Macrobotellones y reyertas en Chueca la primera noche del Orgullo

La noche del viernes al sábado, la primera del fin de semana del Orgullo 2018, Chueca fue protagonista varios macrobotellones y algunas reyertas fruto de la falta de policías municipales en la zona. Una situación de la que ya avisaron los propios agentes en cartas con las que empapelaron el barrio y que puede volver a repetirse esta noche.

Como viene siendo habitual durante el Orgullo, la Plaza del Rey, la Plaza de Pedro Zerolo y la Plaza de Chueca se convirtieron en escenario de macrobotellones al aire libre para miles de personas que decidieron acudir a Chueca a celebrar el Orgullo, todo ello a pesar de que el pregón inaugural de las fiestas no será hasta el miércoles 4 de julio.

Tal fue la congregación de personas en el barrio que no dejaron de producirse avisos por el ruido, robos, caídas y hasta algunas aglomeraciones que a punto estuvieron de terminar en avalanchas. En algunos momentos de la noche la cosa fue a mayores, con varias peleas que terminaron con heridos por arma blanca.

https://twitter.com/polimad2018/status/1012970651945263104

Y es que el dispositivo de seguridad para el Orgullo no contemplaba acciones especiales de intervención en Chueca hasta el pregón, que tendrá lugar el 3 de julio. Desbordados por la falta de personal, los policías pidieron sin éxito la intervención de la Unidad de Apoyo a la Seguridad, que estaba desplegada en otros cuatro grandes eventos: el Download (Caja Mágica), el concierto de OT (Santiago Bernabéu), el concierto de Pablo Alborán (Palacio de los Deportes) y el concierto de Matthew Herbert y su Brexit Big Band (Plaza de Colón); e incluso se plantearon avisar a Policía Nacional.

El hecho de que parte de Chueca aún siga en obras tampoco ayudó demasiado a los profesionales sanitarios y responsables de la seguridad en las calles. Una ambulancia del SAMUR tuvo que entrar en dirección prohibida por la calle Barquillo para poder atender a un joven herido por debajo de una oreja, al que trasladaron en estado grave al Hospital Gregorio Marañón.

Basura, contenedores volcados y pintadas

Además de los mencionados incidentes, las calles y plazas de Chueca han aparecido repletas de basura, botellas de cristal rotas, sangre y diversos tipos de fluidos corporales, como suele ser habitual cada Orgullo LGTB en el barrio.

A todo ello habría que añadir algunos contenedores de basura volcados y pintadas, como los de la fotografía que ilustra esta noticia, en la calle Infantas, que puede que se repitan la noche del sábado.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2018 - 01:28 h

Descubre nuestras apps

stats