Ayuso intenta blindarse con una ley frente a los anuncios del Gobierno sobre la armonización fiscal

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La batalla por la baja fiscalidad iniciada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, siguiendo el camino de sus predecesores en el cargo ha llevado al Gobierno regional a dar este miércoles luz verde al proyecto de ley sobre Autonomía financiera con el que pretende “blindarse” ante los anuncios del Ejecutivo central de buscar una “armonización fiscal” entre regiones.

“El objetivo es proteger los derechos reconocidos en esta materia a la región a través de la Constitución española (artículo 156) y su Estatuto de Autonomía (artículo 51)”, ha informado el Ejecutivo madrileño en un comunicado. De este modo, defiende, la Comunidad de Madrid se dota de un nuevo instrumento jurídico que le permitirá “salvaguardar sus competencias en materia tributaria y hacer frente a una denominada armonización fiscal”.

“Esta iniciativa del Gobierno de la nación sólo busca subir los impuestos a los madrileños y mermar la libertad de la región para gestionar su economía”, defienden desde el Gobierno regional. El Proyecto de Ley de Defensa de la Autonomía Financiera y Fiscal inicia así su tramitación legislativa para su aprobación definitiva en la Asamblea de Madrid.

La presidenta madrileña ya anunció la medida este martes. Ayuso aseguró que “ningún país prospera atentando directamente contra su capital. Este ataque solo ocurre en España”. “Nosotros no vamos a subir los impuestos ni vamos a permitir que nadie los suba por la puerta de atrás, porque es lo que los madrileños han votado”, añadió y felicitó a Esperanza Aguirre, imputada en el caso Púnica, por ser la “impulsora de este modelo liberal”. “La fórmula del indudable éxito económico y fiscal en Madrid es muy sencilla: cada vez más personas pagando menos impuestos”, añadió.

La última rebaja de impuestos aprobada por el Gobierno regional para este ejercicio reduce medio punto el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El impacto de esta norma beneficiará a las rentas más altas. Quien más gana, más ahorrará. Quien menos, notará muy levemente la medida. La bajada impositiva se producía pese a que la Comunidad de Madrid ya tenía a día de hoy el tramo autonómico del IRPF más bajo de España (junto a Canarias, que aplica la excepción insular, del 9%). La última rebaja fiscal se produjo en 2018, también año preelectoral, cuando el Gobierno regional con Cristina Cifuentes al frente aprobó una reducción del 9,5% al 9%.

El Gobierno regional también perdona cada año a las grandes fortunas más de 1.000 millones de euros en el impuesto sobre el Patrimonio, al que se suma el impuesto de sucesiones y donaciones bonificado al 99% entre padres e hijos y cónyuges. Para los próximos meses, el Ejecutivo prepara una nueva rebaja en este último tributo entre hermanos y tíos y sobrinos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats