De Colón a Chueca para poner a prueba la accesibilidad de los espacios públicos

El candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha realizado hoy un recorrido en silla de ruedas para poner a prueba la accesibilidad de las calles y espacios públicos de la ciudad y sensibilizar a los madrileños de las barreras a las que cada día tienen que enfrentarse las personas con problemas de movilidad. La comitiva, en la que también participaron Miguel Ángel García Oca, presidente de ASPAYM Madrid; Mayte Gallego, vicepresidenta de ASPAYM Madrid y presidenta de CERMI Madrid; Esther Peris, tesorera de ASPAYM Madrid, y Gustavo Díaz, socio de ASPAYM Madrid, partió del Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa (situado en la Plaza de Colón) y finalizó en el Mercado de San Antón.

Según García Oca, en Madrid «continúan existiendo serias dificultades en materia de accesibilidad en Madrid» y ve muy necesario «que se garantice con determinación el apoyo a las personas con lesión medular y gran discapacidad física» para que puedan desarrollar plenamente todas sus «habilidades y talentos, desde la igualdad de oportunidades».

Un buen ejemplo de la falta de concienciación sobre la accesibilidad universal se encuentra en la remodelación del Eje Prado-Recoletos, que deja una vez más fuera las necesidades de las personas con movilidad reducida. «Cada vez que se planifica una obra en la ciudad no se tienen en cuenta otras cosas muy importantes», apuntó García Oca, como «cuando se han hecho transformaciones en el barrio de Chueca, donde no se han tenido en cuenta el ancho de las aceras o los bordillos. No son accesibles», tal y como pudieron comprobar Carmona y los periodistas a lo largo del recorrido.

Una accesibilidad que va más allá de las personas con discapacidad, porque es aplicable a todos los ciudadanos «por ejemplo para padres y madres con gemelos o mellizos, para personas mayores o personas con movilidad temporal reducida», que también lo tienen igual de complicado para poder moverse con facilidad, apuntó el presidente de ASPAYM Madrid.

Para Carmona ha sido una experiencia realmente enriquecedora. «Desplazarme unas horas en silla de ruedas no es comparable con la problemática cotidiana de este colectivo, por supuesto, pero les garantizo que es una situación que marca, que te ayuda a entender mucho mejor las justas demandas de este colectivo», concluyó, y se comprometió a incorporar en su programa electoral las propuestas de ASPAYM Madrid y CERMI.

Los "puntos negros" de la accesibilidad

El recorrido sugerido es tan sólo una pequeña muestra de los numerosos "puntos negros" para la movilidad de personas en silla de ruedas y con otros problemas de movilidad. Estos son algunos de los espacios públicos menos accesibles más denunciados por ASPAYM Madrid y CERMI:

  • Estación de Cercanías de Recoletos. No cuenta con ascensor para llegar de la calle a las vías y viceversa, a pesar de que ha sido recientemente reformada.
  • Ascensor del intercambiador de Moncloa. No se puede hacer uso de los únicos ascensores existentes (situados en el intercambiador) para acceder a la estación de Metro de Moncloa a partir de las 23:00 horas, aunque Metro de Madrid presta su servicio hasta las 02:00 horas de la madrugada.
  • Aseos para PMR en hospital y Gregorio Marañón, 12 de Octubre y Ramón Cajal. Existen pocos baños accesibles y no en todas las plantas. Ambas organizaciones denuncian que en el Ramón y Cajal un paciente ingresó en la planta de Urología y, a pesar de estar recién reformada (él estaba estrenando la habitación), no contaba con baños accesibles.
  • Paraninfo de la Universidad Complutense. Hay un escalón en la entrada y no existe un itinerario accesible.
  • En los cines YELMO no existen plazas reservadas para personas con discapacidad.
  • Edificio Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid
  • El Panteón de los Hombres Ilustres cuenta con escaleras a la entrada.
  • El Observatorio Astronómico cuenta con escaleras a la entrada.
  • Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Para salvar la diferencia de cota entre la vía pública y la entreplanta o planta de acceso es  necesario salvar las escalinatas de 12 y 8 peldaños de  los dos accesos principales.
  • Jardín Botánico. Falta de información del itinerario accesible.
  • Teleférico de Madrid. Sólo se puede acceder por escaleras.
  • Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía situada en la Plaza de las Regiones s/n. Con peldaños en la puerta que impiden el acceso.
  • Colegios e Institutos Públicos. Son frecuentes los problemas de accesibilidad en los centros educativos, tanto por parte de alumnos, docentes y empleados como en época electoral, que dificultan el voto de personas con movilidad reducida. Por ejemplo, un estudiante del IES Villablanca de Madrid necesitaba de la ayuda de sus compañeros para que le subiesen los dos pisos en la silla de ruedas hasta su clase.
Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2015 - 11:09 h

Descubre nuestras apps

stats