La concejala de Deportes de Madrid llama "parásitos" a los miembros de La Ingobernable: "Se os acaba el chollo"

Fachada del edificio de La Ingobernable

Europa Press

Madrid —

La concejala delegada de Deportes en el Ayuntamiento de Madrid, Sofía Miranda, ha calificado de "parásitos" a los miembros de La Ingobernable, a quienes ha recriminado que vivan "a costa de los impuestos de todos los madrileños", y les ha advertido de que se les "acaba el chollo".

Así se ha pronunciado Miranda a través de su cuenta de Twitter después de que La Ingobernable hiciera un llamamiento a los movimientos sociales a defender el edificio público el próximo 2 de septiembre, fecha en la que está previsto el desalojo, y han insistido en que no les pueden echar del inmueble.

En la última rueda de prensa de la Junta de Gobierno antes de las vacaciones estivales, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, se dirigió a La Ingobernable para decirles que es "mejor evitar enfrentamientos innecesarios" porque el Consistorio los desalojará del inmueble que okupan en la calle Gobernador 39, en principio la primera semana de septiembre, actuando "dentro de la ley pero con toda la fuerza que da la ley".

Martínez-Almeida pidió que abandonaran las "actitudes chulescas y arrogantes" y aseveró que "llevan dos años viviendo del erario público, que no les van a dar un inmueble".

José Luis Martínez-Almeida mantiene la cruzada, iniciada cuando era el líder de la oposición municipal, contra La Ingobernable, un centro social autogestionado situado entre Atocha y la plaza de Neptuno. Al edil le han bastado poco más de 60 días desde las elecciones para que su equipo anuncie que el 2 de septiembre tienen previsto que este espacio deje de estar ocupado.

Los miembros de La Ingobernable calificaron estas afirmaciones de "violentas" así como indicaron que se trató de "una amenaza" al decir que iban a actuar "con toda la fuerza de la ley", ante lo que mantienen que reivindicarán el centro "con diálogo y no con violencia".

La Ingobernable es "un espacio abierto para toda la población de Madrid que quiera participar en las actividades que se plantean, que van desde actividades culturales al activismo político", reseñan desde la Asamblea que autogestiona el edificio. Este edificio sirve como punto de encuentro de colectivos sociales y oferta de actividades lúdicas. "Por aquí pasa gente que viene a bailar tango, a un taller de relatos o yoga. Gente que debido a la situación de precariedad, no se lo podría permitir", apuntan.

El Ayuntamiento pretende reconvertir en edificio para ofrecer dotaciones en Madrid que aun no han especificado. "Con todas las actividades que se están desarrollando aquí, hacer algo parecido le saldría al Ayuntamiento de Madrid muchísimo más caro que dejar que siga como está", explican desde el centro, para posteriormente recordar que este edificio "ha estado muerto de la risa durante cinco años. "¿Antes de la ocupación no se les ha ocurrido que tenían que hacer algo con ello?", señalan.

"[Martínez-Almeida] viene aquí porque es un espacio de 3.000 metros cuadrados en la milla de oro de Madrid, al lado del Reina Sofía y del Prado, y entiende que este espacio no puede ser gestionado por la ciudadanía de Madrid. Entiende que tiene que ser un espacio en el que haya una serie de procesos especulativos", apunta Pablo, miembro del grupo de comunicación del centro social, que destaca que el anuncio del desalojo se haya producido a la vez que se ha aprobado un "pelotazo urbanístico", como "la Operación Chamartín".

Desde La Ingobernable por ahora solo avanzan que van a defender el espacio "llenándolo de vida". "Haciendo entender a la ciudadanía que es imprescindible. Por aquí pasan a la semana 1.000 personas", finalizan.

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2019 - 12:21 h

Descubre nuestras apps