eldiario.es

9

Obituario: Silvia Aros. Una madre cualquiera. Nuestra madre.

Hace unos días falleció en Catalunya Silvia Aros. Me enteré por un tweet de su hijo Jordi. Aquí os lo reproduzco:

SilviaAros-1

El suceso me lleno de tristeza y desolación. Creo que a Silvia nunca la llegue a conocer personalmente, aunque es posible que su hijo nos presentara una vez en Barcelona en alguna plaza. Sí, Jordi Aros, el chef. Gran amigo mío.

Seguir leyendo »

Las hormiguitas y la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana

Ministro de Justicia de El Bosque, el Sr. Ruiz-Moscardón.

Hace unas semanas os conté una Historia de dragones, torneos y corrupción. Hoy vengo con otra fábula. Esta vez de bosques, animalitos y viajes. Unos buenos y otros... pues menos buenos.

Nuestra historia comienza cuando una Hormiguita Viajera buena se va de viaje en avión. Todo bastante rutinario, no volando con cualquier low-cost sino con Air Mariposa y en el trayecto de ida no tiene ningún problema. Es en la vuelta, con la misma línea aérea y con exactamente el mismo equipaje cuando surgen los problemas.

Es en el ya famoso control de seguridad del aeropuerto de El Bosque. Se trata de un pequeño bote de una crema facial. Parece ser que nuestra Hormiguita era muy coqueta y le tenía aprecio a su crema, que por otra parte la había pasado sin problemas por otro control similar en el viaje de ida.

Pues había en el control una Sra. Escarabajo Pelotero de una contrata de seguridad que no le dejaba pasar el bote y le decía que lo tenía que tirar. Nuestra Hormiguita, y no sabremos nunca la razón, y la verdad es que da un tanto igual, se puso a discutir con la Sra. Escarabajo y la cosa fue escalando, hasta que a la Hormiguita se le escapó un: "pues métetelo donde te quepa" Ups... impropio de Hormiguitas Viajeras, coincidiréis conmigo, pero sí. La pura verdad es que así habló.  

En ese momento la Sra. Escarabajo se fue a buscar a un Saltamontes Policía que estaba por allí vigilando, y que era el único miembro de la autoridad presente en el control, siendo todos los demás de una subcontrata privada. El Saltamontes preguntó:

- "Señora Hormiga, ¿es verdad que usted le ha dicho a la Sra. escarabajo que 'se meta esto donde le quepa'?".

- "Sí, señor" contestó la hormiga.  

- "Muy bien. DNI, por favor".

La hormiguita le entregó el DNI, le tomaron los datos. No pasó nada más. La dejaron marchar. Pudo continuar y la historia se acabó. Todo muy tranquilo y civilizado. Sintió un gran alivio y se retiró medio avergonzada.

Retomamos la historia unos días después cuando la hormiguita recibe en su domicilio una propuesta de sanción económica de la Subdelegación del Bosque. En ella viene escrita que la Hormiguita incumplió la Ley de Seguridad Ciudadana “alterando el orden” y, textualmente,  “interrumpiendo el normal funcionamiento de la cola”... Y, bueno, la Hormiguita recuerda claramente (y se sonroja) como le contestó de malos modos a la Sra. Escarabajo, pero allí no había ninguna cola...  “Pero si estaba sola allí”, pensaba... Que extraño... en realidad, qué falsedad... ¡Qué gran mentira!

La Hormiguita Viajera enfurecía por momentos recordando la tranquilidad y la media sonrisa de la Sra. Escarabajo y del Saltamontes Policía mientras ella se alejaba extrañada por lo bien y rápido que había acabado todo...

Se indignó y se sintió pequeñita pequeñita. Mucho más pequeñita que una hormiguita. Tenía ganas de llorar.

El caso es que esta Hormiguita Viajera conocía a otra Hormiguita, en este caso, una Hormiguita Jurista, que le propuso recurrir la sanción, pedir las grabaciones de vídeo del aeropuerto y ver que pasaba y hasta donde podían llegar.  Iba a ser difícil, además de caro. Pero proponía intentarlo.

- "No es nada fácil. El policía Saltamontes tiene la presunción de la verdad" le explicó la Hormiguita Jurista,

- "Además, esta sanción si la pagas ahora rápidamente son 100€ y no 300. La vía administrativa no dará resultado y tendremos que seguir judicialmente. Y las tasas judiciales que tienes que pagar por recurrir ya son 200€. El doble que la propia sanción. 200€ que no vas a recuperar aunque ganes. Y creo también poder decirte que te olvides de que sancionen de alguna forma a la persona que te ha multado".

