Claves de una toma de posesión histórica: sin Trump ni público, pero con miles de soldados y banderas

Biden participa en un acto de homenaje a las víctimas de la COVID-19

Washington está lista para la toma de posesión de Joe Biden este miércoles con la ceremonia que marca el traspaso pacífico de poder del presidente saliente al siguiente. Donald Trump ha decidido no ir, algo que no hacía un presidente al terminar su mandato desde 1869 con la excepción de Richard Nixon tras su dimisión.

No obstante, Biden estará rodeado de otras figuras políticas, como los expresidentes Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton; sus respectivas esposas Michelle Obama, Laura Bush y Hillary Clinton y el vicepresidente saliente, Mike Pence.

También habrá artistas. Lady Gaga será la encargada de cantar el himno nacional, la joven poeta Amanda Gorman recitará "The hill we climb" (La colina que subimos), mientras que Jennifer Lopez y Garth Brooks actuarán en el evento de toma de posesión, que empezará sobre las 11 hora local (las 17 hora peninsular).

Además, por la noche, el nuevo Gobierno emitirá, "Celebrating America", un programa televisivo de 90 minutos presentado por Tom Hanks, Eva Longoria y Kerry Washington, en el que actuarán desde lugares emblemáticos de todo el país Bruce Springsteen, Foo Fighters, John Legend, Jon Bon Jovi, Justin Timberlake, Demi Lovato, Ant Clemons y Lin-Manuel Miranda.

Este evento lleno de estrellas será el sustituto de los tradicionales bailes inaugurales, que se han suspendido por el riesgo para la salud por la pandemia. Otra de las medidas de seguridad es que en la toma de posesión solo habrá un número reducido de invitados –que tendrán que llevar mascarillas y respetar las distancias de seguridad–.

Las biblias

El demócrata se convertirá oficialmente en presidente a mediodía de este miércoles de Washington (18, hora peninsular), según dicta la Constitución. Como es tradición, el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, será el encargado del juramento del cargo a Biden. El político de 78 años prestará juramento con su mano sobre una Biblia familiar que sujetará su esposa, Jill Biden.

A Kamala Harris, que este miércoles se convertirá en la primera vicepresidenta de la historia del país, le tomará juramento la jueza Sonia Sotomayor, quien también hizo historia por convertirse en la primera latina del Tribunal Supremo.

La vicepresidenta electa prestará juramento en dos biblias, una que perteneció a una amiga cercana y otra que perteneció a Thurgood Marshall, el primer juez afroamericano del Tribunal Supremo del país y uno de los héroes de Harris.

Tras asumir el cargo, Biden dará su primer discurso presidencial, en el que se espera que hable de la unidad, ya que el tema del evento es: "America United" ('América unida'). El asalto al Capitolio el 6 de enero demostró que pese a que la Justicia ha indicado que no hubo fraude en las elecciones, hay una parte de la sociedad que creyó las falsas acusaciones de Trump sobre el fraude electoral.

Más tropas que nunca

Los ataques que sufrió Washington D.C. hace dos semanas también se reflejan en la seguridad. Son más de 25.000 los soldados de la Guardia Nacional encargados de la protección del evento. Además, se han levantado vallas metálicas para proteger el recinto del Capitolio y la Casa Blanca y se han cerrado numerosas calles de su alrededor.

El National Mall, la explanada frente al Capitolio donde suele estar el público, se ha cerrado por primera vez. En este icónico lugar ahora hay 191.500 banderas que representan a las personas que no pueden asistir a la inauguración.

La marcha de las mujeres

El día de la toma de posesión hace cuatro años, al tiempo que los seguidores del republicano festejaban el cambio de poder, hubo protestas durante el día de miles de personas. La jornada terminó con 200 arrestados, fachadas de tiendas dañadas y el incendio de una limusina.

Al día siguiente, se celebró la marcha de las mujeres, que consiguió el récord de asistencia de cualquier manifestación hasta entonces con centenares de miles de personas en todo el país.

Trump se convertirá en el cuarto presidente en no asistir a la toma de posesión de su sucesor, detrás de John Adams en 1801, John Quincy Adams en 1829 y Andrew Johnson de 1869. Nixon tampoco asistió a la toma de posesión de Gerald Ford en 1974, pero las circunstancias eran distintas: Nixon acababa de dimitir a favor de su vicepresidente.

Normalmente, el presidente saliente es despedido por el nuevo mandatario y luego toma un helicóptero desde el Capitolio hasta la base militar en las afueras de Washington, donde le espera el avión presidencial Air Force One.

Según los medios locales, Trump se irá antes de la ceremonia en el Air Force One a Palm Beach, Florida. Planea vivir en su club de golf en Mar-a-Lago.

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 22:34 h

Descubre nuestras apps

stats