La portada de mañana
Acceder
El contrato secreto para vender armas a Arabia Saudí que autorizó Rajoy
Belarra: "Necesitamos el Podemos más fuerte para que Yolanda sea presidenta"
Opinión - La libertad de contaminar y otras batallas 'liberales', por Ignacio Escolar

La huelga indefinida de alumbrado deja Madrid a media luz

Si hace un mes Madrid sufría una huelga de basuras que ponía en peligro la salubridad de la ciudad y que fue noticia hasta en medios de comunicación extranjeros, ahora son los empleados encargados del mantenimiento y conservación del alumbrado público y los semáforos los que se han puesto en pie de guerra para intentar conservar sus empleos y que no empeoren sus ya precarias condiciones laborales.

La entrada en vigor del nuevo contrato de gestión, que según todos los indicios se adjudicará a la UTE formada por Acisa y Aceinsa, hace pensar que la situación vivida por los servicios públicos de limpieza viaria y jardinería puede repetirse y por eso los empleados de "Luz Madrid UTE" han decidido convocar una huelga indefinida "preventiva".

Con los deberes bien aprendidos, el gobierno municipal ha fijado unos servicios mínimos para la huelga del 34 por ciento: 31 por ciento en el turno de mañana, 91 por ciento en el de tarde y 80 por ciento en el turno de noche. Sin embargo, los efectos de la huelga de alumbrado público ya se han dejado sentir durante el fin de semana en numerosas calles de la capital, que se quedaron totalmente a oscuras ante la sorpresa de los madrileños y visitantes que estos días se acercan al centro a disfrutar de las actividades navideñas.

Los cortes comenzaron de manera puntual el jueves, primer día de la jornada de huelga, pero han sido más persistentes a medida que se acercaba el fin de semana, con apagones esporádicos en puntos muy alejados entre sí de la ciudad y de los que no se han librado vías tan importantes como la calle Alcalá y su conocida Puerta.

Hoy, los semáforos

El lunes está previsto que se sumen a la huelga los trabajadores responsables del funcionamiento de los semáforos de la capital, lo que puede comprometer muy seriamente la seguridad vial en la metrópoli, especialmente si se sigue la misma pauta que la de este fin de semana con el alumbrado, que ha dejado varios puntos de Madrid a oscuras durante horas.

Convocados por los sindicatos UGT, USO y CC.OO., los trabajadores pretenden tomar medidas preventivas, presionando a las empresas que aspiran a hacerse con la licitación de los servicios, hasta ahora en manos de "Luz Madrid", cuyo contrato vence este mes. Porque, aunque aún no se han anunciado ni despidos ni recortes salariales, temen que las nuevas empresas adjudicatarias del servicio (las UTEs Acisa-Aceinsa, por un lado, o Ferrovial-FCC-Indra, por otro) echen a parte de la plantilla a la calle, puesto que el convenio colectivo que les rige (el del Metal) no contempla la subrogación de empleados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats