Presentado el proyecto municipal de reforma de once calles de Chueca

Ayer por la tarde se presentaba en Espacio Trapèzio el proyecto municipal para la reforma de once calles de Chueca, que tiene previsto transformar estas vías en espacios de coexistencia para peatones y vehículos, con aceras más amplias, árboles, farolas y bancos. Un ambicioso plan en el que se invertirán cerca de 3 millones de euros y que está previsto realizar desde fimales de verano de 2016 al otoño de 2017.

El acto, en el que participaron decenas de vecinos y comerciantes del barrio que dejaron pequeña la sala, contó con la presencia del Concejal de Distrito Centro, Jorge García Castaño; el presidente de la Asociación de Vecinos de Chueca, Esteban Benito; y el director general de Espacio Público, Obras e Infraestructuras, José Luis Infanzón; que respondieron a las preguntas del auditorio y recogieron las ideas para "enriquecer" el proyecto.

Este ambicioso plan de urbanización de Chueca, que debería haberse ejecutado hace años pero estaba parado desde 2011 por cuestiones presupuestarias, incluirá las calles Santa Brígida, Farmacia, Hernán Cortés, Augusto Figueroa, San Marcos, Infantas, Reina, Costanilla de los Capuchinos, San Bartolomé, Barbieri y Libertad y supondrá una nueva tipología de calles de tercera generación que está previsto implementar en todas las calles del centro histórico.

Aceras más amplias, menos coches, bancos y más árboles

El objetivo es mejorar la movilidad en el barrio, eliminar barreras arquitectónicas para cumplir con la normativa de accesibilidad universal y ganar en calidad ambiental gracias a la incorporación de árboles con floración estacional y olor, que en un año sean capaces de proporcionar sombra.

Para ello, se ampliarán las aceras, se eliminarán los bolardos y los bordillos (salvo en el caso de la C/ Augusto Figueroa, donde habrá una reordenación) y se creará una banda continua longitudinal entre aceras y calzada donde se instalarán árboles, farolas, papeleras y bancos.

El pavimento será drenante para evitar problemas de estrés hídrico en el arbolado y encharcamientos en la superficie y tendrá una anchura suficiente como para permitir el tráfico de vehículos y el paso de peatones, con un diseño que impedirá que los coches invadan las aceras de manera incontrolada y que los negocios de hostelería puedan instalar terrazas.

En cuanto a la iluminación, se instalarán farolas de pie de estilo histórico con luminarias LED de bajo consumo, que también reducirán la contaminación lumínica. El plan incluye además bancos y nuevos anclajes para bicicletas, así como plazas de aparcamiento específicas para motos y ciclomotores en algunas intersecciones.

La calle Augusto Figueroa contará, debido a su carácter comercial, con un diseño específico y diferentes materiales. La calzada será de aglomerado asfáltico y las aceras estarán diferenciadas de la zona de rodadura, en altura, mediante un bordillo con plinto. Entre la calle de Barbieri y la calle Libertad se proyecta crear un espacio a cota de acera que sirva como comunicación coplanaria entre la Plaza de Chueca y el Mercado de San Antón, debido a la intensidad de tránsito peatonal de esta intersección.

En cuanto al aspecto técnico, Infanzón explicó que la intervención supondrá levantar por completo el hormigón de las calles, para garantizar que el firme está en las condiciones óptimas y que los trabajos que se lleven a cabo duren a largo plazo.

La intención es que las obras empiecen «en cuanto se apruebe el proyecto» (en el que todavía se pueden incluir algunos ajustes) y que estén finalizadas en otoño de 2017. La idea es que los trabajos faciliten el futuro Área de Prioridad Residencial (APR) del barrio de Justicia, por lo que además de reformar las calles también se realizarán cambios en el sentido del tráfico rodado.

Las aportaciones de vecinos y comerciantes

En el turno de preguntas y sugerencias, vecinos y comerciantes pidieron al Ayuntamiento que el nuevo proyecto no se olvide de sus necesidades y que se usen materiales de calidad que resistan al paso del tiempo.

También se mostraron interesados por soterrar los contenedores de residuos o buscar una ubicación adecuada para su emplazamiento, por la instalación de bancos, por la desaparición de plazas de aparcamiento o por la necesidad de mejorar el servicio de autobús dentro del barrio.

Sobre el aparcamiento y los comercios de la zona, tanto García Castaño como Infanzón insistieron en que no habrá problemas y que en otras vías que se han transformado con esta tipología y son actualmente APR no solo no han resultado un perjuicio, sino todo un beneficio tanto para residentes como para empresarios.

Plano de la reforma de las calles de Chueca 2016-2017

Plano de la reforma de las calles de Chueca 2016-2017

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2016 - 18:43 h

Descubre nuestras apps

stats