Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

Rubiales dice que “seguramente” se equivocó con su beso a Jenni Hermoso: “Si hay gente que se ha sentido dañada, tengo que disculparme”

Luis Rubiales en el vídeo de la Real Federación Española de Fútbol en el que se disculpa por besar a Jennifer Hermoso

elDiario.es

77

El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, ha reconocido que “seguramente” se ha “equivocado” con el beso que dio a la jugadora Jennifer Hermoso tras la victoria de la selección española en el Mundial y se ha disculpado “si hay gente que se ha sentido dañada”. Su comportamiento provocó la crítica de varios miembros del Gobierno, entre ellos la ministra de Igualdad y el titular de Deportes, y de otros representantes públicos que pidieron su dimisión.

Rubiales ha insistido —en un vídeo remitido por la propia Federación— en que su gesto se produjo “en un momento de máxima efusividad” y “sin ninguna mala fe” por “ninguna de las dos partes”. Rubiales ha asegurado que allí lo vieron “natural” pero, dado que “fuera” del ámbito de la selección “se ha formado un revuelo”, si hay gente “que se ha sentido dañada” tiene que disculparse porque “no queda otra”.

Las disculpas de Rubiales llegan después de decir en una entrevista con Juanma Castaño en COPE que fue “un pico de dos amigos celebrando algo” y que quienes han criticado la ausencia de consentimiento de la futbolista son “pringaos que no saben ver lo positivo”. Rubiales defendió entonces que no hay que hacer caso “de los idiotas y de los estúpidos” y dijo que, con todo lo que él ha pasado, “más gilipolleces y tontos del culo, no”. Sobre esas declaraciones, ahora ha aclarado que “dentro nadie le daba la más mínima importancia” pero también se disculpa “ante esas personas” porque “si desde fuera se ha visto de otra manera, seguramente tendrán sus motivos”.

El mandatario de la Federación ha lamentado haber “empañado en cierto modo la celebración” del Mundial y también ha dicho que debe “aprender de esto” y que “cuando uno es presidente de una institución tan importante tiene que tener más cuidado”.

“Es una forma de violencia sexual y no podemos normalizarlo”

La ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero, pidió este domingo no dar por hecho que dar un beso sin consentimiento es algo “que pasa”. “Es una forma de violencia sexual que sufrimos las mujeres de forma cotidiana y hasta ahora invisible, y que no podemos normalizar. Es tarea de toda la sociedad. El consentimiento en el centro. Solo sí es sí”, ha escrito en la red social X —antes Twitter— la ministra de Igualdad.

El titular responsable de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, había pedido a Rubiales que se disculpe y diese explicaciones por un comportamiento “inaceptable”. “Ayer vivimos un acontecimiento deportivo pero también vivimos un momento de igualdad, de derechos y respeto a las mujeres. Todos hemos de ser especialmente cuidadosos en nuestras actitudes y nuestras acciones. Creo que es inaceptable besar en los labios a una jugadora para felicitarla”, ha respondido el responsable de Deporte, Miquel Iceta, este lunes en una entrevista en Radio Nacional.

En la misma línea se ha expresado Ione Belarra y ha sentenciado que la “violencia sexual contra las mujeres tiene que terminar”. “Lo que todas pensamos, si hacen eso con toda España mirando, qué no harán en privado. La violencia sexual contra las mujeres tiene que terminar”, ha escrito. A estas críticas se han unido otros cargos públicos como el presidente de Asturias, Adrián Barbón, la diputada socialista Adriana Lastra o la portavoz de Sumar Marta Lois.

En un directo de Instagram en el que retransmitían la celebración en el vestuario se escucha decir a Hermoso, entre risas, que no le ha gustado el beso de Rubiales. “Eh, no me ha gustado. (…) ¿Pero qué hago yo? ¡Mírame a mí, mírame!”, dice. Posteriormente, en unas declaraciones facilitadas por la propia Federación de Fútbol que dirige Rubiales a EFE, la jugadora ha asegurado que fue “un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial”. 

Etiquetas
stats