La portada de mañana
Acceder
Felipe VI calla ante el intento de la extrema derecha de patrimonializar su figura
Familias de la concertada reniegan de la campaña contra la Ley Celaá
Opinión – Baladronadas a estribor, por Elisa Beni

Los turnos dobles y las supensiones de descansos del Orgullo llegan a los tribunales

Cartel avisando de la falta de seguridad durante el Orgullo | SOMOS CHUECA

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Madrid, el sindicato mayoritario en la Policía Municipal, ha denunciado en los juzgados de la plaza de Castilla a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; al concejal de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero; y al director de la Policía Municipal, Andrés Serrano, por un delito de coacciones, otro contra los derechos de los trabajadores y otro de prevaricación.

En sus escritos denuncian que el Ayuntamiento de Madrid ha quebrantado sistemáticamente los derechos fundamentales y laborales del personal de Policía Municipal durante los dispositivos del Orgullo 2018 y el festival Mad Cool, en los que se doblaron turnos y se suprimieron los descansos de los agentes.

Según explica CSIF, en una circular interna del 12 de julio de 2018 el director general de la Policía informaba de que no se compensaría a quienes se les hubiera suspendido el descanso semanal y no hubiera prestado servicio por causa médicas. A su juicio esta afirmación es un claro abuso de derecho posicional y pudiendo presuntamente considerarse como un delito de coacciones.

No es la única medida que han tomado. También han contactado con el Defensor del Pueblo y la Inspección de Trabajo para denunciar los continuos abusos de la Corporación con la Policía Municipal, con continuas vulneraciones de sus derechos laborales y personales y coacciones con el principio de la "obediencia debida" como medio de subsanar la falta de previsión y gestión de los responsables.

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2018 - 22:13 h

Descubre nuestras apps

stats