La Hormiguita Jurista se refería a unas polémicas tasas judiciales que el Ministro de Justicia del Bosque, Ruiz-Moscardón había puesto en marcha hacía poco en contra del criterio de... ¿todos? El motivo era sencillo:  todos los animalitos entendían que tales tasas significaban de facto el cese del derecho a una tutela judicial efectiva, como se puede apreciar en nuestro cuento.

Pues nuestra Hormiguita Viajera se debatía entre recurrir (y gastarse más dinero) buscando una justicia difícil de alcanzar, o pagar y olvidar, frustrándose más y de cierta forma aceptando que nuestro Bosque no es un Estado de Derecho.

Y mientras tanto, la Hormiguita Jurista pues resulta que conocía a otra Hormiguita Perroflauta, ésta última que tenía un blog en un medio digital y... hmmm bueno, creo que me estoy liando y esto es ya otra historia...

Colorín colorado, este cuento, ¿se ha acabado...?

La moraleja de la historia... Pues no sé si tiene moraleja. De momento lo que no tiene es final.

Vamos a esperar a ver que pasa y si nuestra Hormiguita al final se decide a gastarse su dinero en luchar ante este manifiesto atropello y logra demostrar la injusticia. Ya lo contaremos en este blog.

Esto, lo que demuestra, o me demuestra o me re-demuestra, pues llevo viviéndolo dos años en las calles, es el arbitrario uso que se hace de las Leyes y del uso del poder por parte de nuestros representantes y de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Y sí, claro, son docenas de miles de policías nacionales, autonómicos y locales y miembros de la Guardia Civil. Y este tipo de comportamiento lo tiene sólo una minoría. Evidentemente. Pero no puede ser. No lo podemos permitir. Es lo que tiene el Estado de Derecho. Es complicado. Muy difícil. Es lo que mola del Estado de Derecho. Pero esto pasa. Pasa todos los días.

Y, amigos Hormiguitas, no podemos permitirlo.


Seguir leyendo »

"Grândola, Vila Morena" en Portugal. ¿Y nosotros aquí qué cantamos?

161 Comentarios

Mi amigo Vicente Rubio-Pueyo preguntaba hace unos días en su muro de Facebook:

"Lisboa. Millón y medio de personas han cantado hoy 'Grândola, Vila Morena', el himno de la Revolución de abril del 74. ¿Qué canción cantar en España? Una pregunta aparentemente tonta, pero qué quizás sirva para pensar en muchas cosas, pasadas y presentes". 

Seguir leyendo »

Por qué me he co-querellado contra miembros del PP y empresarios de la construcción, y por qué tal vez deberías hacerlo tú también...

55 Comentarios

Pues sí amigos, por la presente me sumo a la querella que han presentado Izquierda Unida, Ecologistas en Acción, la Asociación Libre de Abogados, la Asociación Justicia y Sociedad y la Federación Los Verdes contra distintos miembros del Partido Popular y ocho empresarios de la construcción.

Sí, esa misma querella por la cual el Partido Popular ha anunciado a su vez que se querellará contra dichos querellantes. Qué lío..., ¿no? Vamos por partes.

Aquí tenéis la querella de la que os hablo y a la que me sumo, que ha presentado IU y los demás colectivos.

 ¿Y por qué exponerme a algo así? ¿Por qué arriesgarme a ser querellado por el PP y eventualmente condenado por injurias y calumnias con unas cosecuencias que desconozco?

Seguir leyendo »

"Una revolución democrática", por Ángel Luis Lara

Instalación de Helena Aikin en Hoyocasero (Ávila)

Propuesta de lectura para el fin de semana: una intervención de Ángel Luis Lara, sociólogo y profesor de sociología, guionista de televisión y profesor de guión, sobre el debate abierto en torno a la necesidad de un "proceso constituyente" que redefina las reglas de juego de la vida en común. Lo que Ángel llama "una revolución democrática". Esa revolución no se agota en lo electoral, no obstante tiene en lo electoral un campo de acción. Pero, ¿cómo desbordar la racionalidad electoral que reduce la democracia a votar? ¿Cómo puede ese proceso constituyente ser una prolongación de la nueva lógica y cultura política que se despliega hoy en las redes, las mareas y las plazas? Se requiere una nueva racionalidad. De otro modo, nos encontraremos dando vueltas en un laberinto: reproduciendo por distintos caminos lo ya existente.

