Alemania expulsa a dos diplomáticos rusos tras el asesinato de un georgiano en Berlín

La Fiscalía alemana investiga el presunto asesinato de un georgiano por orden de Moscú

Alemania ha declarado hoy persona non grata a dos diplomáticos rusos tras el asesinato en agosto de un ciudadano georgiano en Berlín, muerte que está siendo investigada por la Fiscalía alemana al sospechar que fue ordenado directamente por Moscú o la república norcaucásica rusa de Chechenia.

El Kremlin niega vínculos con el asesinato del georgiano en Berlín

El Kremlin niega vínculos con el asesinato del georgiano en Berlín

En virtud del artículo 9 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, "el Ministerio de Asuntos Exteriores declaró hoy y con carácter inmediato persona non grata a dos empleados de la embajada rusa en Berlín", ha informado la diplomacia alemana en un comunicado.

Con este paso, "el Gobierno reacciona al hecho de que las autoridades rusas, a pesar de repetidas solicitudes expresas y a alto nivel, no han contribuido de manera suficiente al esclarecimiento del asesinato el pasado 23 de agosto en el parque Tiergarten de Berlín", agrega.

En opinión del Gobierno alemán, "la colaboración seria y sin demora de las autoridades rusas sigue siendo imprescindible y aún más urgente en vista de que el fiscal federal asumió hoy la investigación con el argumento de que hay indicios reales suficientes" de que el asesinato fue encargado por las autoridades rusas o de la república autónoma de Chechenia como parte de la Federación Rusa.

Selimcham Changoschwili fue asesinado a tiros el pasado 23 de agosto en un parque de Berlín por el ciudadano ruso Vadim Sokolov, una identidad que, según ha revelado Der Spiegel este martes siguiendo las últimas averiguaciones de la justicia alemana, es falsa. En realidad, se trata de Vadim Krasikow, a quien se buscó por el asesinato de un hombre de negocios ruso en 2013.

Según varios medios, Changoschwili había combatido en la guerrilla chechena contra Rusia y tenía vínculos con la inteligencia georgiana. Tras sobrevivir en 2015 a un intento de asesinato anterior en la capital georgiana, Tbilisi, huyó a Ucrania, donde se cree que trabajó estrechamente con las autoridades en contra de los intereses rusos. Dos años después solicitó asilo en Alemania alegando que su vida estaba en peligro. Su solicitud inicial fue rechazada, pero apeló y el caso estaba sin resolver en el momento de su muerte.

El Kremlin ha negado cualquier vínculo del Estado ruso con el asesinato de un ciudadano georgiano de origen checheno tiroteado en agosto pasado en pleno centro de Berlín y ha calificado de "absolutamente infundadas" las acusaciones.

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2019 - 14:42 h

Descubre nuestras apps

stats