La portada de mañana
Acceder
La tercera ola deja incidencias récord en una veintena de provincias
Los testigos desmontan en el juicio la versión de Cifuentes sobre su falso máster
Opinión - La libertad de expresión de los fascistas, por Rosa María Artal

VÍDEO | Los discursos de McCain y Bush padre cuando perdieron las elecciones que parecen de ficción en la era Trump

Los discursos del senador republicano John McCain y del expresidente George HW Bush cuando perdieron las elecciones presidenciales ante sus rivales demócratas –Barack Obama y Bill Clinton respectivamente– parecen algo imposible en la era de Donald Trump. El tono conciliador y la confianza en el sistema democrático del país chocan radicalmente con la actitud combativa del actual presidente, que este jueves ha afirmado sin pruebas que existe un fraude masivo y que no reconoce los resultados.

"El pueblo estadounidense ha hablado y lo ha hecho con claridad", afirmó McCain en 2008, que incluso pidió a sus seguidores que dejaran de abuchear cuando el republicano mencionó a Barack Obama en su discurso. "He tenido el honor de llamar al senador Barack Obama para felicitarle por ser elegido presidente del país que los dos amamos". "Su éxito merece mi respeto por su habilidad y perseverancia", añadió. McCain dijo admirar la forma en la que Obama consiguió movilizar a la gente que pensaba que no tenía nada en juego o ninguna influencia en el sistema político.

"Reconozco el significado especial de estas elecciones para los afroamericanos y el orgullo que deben sentir esta noche", afirmó el senador, fallecido en 2018. "EEUU hoy está a un mundo de la cruel intolerancia del pasado. No hay una mayor prueba de esto que la elección de un afroamericano a la presidencia de EEUU". McCain mencionó a la abuela de Obama, que acababa de fallecer, para recordar que había "ayudado a criar" a un "buen hombre". "Son tiempos difíciles para nuestro país y le prometo esta noche [a Obama] hacer todo lo que esté en mi poder para ayudarle en su liderazgo a través de los muchos desafíos a los que nos enfrentamos".

En 1992, tras la derrota del entonces presidente George HW Bush ante el demócrata Bill Clinton, el republicano afirmó: "El pueblo ha hablado y respetamos la majestuosidad del sistema democrático". "Acabo de llamar a Clinton para felicitarle y le deseo que le vaya bien en la Casa Blanca". "EEUU siempre debe ser lo primero y apoyaremos al nuevo presidente".

Ambos discursos contrastan con la actitud del presidente Trump, que el martes dio un discurso aprovechando la incertidumbre inicial del recuento para autoproclamarse ganador y denunciar sin pruebas un fraude electoral. "Esto es un fraude al pueblo estadounidense, es una vergüenza para nuestro país. Hemos ganado estas elecciones", señaló el presidente, que ha iniciado una ofensiva legal en múltiples estados para intentar paralizar el recuento.

"Si cuentas los votos legales, he ganado con facilidad", ha afirmado el presidente este jueves en un breve discurso desde la Casa Blanca. "Si cuentas los votos ilegales, pueden intentar robarnos las elecciones".

"Las elecciones presidenciales de 2020 presentan riesgos no vistos en la historia reciente", advirtió el think tank International Crisis Group en un informe reciente. "Es concebible que pueda estallar la violencia durante la votación o recuentos prolongados. Las autoridades deberían tomar precauciones extra y los medios y líderes extranjeros deberían evitar proyectar un ganador hasta que el resultado sea seguro".

"Los ingredientes para la agitación existen. El electorado está polarizado, ambas partes señalan como existencial lo que está en juego, actores violentos podrían perturbar el proceso y es posible una disputa prolongada sobre los resultados. La retórica a menudo incendiaria del presidente sugiere que es más probable que avive las tensiones en lugar de calmarlas", afirmó el think tank.

Etiquetas
Publicado el
6 de noviembre de 2020 - 00:02 h

Descubre nuestras apps

stats