Hallan dos cuerpos en la zona de la Amazonia brasileña donde desaparecieron un periodista y un activista

Familiares y allegados de Dom Philips y de Bruno Araújo participan en un acto de protesta por sus desapariciones en Río de Janeiro (Brasil).  EFE/ Antonio Lacerda

Efe / elDiario.es


0

Dos cuerpos fueron encontrados este lunes en la región de la Amazonia donde desaparecieron hace una semana el periodista británico Dom Phillips, de 57 años, y el indigenista brasileño Bruno Pereira, de 41, según ha afirmado a un medio local la esposa del corresponsal. El diario The Guardian señala que fuentes diplomáticas brasileñas han contactado con la familia de Phillips para transmitirles la noticia.

“La evidencia sugiere que hicieron alguna maldad contra ellos porque ya se encontraron vísceras humanas flotando en el río, que están en Brasilia para realizar una prueba de ADN”, dijo este lunes el presidente Jair Bolsonaro a CBN Recife. “Por el tiempo que pasó, ya vamos ocho días pasando al noveno, será muy difícil encontrarlos con vida. Le pido a Dios que esto suceda”.

Los cuerpos, en un estado avanzado de descomposición, podrían ser enviados a Manaos y Brasilia para pasar por un examen forense que confirme la identificación de las víctimas, si bien la Policía no ha confirmado todavía la información.

Phillips, colaborador del diario The Guardian, y Pereira Araújo desaparecieron el domingo 5 de junio en el Valle do Javari, una remota y selvática región en la Amazonia brasileña próxima a las fronteras con Perú y Colombia, donde realizaban una investigación sobre amenazas contra los indígenas.

El viernes, la Policía Federal anunció que encontró lo que podrían ser rastros de material genético humano en la región del río Itaquaí, último lugar donde ambos fueron vistos. Este domingo, el cuerpo de bomberos encontraron una mochila con objetos personales en el área de búsqueda de personas desaparecidas.

Según el comité, integrado también por las Policías Civil y Militarizada, el Cuerpo de Bomberos del estado de Amazonas, la Secretaría de Seguridad Pública regional, el Ejército y la Marina, se encontró además de la mochila –que pertenecería a Phillips y que también contenía libros y algunas prendas de vestir– un carné de salud a nombre de Araújo y otras pertenencias del indigenista.

La mochila, que está en manos de la policía, estaba amarrada a un árbol dentro de una zona a la orilla del río, cuyo nivel creció en los últimos días por las lluvias, y en un sitio cercano a la casa de Amarildo da Costa de Oliveira, más conocido como “Pelado”. Hasta el momento, “Pelado” es el único sospechoso por las desapariciones y fue detenido el viernes después de que las autoridades encontraran restos de sangre en una de sus embarcaciones. Su barco fue avistado detrás del que llevaba al periodista y al indigenista.

Tras una semana de búsquedas y pocos resultados, organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales como la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA han levantado la voz para instar al Gobierno de Jair Bolsonaro a “redoblar” sus esfuerzos para encontrarlos.

El Valle do Javarí, la segunda reserva indígena más grande de Brasil, es conocida por ser un escenario de conflictos donde predominan el narcotráfico, el robo de madera y la minería ilegal. La pista de Phillips y Pereira Araújo, que ya había denunciado amenazas contra su vida por el activismo que ejerce en la región, se perdió el 5 de junio cuando se desplazaban desde la comunidad de Sao Rafael hasta la ciudad de Atalaia do Norte, en el estado de Amazonas, adonde deberían de haber llegado en esa mañana.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats