Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Gobierno carga contra el PP por el recibimiento de Ayuso a Milei
Un juez conservador, seis folios y una “hipótesis” para resucitar la causa contra Oltra
Opinión - Una medalla fake para Milei. Por Esther Palomera

La salida de Sonia Vivas, el último episodio de la controvertida celebración del Orgullo de Palma

Sonia Vivas.

Esther Ballesteros

Mallorca —

0

La tormenta desatada tras la presentación, hace una semana, de la Pride Week de Palma ha culminado este jueves con el cese de la hasta ahora regidora de Justicia Social, Feminismo e Igualdad, Sonia Vivas, quien llegó a la Concejalía en julio de 2019 tras las elecciones municipales de mayo de ese año, a las que concurrió como número dos de Podemos.

En diálogo con elDiario.es, Vivas ha confirmado que ha renunciado a su acta de concejala del Ajuntament de Palma. Ha resaltado que su intención era renunciar al cargo antes de que el alcalde José Hila la cesara.

La decisión adoptada por el primer edil llega después de una semana de revueltas y cruces de acusaciones con germen en el acto de presentación, el pasado viernes, de la Semana del Orgullo, que iba a tener lugar del 18 al 28 de junio. Ese día, Kristin Hansen, presidenta de ELLA Global Community -organizadora del evento-, alababa las bondades de la celebración dado que permitiría que se desplazara a Palma “gente del campo que quizás nunca ha visto a una lesbiana y dirá: 'Mira, una lesbiana... ¡es como cualquier otra persona!”.

“Posicionaremos Mallorca como un destino LGTBIQ. Es una oportunidad de negocio”, proseguía Hansen. El alud de críticas que generaron tales manifestaciones no tardó en llegar. Una de las primeras personas que se pronunciaba era la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, quien se declaraba en redes sociales “orgullosa del Orgullo que reivindica derechos y libertades, organizado por entidades locales. El Orgullo por el acceso a la vivienda, por un turismo no masificado, por el respeto a los pueblos de Mallorca”.

Asimismo, desde las filas de Podemos Balears mostraban de inmediato su “más absoluto rechazo” a las “deplorables” declaraciones de la organizadora, que, a juicio de la formación, “ponen de manifiesto un absoluto desconocimiento y desprecio de la realidad de las Illes y un provincianismo que define a quien lo manifiesta”.

Tras el cese de Vivas, varias entidades han aplaudido el decreto de cese firmado por Hila. El coordinador técnico de la asociación LGTBi Ben Amics, Jan Gómez, ha instado, no obstante, a la exedil a ser “consecuente y ética a nivel político” y entregar su acta para “no hacerle el juego a la extrema derecha ni a la desestabilización del equipo de gobierno”.

En declaraciones a elDiario.es, Gómez ha recordado que desde Ben Amics “solicitábamos la suspensión del Pride o la retirada de fondos públicos al mismo [cifrados en unos 70.000 euros], la dimisión de Vivas o la entrega de su acta y unas disculpas por parte del alcalde por todo lo acontecido en relación con la organización del Pride”. Por ello, agradece que el alcalde “haya dado respuesta” a sus reivindicaciones. 

Sobre la polémica que suscitaron las manifestaciones de Hansen, Gómez ha dejado claro que los objetivos de la ONG “siempre han sido diferentes” a los de la organizadora ELLA: “Ben Amics es una entidad con una trayectoria de 30 años en defensa de los derechos de las personas LGTBi y ELLA es un grupo empresarial que se dedica a organizar festivales y otro tipo de actividades relacionadas con el turismo, y, por tanto, siempre con una mirada lucrativa o de beneficio empresarial. No es el papel que a nosotros como ONG nos toca trabajar”, remarca. 

Ben Amics: “Vivas se quería montar su Pride para sacarse la foto”

Acerca de su relación con la Concejalía de Justicia Social durante los tres últimos años, el responsable de Ben Amics ha reconocido que “se han visto dificultadas por la relación que había con la regidora, pero nos gusta reseñar que una regidora no es una Regiduría y, por tanto, el trabajo técnico que se realiza desde el equipo profesional de la Concejalía es impoluto”.

Y confiesa que desde hace tres años han tenido “bastantes dificultades: el primer año [Vivas] dijo que se suspendía el Orgullo, como si fuese de su propiedad; en el segundo retiró toda la partida que debía invertir anualmente en políticas LGTBI porque decía que había un conflicto con el movimiento feminista, y este año vemos que se quería montar su Pride para sacarse la foto. Al final no le ha salido como ella esperaba”, sentencia Gómez, quien hace varios días criticó a título personal la “mercantilización” del Orgullo LGTBi y su transformación en una 'Pride Week'.

Por su parte, Pilar Vázquez, miembro de ELLA Global Community, alude a “una guerra política que nada tiene que ver con nuestra organización”, pero justifica que, como el Orgullo debía desarrollarse en la vía pública, “evidentemente teníamos que colaborar con una entidad pública que nos concediera los certificados y los permisos correspondientes para poder hacer el evento en condiciones”. Según asegura, “desde el principio Ben Amics no quiso colaborar. Invitamos a todas las asociaciones de Palma a que colaborasen, pero ellos no quisieron. Educadamente nos dijeron que no”.

Vázquez subraya que fue con el paso del tiempo cuando “comenzó la gran guerra política”. “¿Qué sucede aquí? Que Sonia Rivas es la persona que nos tenía que conceder los permisos y con cuya Concejalía debíamos gestionar todo el evento. Pero por lo que parece está enfrentada a Ben Amics. Y empezaron literalmente a acosarnos”. “No jugamos al mismo juego que ellos. Y nadie de nuestra empresa quiere empezar ningún tipo de guerra con nadie”, recalca a elDiario.es

ELLA: “Las izquierdas extremas están en contra de potenciar el turismo”

Sobre las acusaciones de mercantilización, Vázquez afirma que “cualquier persona con un poco de criterio comprende que opiniones hay de todos los colores, que no podemos estar todos de acuerdo y que hay personas que creen más en la mercantilización de determinados servicios o bienes y otras personas que están más a favor del sector público. Cada uno tiene su opinión y debe ser respetada siempre que esa opinión no agreda a otro ser humano”, subraya, reconociendo que en Balears “hay un gran problema con las viviendas”. “Igual que en muchas grandes ciudades de España, donde los alquileres son muy altos. ¿Por qué? Porque la demanda es muy alta”, añade.

“El turismo es una cosa muy fuerte y Mallorca vive del turismo”, enfatiza Vázquez, quien recrimina que “las izquierdas extremas estén en contra de todo esto”. “Entonces, ¿cuál es el problema? Kristin [la presidenta de ELLA que hizo las declaraciones sobre el campo y las lesbianas] estaba intentando hacerle un favor a la isla potenciando el turismo y todo lo relacionado con el mundo LGTBI, porque tiene un gran amor a Mallorca y vive aquí desde hace muchísimos años”.

La empresaria señala, asimismo, que ELLA llevará a los tribunales al Ajuntament de Palma por su “responsabilidad precontractual”: “Evidentemente, tú no puedes confirmar cosas y después echarte para atrás”, asevera Vázquez, quien asegura que su empresa ha gastado “literalmente” 100.000 euros “a fondo perdido” sin intención de obtener “rentabilidad alguna”. “Todos los vuelos de los artistas, todos los hoteles reservados, las instalaciones eléctricas pagadas, absolutamente todo ya pagado”, añade. Y también anuncia acciones legales contra Ben Amics por el comportamiento hacia su empresa.

Hila: “No ha sido una decisión fácil”

Mientras tanto, Hila reconocía este jueves en su cuenta de Twitter que el de este jueves es un “momento complicado” y que “siempre” ha intentado mantener a los regidores “dentro del equipo de gobierno”. Sin embargo, “llegado a este punto” ha decidido finalmente cesar a Vivas, una opción que se rumoreaba desde hace días en la prensa así como dentro y fuera de los pasillos del Ajuntament.

“No es una decisión fácil, pero es la mejor opción posible. La vida consiste en tomar decisiones y yo la he tomado. Seguimos los tres partidos juntos (en referencia a Podemos, Més per Palma y PSOE). Es un tema de personas, no de partidos”, ha añadido Hila, recalcando que “la situación era insostenible”.

Por su parte, el teniente de alcalde de Participación Ciudadana, Alberto Jarabo, se expresaba con contundencia: “Todo tiene un límite y, en este caso, se rebasó hace mucho más tiempo del que parece. Lamento que no se haya actuado antes, pero nunca es tarde. Agradecido a las entidades que con arraigo y buen trabajo en nuestra ciudad han defendido su orgullo de reivindicación y lucha”.

A finales del pasado mes de mayo, Vivas ya amagó con dejar su cargo en el Ajuntament al acusar a Jarabo de “bloquear procesos y procedimientos” para impedir la celebración de la Semana del Orgullo en Palma. La entonces regidora aseveraba en una carta que desde ese día comenzaría su “cuenta atrás” como concejala. “Si no se rectifica y se actúa de buena fe en este asunto crucial para la comunidad LGTBI, me veré obligada a romper el gobierno municipal”, sentenciaba.

Tras su cese, Vivas pasará al grupo mixto. Ello implicara que, de los 29 regidores con los que cuenta Cort, el equipo de gobierno municipal se queda con 14, mientras que la oposición estará representada por 15 personas, a solo un año de las elecciones y con importantes votaciones por delante, como la de los Presupuestos del próximo año.

Etiquetas
stats