"UNA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA", por Ángel Luis Lara

Decía Jesús Ibáñez que para derrotar a un sistema hace falta poner en juego una lógica superior a la de ese sistema. Por superior Ibáñez entendía de una complejidad mayor. El 15-M nos ha regalado, sobre todo, la puesta en juego de un grado de complejidad que ha desbordado las concepciones tradicionales de lo político, sus lenguajes convencionales y sus formas clásicas de subjetivación. Por eso hay quienes han propuesto entender el 15-M a partir de la enorme complejidad que ha activado, no como un sujeto o una organización, tampoco como una estructura o un punto fijo al que resulta posible adscribir una identidad o que puede ser sujetado a las coordenadas de los imaginarios políticos de lo instituido. Tampoco como una etapa en un camino, sino más bien como un caminar. Algunos han propuesto la idea de un nuevo clima que ha hecho que sean posibles cosas que antes resultaban inimaginables. Algo parecido a eso es a lo que Georges Lapassade y René Lourau llamaban un “analizador”, un acontecimiento que expresa las contradicciones y los límites que definen una realidad instituida, al mismo tiempo que desvela lo instituyente que yace aplastado bajo esa realidad y, al hacerlo, desarregla lo instituido.

Seguir leyendo »

Bifo: “La derrota de la anti-Europa comienza en Italia”

27 Comentarios

Franco Berardi (Bifo) en una protesta contra los recortes en educación

Franco Berardi (Bifo) es filósofo, escritor y teórico de los medios de comunicación. Implicado en los movimientos autónomos italianos en los años setenta, preconizó en los ochenta la explosión de la Red como vasto fenómeno social y cultural, y fundó en 2005 la primera “televisión de calle” en Italia contra el monopolio comunicativo de Berlusconi. En castellano ha publicado La fábrica de la infelicidad (Traficantes de Sueños, 2004),Telestreet: máquina imaginativa no homologada (El Viejo Topo, 2004) y El sabio, el mercader y el guerrero (Acuarela Libros, 2006).

¿Cuál es el contexto en el que se han desarrollado las elecciones italianas?

La desintegración política de la Unión Europea. Europa nació como un proyecto de paz y de solidaridad social, recogiendo el legado de la cultura socialista e internacionalista que se opuso al fascismo. En los años 90, los grandes centros de poder del capital financiero decidieron destruir el modelo europeo y la firma del Tratado de Maastricht desató el asalto neoliberal. En los últimos tres años, la anti-Europa del BCE y el Deutsche Bank aprovechó la oportunidad de la crisis financiera de 2008 en EEUU para transformar la diversidad cultural del continente europeo (la cultura protestante, gótica y comunitaria, la cultura católica, barroca e individualista, la ortodoxia espiritualista e iconoclasta) en un factor de desintegración política de la Unión Europea; y sobre todo para plegar la resistencia del trabajo a la sumisión definitiva bajo la globalización capitalista. La reducción drástica de los salarios, la eliminación del límite de ocho horas de trabajo diario, la precariedad laboral juvenil, el aplazamiento de la jubilación para los ancianos y la privatización de los servicios. La población europea tiene que pagar la deuda acumulada por el sistema financiero, porque la deuda funciona como un arma apuntando a la espalda de los trabajadores.

Seguir leyendo »

#23F o la vulgaridad de lo extraordinario

La primera persona conocida que me encuentro en la calle, cerca del Congreso el 23F es una mujer que conozco por el trabajo. Hasta ahora sólo la había escuchado un discurso de ultra-La-Razón-a-saco, verdadera vehemencia “derecha/liberal”. Hacía un tiempo que no la veía. Estaba supersonriente en la plaza de Neptuno frente al Congreso, muy contenta, en la marea de mareas.

Señora con bandera 23F

Las dos siguientes personas que me saludan, en otro lugar del paseo del Prado, son otras dos enfermeras y auxiliares de enfermería del mismo palo, menos vehementes, pero nada sospechosas de sindicalismo, rojerío o perroflautismo.

