Francia impone una PCR negativa a los europeos que viajen al país y llama a teletrabajar para evitar un confinamiento total

El primer ministro de Francia, Jean Castex

El primer ministro francés, Jean Castex, ha anunciado este viernes el cierre de las fronteras del país para viajes con destino u origen fuera de la Unión Europea, tras la reunión del consejo de defensa sanitario en el Elíseo. Castex ha explicado que a los viajeros intracomunitarios se les impondrá una PCR negativa y ha llamado a teletrabajar para evitar un nuevo confinamiento total, que no ha descartado de cara a los próximos días. "Nuestro deber es hacer todo lo posible para evitar un nuevo confinamiento, y los próximos días van a ser clave", ha afirmado.

Además de el refuerzo de controles fronterizos, debido a la preocupación de las nuevas variantes del virus detectadas en otros países, el primer ministro francés ha anunciado el cierre de los centros comerciales no alimenticios y ha pedido el refuerzo del teletrabajo en las empresas en las que sea posible, así como en las administraciones públicas. "Tenemos que hacer lo posible por cumplir estes normas y las que hemos venido siguiendo hasta ahora", ha pedido Castex, que ha hecho referencia al uso de las mascarillas, de los test en caso síntomas y del confinamiento en caso positivo.

El objetivo del endurecimiento de las restricciones es frenar la pandemia de COVID-19, que continúa azotando el país galo, a pesar de no reportar cifras peores a las de sus vecinos. Varios miembros del Gobierno han reconocido que el toque de queda nocturno, que se adelantó a las 18.00 horas en todo el país desde el 16 de enero, no ha sido suficiente para contener el crecimiento de casos del virus. Castex ha asegurado que habrá un refuerzo de la gendarmería para controlar que se cumplan las normas.

El Ejecutivo lleva toda esta semana consultando a expertos y representantes políticos el endurecimiento de las restricciones que ha anunciado este viernes.

Francia ha superado oficialmente este viernes el listón de los 75.000 muertos por coronavirus, al notificar 820 fallecidos más, 355 que se han producido en el último día en los hospitales y a 465 en residencias durante varias jornadas, ya que estos últimos solo se actualizan en las estadísticas dos veces a la semana, los martes y los viernes. Además, en las últimas 24 horas ha habido 22.858 contagios, menos de los 23.770 de la víspera, pero en línea con el nivel de los últimos días. Desde el inicio de los registros hace once meses se han contabilizado 3.153.487 casos en Francia.

La situación en los hospitales, siguiendo la tendencia de las últimas semanas, es cada vez peor, ya que el número de enfermos con COVID va en aumento. Hoy se han sumado 142 nuevos ingresos a los 27.308 ingresados. Este viernes hay 3.130 personas en las unidades de cuidados intensivos, 19 más que ayer.

Etiquetas
Publicado el
29 de enero de 2021 - 20:45 h

Descubre nuestras apps

stats