Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Rusia y China vetan la primera propuesta de EEUU de un “alto el fuego inmediato” en Gaza

La embajadora de EEUU en la ONU, Linda Thomas-Greenfield, habla en el Consejo de Seguridad.

Antònia Crespí Ferrer

Washington —

7

Después de haber votado en contra de tres resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que pedían un cese de las hostilidades en Gaza , finalmente Estados Unidos ha presentado su propio texto llamando por primera vez a “un alto el fuego inmediato y sostenido”, pero se ha enfrentado al veto de Rusia y China. Otros doce países votaron a favor y uno se abstuvo en la votación celebrada a primera hora del viernes en Nueva York.

El párrafo clave de la resolución estadounidense aboga por “un alto el fuego inmediato y sostenido para proteger a los civiles de todas las partes, permitir la entrega de ayuda humanitaria esencial y aliviar el sufrimiento humano”, al mismo tiempo que “apoya de forma inequívoca los esfuerzos diplomáticos internacionales en curso para garantizar ese alto el fuego en conexión con la liberación de todos los rehenes que quedan” en Gaza.

Han tenido que pasar cinco meses y medio de conflicto en la Franja, donde han muerto al menos 32.000 personas (incluidos 14.000 niños), para que se diera un cambio significativo en la postura de Estados Unidos. A pesar de haber mantenido la condición de que todos los rehenes sean liberados, el alto el fuego sería previo a esa liberación. La embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, ha defendido la necesidad de aprobar su propuesta como la manera de “poner presión sobre Hamás para aceptar el acuerdo” y liberar a los rehenes.

Israel calcula que unas 130 personas siguen en manos de los milicianos islamistas, aunque varios habrían fallecido en los pasados meses, desde su secuestro el 7 de octubre.

Precisamente, el texto empieza condenando los ataques liderados por Hamás de ese día, en los que unas 1.200 personas perdieron la vida, la mayor parte civiles, y más de 200 fueron secuestradas. También insta a “aprovechar la ventada de oportunidad creada por cualquier alto el fuego para intensificar los esfuerzos diplomáticos para crear las condiciones de ceses de hostilidades sostenido y una paz duradera”. 

EEUU ha tenido que presentar seis versiones diferentes de la resolución, durante más de un mes, hasta llegar a un texto que pudiera no ser vetado por Rusia o China, pero los dos miembros del Consejo de Seguridad rivales de Washington y con derecho a veto lo han ejercido.

China ha justificado su veto porque la resolución “no da respuesta real a la necesidad de un alto el fuego inmediato”. “El borrador americano pone precondiciones para un alto el fuego, que no es tan diferente a dar luz verde a seguir con el conflicto”, ha argumentado el representante chino, Ma Zhaoxu.

Por su parte, el representante ruso, Vasily Alekseyevich Nebenzya, antes de la votación, ha acusado a EEUU de utilizar una “retórica vacía”. Según Rusia, el borrador “contiene una luz vede para que Israel lleve a cabo una operación militar en Rafah”, donde se hacina más de un millón de desplazados gazatíes.

Más presión sobre EEUU e Israel

Uno de los motivos por los que se ha acelerado la votación en el Consejo de Seguridad es la publicación el pasado lunes de un informe de la ONU que alertaba de que la hambruna en Gaza era “inminente” , sobre todo en el norte de la Franja, donde el acceso de la ayuda humanitaria es muy limitado. El texto refleja “la profunda preocupación sobre la amenaza de una hambruna y epidemias provocadas por el conflicto a la que hace frente la población civil en Gaza, así como el número de personas desnutridas”.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha llegado este viernes a Israel en una escala improvisada de su sexta gira por Oriente Medio desde que comenzó la guerra en Gaza, después de haber estado en Arabia Saudí y Egipto, coincidiendo con la votación en Nueva York y con un momento especialmente tenso entre Washington y Tel Aviv.

Pero el malestar respecto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya va más allá de la Casa Blanca. En los salones del Capitolio también se han podido escuchar discursos muy duros contra 'Bibi'. El líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, acusó a Netanyahu de estar “perdiéndose por permitir que su supervivencia política se anteponga a lo que es mejor para Israel”. Las palabras de este alto cargo de origen judío no sentaron nada bien a Netanyahu, aunque fueron respaldadas por el propio presidente Joe Biden.  

Donde mayor apoyo ha tenido Israel siempre ha sido precisamente en las cámaras Alta y Baja. A Netanyahu no le interesa que esto cambie porque necesita que el Congreso siga aprobando los envíos de dinero y armas a Israel. Es por ello que la semana que viene está previsto que una delegación del Gobierno israelí viaje a Washington.

No hay que olvidar que, en pleno año electoral, las críticas internas a Biden por su apoyo incondicional a Israel hasta hace poco también han influido en el cambio de postura de su Gobierno.

Etiquetas
stats