Seguir leyendo »

Basilio Martín Patino: "Filmar el 15-M significó fotografiar la alegría"

Segunda de las entrevistas sobre cine y 15-M. La primera se la hicimos a Stéphane M. Grueso sobre su película “Excelente. Revulsivo. Importante”. Una visión muy personal del 15-M. En esta segunda, hablamos con el director español Basilio Martín Patino sobre Libre te quiero que muestra la experiencia de la acampada de Sol. Hice la entrevista con mi amigo Álvaro, amante y grandísimo conocedor tanto del cine de Patino como del 15-M. (La tercera entrevista sobre cine y 15-M se la hice al director francés Sylvain George en torno a su película Vers Madrid)

La obra de Patino ha sido siempre en buena medida una reflexión sobre la posibilidad de capturar la realidad, de recrearla, de revivirla, de la posibilidad misma de hacer cine. Realidad y memoria, recreación, espejo, juego con las imágenes de otros pasados, eso son Canciones para después de una guerra, Caudillo o Madrid. En Libre te quiero, Patino se encuentra en el 15-M de Sol, por fin, con la realidad desplegada ante sí, en presente, la misma que lleva persiguiendo y recreando durante toda una vida. Se encuentra de frente las caras, los cuerpos y la alegría en las calles de las gentes anónimas que son protagonistas de un momento, de un tono emocional que quizás conecte con un pasado del que su cine es memoria. Una realidad que la cámara de Patino acoge con mirada tan sabia como humilde, desde alguna esquina, desde abajo, desde el respeto más escrupuloso, sin intromisión, en silencio, fascinada ante toda la crudeza de la realidad viva y desnuda que se despliega delante de ella.

Seguir leyendo »

Parece que ha llegado la hora de decidir de que lado estás...

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en el aeropuerto de Madrid el 17 de febrero de 2013. / Gtres

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en el aeropuerto de Madrid el 17 de febrero de 2013. / Gtres

TweetDEsahucioCoruna

18 de febrero de 2013. / foto de Carmen Quintela

En un periodo de 24 horas hemos visto estos dos gestos que en principio son parecidos: dos personas levantando la mano para enseñar algo.

En el primero es todo muy 'presunto' y el segundo está lleno de certezas. En el primero, el Señor Luis Bárcenas volvía de (presuntamente) esquiar en Canadá. Sí, ese famoso Bárcenas que presuntamente chantajea al Partido Popular y para el que presuntamente trabaja. No tan presuntos son los 22 millones de euros que les han pillado en Suiza. O la caligrafía de los apuntes contables de los "pagos en B", que dicen tropecientos peritos que de presunto... regulín, pero bueno. El caso es que el Sr. Bárcenas llegó enfundado en su precioso jersey morado, vio a la molesta prensa, se hartó y estiró su deportivo brazo izquierdo, flexionándolo elegantemente, dejando la mano a la altura de su patilla a lo "Curro Jiménez", y ¡olé él! ahí que agració a los presentes con un dedito (nuncá comprendí eso de la peineta) al más puro estilo de nuestro querido expresidente José María Aznar. Yo, que soy un antisistema y todo eso, claro, pienso: "JOJOJO, que campeón el Bárcenas este: nos roba, nos miente, se va a esquiar en mitad del lío y ahora nos saca un dedo... JOJOJO" pero claro yo no soy objetivo el 15M me tiene sorbido el seso y tal.

Seguir leyendo »

"Hacer algo 'contra' no construye un comunismo positivo"

Propuesta de lectura de fin de semana: una entrevista larga y densa pero muy jugosa de la revista militante Le Sabot al filósofo francés Jacques Rancière, en la que podemos encontrar muchas pistas e imágenes para pensar (es decir, reimaginar) algunos problemas de las luchas actuales, diría que por lo menos tres:

-el problema de la articulación y la transmisión entre experiencias. 15-M, marea verde, marea blanca... ¿Qué es lo que puede transformar la energía de las luchas que se suceden en una capacidad colectiva? Es en parte la pregunta por la organización. Las respuestas clásicas piensan en términos de “frente”, “bloque”, “convergencia” o de la necesidad del partido como instancia unificadora. Rancière propone imágenes distintas: lugares de encuentro, relevos, extensión de capacidades, nombres capaces de nombrar lo que es común como dinámica de acción y esperanza de porvenir... La pregunta por la organización como “suma de las luchas” se reformula así más bien en: ¿cómo prolongar las resonancias de una experiencia o de una lucha? La organización pensada, no como coordinación, sino como "multiplicador" de las capacidades de cualquiera. Rancière desarrolla la misma idea en esta otra entrevista.

Seguir leyendo »