ENTREVISTA

Jill Lepore: "Se equivocan quienes piensan que lo que Trump representa terminará cuando ya no sea presidente"

Jill Lepore, en Cambridge, Estados Unidos

Las clases que da en la Universidad de Harvard la historiadora Jill Lepore son una de las experiencias más vivas e intensas del campus. La disección de la democracia de Estados Unidos, la historia del Derecho y la investigación de las pequeñas historias dentro del arco político y social de varios siglos ayudan a comprender tanto los detalles de la vida y las ideas de 1700 como el estado actual del país.

Sean Trende: "Si Trump pierde en Florida es muy improbable que sea presidente. Si gana allí por más de tres puntos, es muy probable que lo sea"

Sean Trende: "Si Trump pierde en Florida es muy improbable que sea presidente. Si gana allí por más de tres puntos, es muy probable que lo sea"

Lepore da clases, publica libros con un ritmo admirable -nueve en los últimos 10 años- y es colaboradora permanente del New Yorker. Uno de sus secretos es que no tiene cuentas en redes sociales y dedica todo su tiempo laboral a enseñar, investigar y escribir. En 2018 publicó These Truths, un repaso de la democracia de Estados Unidos desde su fundación hasta la elección de Trump con el hilo conductor de las verdades, las mentiras y los mitos construidos a lo largo de la historia. 

Ahora acaba de publicar If Then, sobre la empresa de datos "que inventó el futuro". Una compañía llamada Simulmatics y fundada en 1959 empezó a venderles a los políticos y a los medios lo que llamaban "The People Machine" ("La máquina del pueblo"), para introducir datos sobre los votantes o consumidores y predecir su comportamiento. Se atribuyeron parte del mérito de la victoria de John F. Kennedy en 1960 y llegaron a abrir oficina en Saigón para asesorar sobre los pasos adecuados en la guerra de Vietnam. Para Lepore, es el precedente de las plataformas que hoy dominan nuestros datos y nuestras vidas. 

¿Por qué quería contar ahora la historia de Simulmatics?

Me topé con la historia en los archivos y me pareció relevante para lo que está pasando hoy. 

La empresa no acabó bien. ¿Puede ser un aviso a navegantes para la actualidad?

No creo que se pueda extraer una lección de la historia de esta empresa. Fracasó por todo tipo de razones que son bastante específicas de la década de los 60: no tenían suficientes datos para hacer el tipo de modelo que querían; el coste del tiempo de computación era entonces prohibitivamente alto. 

En el libro subraya en particular lo mal que se portaban estos hombres con sus parejas. ¿Por qué?

Históricamente, mucho de lo que se escribe sobre la innovación disruptiva tiene un tono celebratorio y triunfalista, alimentado por la utopía tecnológica. Mucho de ello es para autojustificarse. Yo escribo sobre este mundo desde fuera. Muchos de los supuestos que aceptamos sobre el mundo, sobre el comportamiento humano, me llaman la atención como profundamente misóginos. No tenía previsto estudiar a fondo los asuntos domésticos de estos hombres, pero no hacía más que encontrarme con evidencias de esto y pensé que era importante contarlo. 

Escribe sobre cómo periódicos y televisiones abrazaron la tecnología para predecir resultados y categorizar votantes (me encantó la historia de las luces que proyectaba el 'New York Times' hasta los años 50 para anunciar los resultados). Algunos expertos sugieren ahora que las predicciones electorales ayudaron a Trump en 2016. ¿La obsesión por las encuestas y las predicciones dañó el proceso democrático?

Es una pregunta muy interesante. Y a mí también me encantaron las luces del Times. Esta obsesión data de un pasado bastante distante. Lo que fue raro sobre 2016 es cuánta gente pareció creer en encuestas que se estaban convirtiendo en cada vez menos fiables, como escribí en 2015. 

¿Hasta qué punto cree que Trump es el resultado de esa era de automatización y polarización que describe en el libro?

Oh, creo que Trump es sobre todo el resultado del sufrimiento económico que pasa la gente que votó por él.

Más allá de si pierde o gana, ¿es Trump un accidente o un síntoma del estado del país?

Ésta es una gran, gran pregunta, pero creo que la respuesta es diferente si pierde. Si pierde, será visto como una aberración. Si gana, será visto como la nueva dirección en la que está ahora el país. 

¿Su presidencia es el principio o el final de un ciclo para la democracia de Estados Unidos?

La mayoría de lo que consideramos el "Trumpismo" en realidad precede a Trump. A él le encanta la atención, quiere que todo sea sobre él, pero, al final, no es así. Quienes creen que lo que Trump representa terminará cuando él ya no sea presidente simplemente se equivocan, por desgracia. 

¿Ya está trabajando en su nuevo libro?

Oh, no. Ahora estoy haciendo una pausa. Como historiadora, necesito encontrarle el sentido a estos últimos cuatro años, tal vez para un nuevo capítulo de mi libro These Truths. Pero, por lo demás, estoy sólo leyendo, leyendo y leyendo. 

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 22:13 h

Descubre nuestras apps

stats