The Guardian en español

McDonald's intentó apuntarse al Día de la Mujer y la gente le recordó su papel en la precariedad

Fotografía cedida por McDonald's que muestra su señal de neón volteada, el 8 de marzo en Chicago.

Nadia Khomami / Jessica Glenza

McDonald's dio la vuelta a sus arcos dorados para convertir su famosa M en una W "para conmemorar a las mujeres en todo el mundo, por primera vez en la historia de la marca". Muchos han criticado la iniciativa y le han respondido al gigante de la comida rápida: "Inténtalo de nuevo".

La lucha por un salario justo en McDonald's se hace internacional

La lucha por un salario justo en McDonald's se hace internacional

Para celebrar el Día Internacional de la Mujer, McDonald's hizo el cambio en su logo en Twitter, Instagram y otros canales digitales. También suministró a 100 restaurantes en EEUU uniformes con la marca de esta manera. Una franquicia de California llegó a instalar una nueva señal con la M al revés.

La directora de Diversidad Global de McDonald's, Wendy Lewis, dijo en un comunicado a Business Insider que la maniobra era "en honor a los logros extraordinarios de las mujeres en todos los lugares, y especialmente en sus restaurantes".

Pero su promesa de que la compañía estaba "comprometida con su éxito" fue puesta en duda por los usuarios de las redes sociales que reclamaron a McDonald's que paguen a sus empleados un salario digno.

Como respuesta a la campaña, el grupo británico de izquierdas Momentum publicó un vídeo que subraya que los bajos salarios de McDonald's y sus contratos de cero horas se traducen en que muchas mujeres trabajadoras se enfrentan a la pobreza y a la mendicidad. Los vídeos, producidos en colaboración con Bakers' Union, apoyan la huelga de los trabajadores de McDonald's.

"Este McFeminismo vacío no tiene nada que ver con la liberación de las mujeres sino con el intento de la compañía de limpiar su imagen", asegura Laura Parker, coordinadora nacional de Momentum. "Si de verdad les preocupasen las mujeres, pagarían a sus trabajadoras un salario digno y dejarían de forzarles a firmar contratos de cero horas" (contratos en que la empresa no está obligada a dar al trabajador unas horas mínimas de trabajo a la semana).

"Es completamente inaceptable que los contratos de cero horas que se hacen en McDonald's hayan dejado a mujeres trabajadoras sin suficiente dinero para alimentar a sus hijos. Algunas incluso se han quedado sin hogar".

KFC Malasia también intentó señalar el día cambiando su imagen del Coronel Sanders por la de Claudia Sanders, la segunda esposa del fundador.

Un representante de la agencia de marketing de KFC, Stanley Clement de IPG Mediabrands' Society y Universal McCann, explicó el origen del cambio: "El equipo estaba buscando formas de apoyar este día y descubrió la historia de Claudia Sanders, la mujer del Coronel Sanders".

Sin embargo, es posible que se hayan perdido parte de la historia. En una biografía de su padre, la hija del Coronel Sanders, Margaret Sanders, cuenta que su padre contrató en un principio a Claudia para que ayudase a su madre, su primera esposa, con las tareas del hogar, según Buzzfeed.

"Desde el principio, era evidente que su presencia generaría una crisis", escribió su hija Margaret. "No era ni promiscua ni vulgar, sin embargo mi padre tenía una libido que requería una pareja sana y dispuesta. Y la encontró en la joven Claudia". Claudia se convirtió en la segunda esposa de Sanders en 1949.

Traducida Cristina Armunia Berges

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2018 - 13:49 h

Descubre nuestras apps

stats