Las fotos de políticos europeos sin camisa mientras se vacunan: “Es un poco autoindulgente”

El ministro de Asuntos Sociales y Sanidad francés, Olivier Verán, recibiendo la vacuna.

Lara Lema


8

Desde la llegada de la vacuna contra la COVID-19, tanto famosos como políticos han llenado las redes sociales de fotografías recibiendo la vacuna. Esto ha dado pie a un nuevo fenómeno pandémico: imágenes de políticos con el torso al descubierto y mirando a cámara mientras una enfermera les inocula el suero.

El fenómeno parece darse solo en Europa. Uno de los primeros en unirse fue el ministro de Asuntos Sociales y Sanidad francés, Olivier Véran, cuyo tuit con la imagen tuvo más de 20.000 “me gusta”. Recibió la primera dosis de AstraZeneca en febrero, días después de que llegaran las primeras remesas a Francia, rodeado de cámaras y fotógrafos. Su intención era infundir confianza en la vacuna, pero más bien acabó sirviendo de inspiración para memes.

“En esta última edición de Los políticos europeos se quitan la camisa para vacunarse, la tímida pose medio cubierta de Olivier Véran hace una clara referencia a La Libertad guiando al pueblo de Eugène Delacroix. Apto, sofisticado. 5 estrellas”, dijo Katy Lee, periodista de la agencia AFP. No es la única que hizo referencia al famoso cuadro.

“Cómo empezó / Cómo está ahora. Edición del ministro francés de Sanidad”.

“Los franceses”, dice un comentario en Twitter, “incluso cuando solo están siendo inmunizados posan naturalmente como si fueran héroes en un cuadro de Jacques-Louis David”.

El militar y miembro del Parlamento del Reino Unido Johnny Mercer tiró de ironía para justificar su foto. “Lo probamos con la camisa puesta, pero simplemente no podía cubrir mis músculos con las mangas”, dijo Mercer. “Pensé que era un poco autoindulgente publicar eso en público. Sabes que soy tímido.”

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, fue uno de los primeros en recibir la primera dosis de Pfizer, solo seis días después de que fuera aprobada por la Agencia Europea del Medicamento. El primer ministro justificó que tanto él como otros altos funcionarios fueran los primeros en vacunarse, junto con los sanitarios, para así “enviar el ejemplo de que la vacuna es segura y eficaz”. Sin embargo, obtuvo una respuesta negativa por parte de la oposición y sindicatos de sanitarios.

Cuando Mitsotakis fue a recibir su segunda dosis en enero optó por no llevar un polo de manga corta, como en la ocasión anterior, y en su lugar prefirió dejarse fotografiar con el torso al descubierto. Entonces se habló poco de si era correcto o no que fuera de los primeros en estar completamente inmunizado.

“El primer ministro griego haciendo lo que haga falta para venderle la vacuna a su población”, dijo el analista político Ramy Yaacoub.

En España tampoco nos hemos quedado atrás. Hace solo unos días el portavoz nacional del Partido Popular y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, recibía la primera dosis de la Pzifer y nos dejaba una imagen parecida a la de sus colegas europeos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en cambio, optó por un polo de manga fácil de arremangar para recibir la primera dosis de la vacuna este viernes en Madrid.

Durante estos meses de vacunación, ninguna política se ha visto en la necesidad de quitarse la camisa para recibir la vacuna. Ellas suelen ir preparadas para la ocasión con una prenda de manga corta o que permita subir las mangas fácil y rápidamente, como indican las recomendaciones para agilizar el proceso.

Sin duda la más previsora fue Dolly Parton. La cantante estadounidense, que donó dinero para el desarrollo de la vacuna de Moderna, escogió una prenda con dos agujeros en la parte superior para que el doctor inyectara ahí la vacuna. Fácil y rápido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats