Alumnos reubicados en la biblioteca o el laboratorio: los institutos de Vicálvaro están saturados

Concentración a las puertas del instituto.

Los institutos públicos del distrito madrileño de Vicálvaro están saturados. Padres, madres y estudiantes denuncian que la falta de plazas ha forzado que en el IES Villablanca, uno de los tres centros de secundaria públicos de Vicálvaro, se tengan que impartir clases en los laboratorios, en la biblioteca e incluso en el huerto. Además, exigen que finalicen las obras de ampliación que la Comunidad de Madrid aprobó a comienzos de 2019 con la promesa de que estarían terminadas para septiembre de ese mismo año.

El PP lleva la polémica del veto parental a Madrid con más controles a los centros ante la "perplejidad" de los profesores

El PP lleva la polémica del veto parental a Madrid con más controles a los centros ante la "perplejidad" de los profesores

Según datos del AMPA –Asociación de Madres y Padres de Alumnos–, el curso pasado terminaron la educación primaria un total de 600 alumnos. Sin embargo, entre los tres institutos del distrito, apenas se llegaron a ofertar 540 plazas. La Comunidad ya había prometido hacía doce años la construcción de un nuevo instituto en el distrito de la ciudad de Madrid que mayor población joven tiene. Sin embargo, en febrero de 2019 hubo un cambio de planes y se aprobó la ampliación del IES Villablanca.

La adjudicación del contrato indicaba que las obras deberían haber terminado para el inicio del curso 2019-2020. Sin embargo, llegada la fecha, los deberes seguían sin terminarse. Así que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid amplió el plazo a diciembre y, más tarde, a febrero, explican las asociaciones de padres y madres de Vicálvaro. Llegada la fecha límite, la ampliación sigue inacabada, lo que sumado a la sobresaturación supone que 120 alumnos dan clases en condiciones precarias.

"Los alumnos de cuarto y primero de bachillerato se juegan más cosas y están enfadados. El centro ha hecho todo lo humanamente posible para que los alumnos estén bien pero el laboratorio está inutilizado y no se pueden dar las clases como corresponde, y lo mismo con la biblioteca", explica Olga Grávalos, presidenta del AMPA del Instituto Villablanca, que añade que este esfuerzo se hizo "para salir del paso, pensando que la obra era algo eventual". Sin embargo, "vamos tarde", sentencia.

280 nuevas plazas

Las obras sumarán 280 nuevas plazas a las 800 con las que ya cuenta el IES Villablanca. Con un presupuesto de 1,9 millones de euros, la ampliación del centro consiste en la construcción de ocho nuevas aulas de Bachillerato, cuatro de pequeño grupo y tres aulas específicas.

Lo que más preocupa a las asociaciones de padres y madres es que la ampliación no termine antes de septiembre, cuando 612 niños terminarán la educación primaria y accederán a uno de los tres institutos públicos del distrito: Villablanca, Joaquín Rodrigo y Valdebernardo. Aunque todavía no se puede saber a ciencia cierta cuántos alumnos tratarán de entrar en el IES Villablanca, que tras las obras de ampliación sería el de mayor capacidad, si las adscripciones se mantienen en cifras similares al año pasado rondarán las 250.

Desde la Consejería de Educación aseguran que las nuevas instalaciones estarán terminadas para el inicio del curso que viene y afirman, además, que "en este momento hay plazas de secundaria suficientes en el distrito". Apuntan, no obstante, que la fecha de finalización de las obras de ampliación siempre fue febrero de 2020 y no septiembre de 2019 y justifican este retraso a causas ajenas a la institución. En el contrato aparece que la adjudicación se hizo a principios de marzo, y establecía un plazo de siete meses para su ejecución.

La presidenta del AMPA del IES Villablanca establece como prioridad la finalización de las obras, aunque señala que la saturación de los centros educativos públicos afecta a todo el distrito. "No solo este instituto está masificado, lo están todos", indica Grávalos. Inma Lastras, de la Plataforma por la Escuela Pública de Vicálvaro, coincide en el diagnóstico: "El problema no es este año porque se ha hecho la ampliación, el problema son los siguientes. No han tenido la previsión, no entiendo cómo han podido hacer solo ocho aulas".

El distrito con mayor porcentaje de menores

Vicálvaro es el distrito más joven de Madrid, con el mayor porcentaje de menores de edad y de hogares con parejas con hijos, según el estudio más reciente del Ayuntamiento. Por eso, las organizaciones locales critican la "alta de planificación" de las instituciones, y advierten de que la situación se irá agravando durante los próximos cuatro años, cuando irán terminando la primaria los estudiantes de los seis colegios públicos de Vicálvaro, con un número de clases muy superiores a años anteriores.

Otra de las soluciones que propone la Comunidad de Madrid es la construcción de un centro educativo en el barrio del Cañaveral. Sin embargo, desde la Plataforma por la Escuela Pública de Vicálvaro señalan que va a ser concertado. "La incertidumbre e inseguridad ante la falta de plazas hace que los padres terminan llevándolos a coles concertados", señala Lastras.

Lastras tiene dos niñas pequeñas a las que todavía les faltan varios años para llegar al instituto. Aunque considera necesario un centro indica que deben construirse en todos los barrios para evitar que la masificación haga que los niños tengan que moverse a otros distritos: "Imagínate que con 11 años tengan que coger el transporte público al otro lado de la ciudad, como madre me da miedo pensar que mis hijas van a tener que ir solas".

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2020 - 20:59 h

Descubre nuestras apps

stats