La salud de Trump mejora tras sufrir bajadas de oxígeno y una "fiebre alta"

Fotografía cedida por la Casa Blanca que muestra al presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, mientras trabaja en la suite presidencial del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, hoy en Bethesda, Maryland (EE. UU.).

El equipo médico que trata al presidente estadounidense Donald Trump, que fue trasladado al centro médico militar Walter Reed tras ser diagnosticado con COVID-19, volvió a comparecer ante medios este domingo para actualizar el estado oficial del mandatario. Según los sanitarios, el político podría recibir el alta este lunes si sus síntomas siguen mejorando y se mantiene activo, con una saturación de oxígeno en sangre adecuada y sin fiebre, indicó Brian Garibaldi, uno de los miembros del equipo médico del hospital militar en el que se encuentra.

"Está evolucionando muy bien y si continúa así volveremos a la Casa Blanca", añadió el médico personal del presidente, Sean Conley, quien confirmó que el mandatario fue conectado a oxígeno suplementario el viernes por la mañana al experimentar una caída de los niveles en sangre, una caída que se repitió con menor gravedad el sábado. No obstante, no dejaron claro si tuvieron que suministrarle oxígeno por segunda vez.

Los médicos también dijeron que Trump tuvo "fiebre alta" el viernes y que se la estado suministrando dexametasona, que según la OMS no está recomendado para prevenir la COVID-19 ni los síntomas leves que ocasionas. "Este fármaco resulta muy promisorio para tratar a pacientes graves y críticos, pero no se observó que resultara beneficioso para los enfermos que presentan síntomas leves, es decir, para los que no requieren oxigenoterapia", señalan desde la institución de la ONU.

La última aparición del presidente fue en un vídeo publicado en su perfil de Twitter donde enviaba un mensaje a sus seguidores: "Cuando vine aquí, no me encontraba muy bien", expresa el presidente, "me encuentro mucho mejor ahora. Estamos trabajando duro para volver del todo. Tengo que volver porque todavía tenemos que hacer Estados Unidos grande de nuevo", dice. "Vamos a ganar a este coronavirus o como lo quieran llamar". En el mensaje, Trump expresa que no podía "quedarse encerrado" en la Casa Blanca: "Sin salir, sin poder ir siquiera al Despacho Oval", señala. Por tanto, habrá que esperar a su evolución durante las próximas horas para comprobar si Trump puede volver definitivamente a la Casa Blanca.

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2020 - 18:40 h

Descubre nuestras apps

stats