eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El futuro de Pedro Sánchez, a debate en la prensa europea

El inesperado cambio que se ha producido en España no genera mayores inquietudes en la prensa europea, ni siquiera en los diarios de derechas

Pedro Sánchez asiste hoy a un acto por el 25 aniversario de relaciones diplomáticas con Andorra

Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno

Aunque la tensión se ha rebajado un tanto en los últimos días, la situación política italiana sigue asustando a la prensa europea. Buena parte de los analistas cree que el nuevo gobierno transalpino dará serios problemas más pronto que tarde. Por el contrario, el inesperado cambio político que se ha producido en España no genera mayores inquietudes, ni siquiera en los diarios de derechas, los que más claramente apoyaban las políticas de Mariano Rajoy. Sí, los periódicos que expresan sus opiniones sobre el nuevo gobierno de Madrid, que son casi todos los de referencia, dicen que Pedro Sánchez tiene una tarea muy difícil, por su debilidad parlamentaria y por lo arriesgadas que pueden ser sus alianzas. Y más de uno deja caer que el experimento puede terminar mal. Pero ninguno se manifiesta abiertamente hostil. Algunos lo ven incluso con cierta simpatía.

"Sánchez no revertirá el crecimiento"

Por ejemplo, el conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung, defensor sin muchas dudas de la política económica europea de Angela Merkel y hasta hace muy poco fuertemente crítico con los "excesos" de la Europa del sur. Cuando menos, su columnista Hans Christian Roessler escribe lo siguiente: "A diferencia de Italia y Grecia, la quinta economía de la UE se encuentra en una sólida senda de crecimiento. El ex primer ministro Mariano Rajoy y su gobierno han contribuido significativamente a ello en los últimos seis años y medio. El socialista Pedro Sánchez no revertirá esa tendencia".

"El PSOE ha tenido mejores días. Pero no es un colectivo irracional. Tiene más en común con el SPD alemán que con los populistas de izquierda españoles de Podemos, quienes en vano han querido ayudar a Sánchez como socio de coalición. Los socialistas españoles están muy lejos de los euroescépticos populistas que han llegado al poder en Roma. El PSOE y la mayoría de los españoles no han olvidado lo que le deben a la UE para modernizar su país después de la dictadura de Franco".

"La izquierda española tiene mucho por hacer. La recuperación económica ha tenido un alto precio. El país no sólo tiene una de las tasas de crecimiento más altas, sino que con un 16% tiene una de las tasas de desempleo más altas de la UE. Se ha abierto un gran agujero en pensiones y seguridad social. La brecha entre los muchos que ganan poco y los pocos ricos es cada vez mayor. Estos y otros muchos problemas no fueron abordados por Rajoy. Desde fines de 2015 no ha habido progreso político en España. Hay un retraso en las reformas. La tan cacareada estabilidad política española significó un peligroso punto muerto en la segunda mitad del mandato conservador".

"Un abrupto giro a la izquierda"

La edición europea del Wall Street Journal dedica este lunes nada menos que dos editoriales a la llegada de Pedro Sánchez. Con titulares de intención claramente distinta. Uno habla del "abrupto" giro a la izquierda en España. Y dice: "El riesgo ahora es que Madrid deshaga las reformas que han ayudado al país a crecer más rápido que sus vecinos. Sánchez ha prometido que respetará el presupuesto así como los compromisos fiscales de España con la UE. Pero para hacerlo tendrá que mantener la máquina económica española en marcha. Eso será difícil de hacer si hace una coalición con Podemos. La izquierda española quiere retrotraer las reformas del gobierno Rajoy, incluyendo los recortes de impuestos y la reforma laboral, que permite despedir más fácilmente".

El otro es bastante más amable. Se titula: "Por qué Italia está flirteando con el euro y España no", y dice: "Mientras el cambio italiano ha convertido a los mercados en una ruleta rusa, el español fue recibido con un bostezo. La razón es que ambas economías han seguido distintos caminos y también sus actitudes hacia el euro. Todos los principales partidos españoles se han comprometido a seguir en la moneda única".

"Hay un importante debate si fueron las reformas de Rajoy las que propulsaron el crecimiento o si fueron factores como el descenso de los salarios y precios que aumentaron la competitividad. El desempleo sigue obstinadamente alto. El euroescepticismo nunca ha ganado espacio en España".

La "jerigonza" en los diarios portugueses

Los diarios portugueses no pueden evitar comparaciones con la situación política que existe en su país, en donde también gobierna el Partido Socialista. Esto dice Diario de Noticias: "A diferencia de la jerigonza portuguesa, que es un acuerdo de gobierno que garantiza el apoyo parlamentario al Partido Socialista, en España los votos de Unidos Podemos, de los independentistas catalanes y de los nacionalistas vascos fueron solo para echar a Rajoy. No garantizan un apoyo en el Congreso, por lo que a Sánchez le resultará difícil aprobar leyes que no sean de mayoría fácil".

Por su parte, la corresponsal de Publico de Lisboa hace un homenaje a Pedro Sánchez: "Se le dio por muerto políticamente. Pero tuvo la valentía que pocos le reconocían. Ahora recibe los parabienes de los mismos barones que lo derribaron hace menos de dos años".

"Tiene que solucionar el problema de la corrupción"

Tras enumerar los muchos problemas a los que se enfrenta Pedro Sánchez y afirmar que, sin embargo, "en España hay esperanza", Gilles Tremlet escribe en el Guardian que el "gran agujero" de la política española es la corrupción. "Acabó con la hegemonía de Felipe González en los 90, ha destruido la era de derechas de Rajoy y ha dañado inmarcesiblemente la imagen de su predecesor en el PP, José María Aznar. Si Pedro Sánchez no propicia una solución a la corrupción política española, corre el riesgo de ocultarla para siempre".

Y Wolgang Munchau le planta otro difícil reto a Pedro Sánchez. Con la vista puesta en la próxima cumbre de la UE, el analista europeo del Financial Times cree que la verdadera responsable de las tensiones con Italia es la política europea de Alemania. Y dice: "Angela Merkel ha rechazado virtualmente cualquier parte sustantiva de las reformas propuestas por Emmanuel Macron. El primer ministro italiano Conte debería considerar la oportunidad de apoyar al presidente francés para impresionar a la canciller alemana sobre los altos costes que tendría un 'no' germano. Y Pedro Sánchez podría ayudar a reforzar esa alianza".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha