Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP rebaja sus exigencias del Poder Judicial y alimenta el optimismo del Gobierno
Bruselas obliga a España a recuperar de la degradación el 75% de sus hábitats
Opinión - Los fiscales que no querían aplicar la ley. Por Joaquín Urías

Un conseller del PP en Balears contrató con dinero público a detectives para buscar micrófonos en su despacho

Alejandro Sáenz de San Pedro, durante un pleno del Parlament balear

Esther Ballesteros

Mallorca —

1

El conseller balear de Empresa, Empleo y Energía, Alejandro Sáenz de San Pedro (PP), contrató el pasado mes de septiembre a una empresa de detectives privados para revisar si en la Conselleria había instalados posibles sistemas de escucha o micrófonos, aunque finalmente no se encontró ningún artilugio.

El asunto ha salido a la luz después de que Més per Mallorca sospechara de una factura de 4.235 euros abonada por la Conselleria a la empresa de detectives el pasado mes de septiembre, apenas dos meses después de que el PP, con el apoyo de Vox, se hiciera con el Ejecutivo autonómico.

“El mismo conseller que elimina 400.000 euros en inspectores de trabajo se gasta 4.235 euros públicos en detectives privados. Se ve que veía más probable tener micros en el despacho que el hecho de que un hotelero explote a sus trabajadores”, señalan desde la formación ecosoberanista.

Por su parte, el portavoz de Més, Lluís Apesteguia, ha recriminado los hechos en estos términos: “Tenemos un conseller que se ha gastado 4.235€ públicos en un detective privado para que buscara si el anterior Govern había dejado micros en su despacho. Nos gobierna la política freaky”, ha puesto de manifiesto en un mensaje publicado en 'X' -antes Twitter-. En esta línea, el diputado de Més Ferran Rosa ha criticado: “4.235 euros públicos tirados a la papelera porque un día te levantas y se te ocurre que los demás hacen lo que hacen los tuyos. No han encontrado ni micros ni en el conseller”.

Fuentes cercanas al conseller detallan que la contratación se llevó a cabo el pasado mes de septiembre, poco después del cambio de Govern, tal y como ha adelantado este viernes el diario 'Última Hora'.

Las mismas fuentes destacan que es práctica habitual que las administraciones contraten este tipo de servicios para revisar, por ejemplo, micrófonos u ordenadores intervenidos. En esta línea, citan casos como los del expresidente de la Autoridad Portuaria, Juan Gual de Torrella, quien gracias a ello localizó unas cámaras en su despacho, o el del Consell de Ibiza, que contrató detectives para investigar fiestas ilegales.

El Govern aduce que fue una recomendación de la Policía Nacional

Por su parte, el portavoz del Govern, Antoni Costa, ha negado la contratación de detectives para buscar posibles micrófonos o escuchas en otras Consellerias, alegando, además, que la relativa a la Conselleria de Empresa cuya estuvo motivada por recomendación policial “para que se hiciese esta labor”. “No consta que en ninguna otra conselleria se haya hecho esta labor de investigación”, ha matizado.

Las conclusiones se vertieron en un informe interno “que determinó que en ese momento no había micrófonos, pero sí pudo haber”, ha finalizado Costa.

Tras la comparecencia del portavoz, Més per Mallorca ha registrado una batería de preguntas con solicitud de respuesta escrita sobre la contratación de detectives privados por parte de la Conselleria, 16 de ellas relativas a los contactos con los contactos con la Policía Nacional en este sentido. En concreto, quieren conocer cuándo y como se originó este contacto, cuál era la recomendación concreta, por qué esta tarea se encargó externamente en lugar de dejarla en manos de quien ya conocía el caso, si se dio traslado de la contratación de investigaciones privados al resto del Govern o si la afirmación de que podía haber habido micrófonos se basa en una posibilidad concreta o aleatoria.

El diputado Ferran Rosa ha mostrado su “preocupación” por las afirmaciones: “Si el Govern tenía conocimiento de la posibilidad de que hubiera micrófonos en el despacho del conseller de Empresa, ¿por qué no lo habían hecho público?”, ha cuestionado.

Con todo, la formación también ha solicitado saber si fue la Policía Nacional la que se dirigió al Govern o al revés, si se dio traslado de la recomendación al resto del Ejecutivo y, en caso de que así fuera, en qué fecha y por qué no se siguieron los mismos pasos en el resto de consellerias, por qué no se requirió esta actuación a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como cuál es la justificación de la Policía Nacional para recomendar la actuación de un detective privado.

Igualmente, y en relación con las declaraciones de que “pudo haber habido micrófonos”, Més per Mallorca pregunta cuáles son los indicios, si el Govern ha remitido esta información a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y si considera que, después del informe, sería recomendable que las otras Consellerias contrataran detectives.

Los detectives privados defienden su labor

En paralelo, la Asociación de Detectives Privados (AEDP) ha señalado este viernes que la Administración Pública es un cliente recurrente de este tipo de despachos para diferentes tipos de investigación, incluyendo la detección de micros o cámaras.

En un comunicado, la AEDP ha expresado su sorpresa por el hecho de que surjan noticias al respecto, argumentando que los despachos de detectives privados “son una actividad empresarial que cumple requisitos, paga sus impuestos, genera empleo y, por lo tanto, no se merece el ataque ni la alusión en medios siempre y cuando realicen sus actividades profesionales”. Los detectives insisten en que sus actividades están supervisadas por la Dirección General de la Policía y los despachos habilitados tienen entre sus competencias las investigaciones técnicas de búsqueda de material que intercepte comunicaciones.

Etiquetas
stats