VmYXE/VQi8Ce6tjXqk3dQaKBekqos+xa7ULNqjBHyIJPD0Q3E9CloGPlBtdI3VPVCryYj/QSb3IfElIcp1DVxwIlerlmCbBuEkkGzZtP76gnybgfAQZTgtV5qxDLhmE6EcRicj0E8vpd+3aBO/p+KzudmppB4QQLGKqhIEV3fv79lzD54iiVBcNcB9hcHELbPiFLarbSR5ZdOJV2ZnYTrv1ItJ2Um0mk7yUPl3LqHMwGghJiL7MqYlHJmPBlG5P2JGMzIfpS2Hj3YxaxKMs8JRfFAXrQ0+ndqRhwVJGpbWkYb2zXEgVRbXInKPQmHeg98buJPeCZHjtWjdoOmC393USUms/jR7do49DEidXCOJZ9B6F2jVzt+iII4gSbVEoLNKy3g8uSCmF0CzymKhklmc/HTxErOB5tIdcGQkln5jMLVrrQd+jrp46cTJFtwJZ9q/qHbocwflDEnSU5h59CqIcpC9iBfS2KHLEJ8wODgegUNQXahqCJjntIac5U60Wo0GYWRykCHfQ+qdoid60fbMKBUG6IBVrmqiAP7+iVlEJVBJdIO9DpSyg+KHZ0zoqNThvQdFybL4hGpa1QNijqfKA/GR+ldpUM3K6J2xXeu70aQozgyeqOOCW4geYNaaghd1I4hd2EW+nfDE5VMZgFF4g0gUNVy5YjkKlDDofwjtgje4zYYDc7SdoOaMG4gVEEt9yuCTEpP2TxcZfUhDQTRuDCaWeVkja7RJOxCGIkDPMnMfXlsl9HLek0q8ciFZTTyAtTVJzvR/QTIAQZ+NhQX50f8CYfI2+XZX05ffvny9PT8mMEHEJx2ZiO8ZGVEAEy4RJEtGZ2kqu6srqWhgus1qkkSmFDskNRaBd1aBBn5LQY9Va8Tg8PTSIpD2wjcgTEJ0dCTzkZutmmDGITvfVBmg6bHk0Bpg9SYJm4SDnQcU5YkSga5mcojqMmXSP+XbJ/qsbTI0UZTs8JrrMNpWGbFVU+SmuLJvl/sEw53t0pRhlWMO8wuZAZiDM/nDtZNxh23dXab5HbHoOUiIjmYwZ3LW8O1oWMOIjHk1aSgdPFQwI779PudsDIp3vMpH1MJdmg0l/XUcmmg2JOCOLEfSfJGoTPw5FDwT4Lj2cobuQHdMaEDzsbZzyMPtUJWFNFHiRZTnhn0Xj7pnpJPQ7hRtkXDA1+hhivFah1qhaalXaBQO7yI1KgC8hPIe0r/YRSF39Rb5rIg0fs4aaxWxEr2sLTsIj3KCo4ebGiWGCWP8nht5RKUlA7JY6iuFRE1tV1k/oa7eBrCondjhbZ1k3IBflSyQmYi2IGSBLg0ibKH2jaAgiSdqEwVwV4kIoOh3DUOCUQkygTFabyerEmxJr7Zv1ZeFF+V9sUjHnz2Y2OgkYF7eP9RD+eOXlDpOhsKFHtfFa+KV7K4++zNxWffvIq/rGWMo21V/t2Hd6j10+Fp+cm949n0mzfLb35a3l0tL/JTKrSH2Wj6zXH2m/z9XHxBSmwdwbLShsR08a//AaimNR0=

"Es un experimento", explica Fister. "Estoy ansioso por ver si alguien hace algo útil a partir de esto". De hecho, se trata de un proyecto 'open source' que cualquiera puede utilizar y modificar a su antojo.

El invento de Fister podría acabar siendo un simple experimento disparatado. O, quién sabe, podría llegar a convertirse en el futuro del almacenamiento web. Es más, cabe la posibilidad de que simplemente dé pie a una red de blogs cuyos propietarios, para ahorrarse algunos euros, desechen pagar a un tercero por utilizar su servidor. Eso sí: que nadie espere recordar las URL, que van a volverse ligeramente complejas.

----------

La imagen principal de este artículo es propiedad de Chris Dlugosz.

Sobre este blog

Una ruta sin rodeos que atraviesa la hora punta. El atajo de Hoja de Router para esquivar el atasco informativo.

 

    Autores

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2015 - 11:13 h

Descubre nuestras apps

stats