La portada de mañana
Acceder
El fiscal advierte de que García Castellón cruza todas las líneas
Jaque mate a las abejas: la agricultura intensiva acaba con los polinizadores
OPINIÓN | 'Fernández Díaz como síntoma', por Esther Palomera

Este es el mejor (y más premiado) balcón de Malasaña

Arjún, un vecino de la calle Conde Duque, tiene el honor de ser el malasañero con el balcón mejor cuidado -floralmente hablando- de Malasaña. Así lo ha reconocido el jurado de la primera edición de Rebrota Malasaña, un concurso que pretende hacer reverdecer las ventanas del barrio y vaya si lo ha conseguido.

El certamen al que se podía inscribir cualquier habitante de Malasaña comenzó el pasado mes de abril, aunque la iniciativa Rebrota Malasaña lleva sembrando de verde la zona desde hace meses gracias a sus talleres de huerto urbano y sus paseos. A él se apuntaron algunos de los balcones más prestigiosos de la zona, aquellos ante los que el viandante no puede evitar pararse a mirar su exhuberancia, máxime en primavera.

Los más destacados de todos son los cuatro que Arjún muestra orgulloso a la altura del número 29 de la calle del Conde Duque, enfrente de los cuarteles. Los suyos son una mezcla de plantas cogidas de la calle, de esquejes, de semillas que salieron de frutas que él mismo se había comido... todas conjugadas con sus canarios -herencia de la afición de su padre- y con los caracoles que reptan entre ellas y que alimenta con lechuga. La historia de cómo nació esta explosión floral la contaba hace casi dos meses en el propio blog de la iniciativa, que ha ido recopilando en forma de entrevistas las historias de sus concursantes.

Además del honor de ser nombrado el balcón más bonito del barrio, Arjún se llevará una cesta de mimbre llena de productos donados por comercios colaboradores. Cesta que también recibirán los ganadores en las otras dos categorías del concurso: Maceta más original y Mejor decoración de local.

El ganador en el primero de los apartados ha resultado Emilio, un ceramista en su tiempo libre que presentó una auténtica obra de arte que mezcla naturaleza con materiales interte. Su composición piramidal colocada en la terraza de la calle Palma 45 le vale el galardón de este año.

El local mejor decorado con plantas de este año es El Patio, un lugar de coworking ubicado en el 24 de la calle Pizarro, un auténtico jardín botánico en el que cada maceta está etiquetada con su nombre y muchas de ellas además están decoradas con diferentes personajes.

Ellos son los vencedores en esta primera edición, pero no hay que olvidar al resto de participantes, que concursaron con muy buenas propuestas. Mención aparte merecen los que se quedaron cerca de la victoria, la sobrecogedora terraza de Marta y Javier , la maceta de Cris, hecha con materiales reciclados, o las increíbles flores que crecen pese a las condiciones adversas de La Manual. Podéis verlas a continuación en imágenes:

El jurado, en el que colaboró este periódico, estaba compuesto por representantes de las fuerzas vivas del barrio, es decir, de la Plataforma Maravillas, de a Asamblea del 15-M, de la asociación de vecinos Acibu, de centros de coworking como Espíritu 23 o de medios de comunicación y blogs, entre otros.

Rebrota Malasaña ha sido una iniciativa para reverdecer el barrio de la empresa Rojomenta, que este año ha contado con la colaboración de Espíritu 23. Sus organizadoras confían en que el año que viene haya segunda edición del concurso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats