Los estadios de fútbol ‘se apuntan' a las baterías recicladas

Un total de 148 baterías de diferentes Nissan Leaf suministran electricidad al estadio del Ajax, en Ámsterdam.

Hace pocos meses hablábamos en este mismo canal sobre las segundas vidas posibles de la batería del coche eléctrico y citábamos el caso pionero del estadio del Ajax de Amsterdam, el Johann Cruyff Arena, que había inaugurado una instalación de tres megavatios fabricada con el equivalente a las baterías de 148 baterías de Nissan Leaf, el modelo eléctrico más vendido en el mundo. Parece que el ejemplo del club holandés está cundiendo poco a poco, porque otros cinco o seis campos de fútbol europeos de gran envergadura se han interesado por esta solución que procura el conglomerado industrial Eaton en colaboración con Nissan.

Ha sido el vicepresidente sénior de la compañía estadounidense, especializada en innovaciones en la gestión energética, Craig McDonnell, quien ha deslizado esta cifra de estadios que podrían seguir los pasos del Ajax, en una entrevista a la agencia Reuters realizada durante la presentación de un proyecto semejante en el estadio Bislett de Oslo, en Noruega, que utiliza paneles solares para abastecerse de energía sostenible como lo hace el Johann Cruyff Arena con 4.200 dispositivos de este tipo. McDonnell sostiene que la demanda de sistemas de almacenamiento a gran escala como los descritos puede multiplicarse hasta 20 veces antes de 2022.

Básicamente, la operativa de Eaton consiste en tomar las celdas de las baterías de los Nissan Leaf que han llegado al término de su vida útil y empaquetarlas de nuevo en unidades de mayor tamaño destinadas a almacenar energía en edificios, ya sean industriales o residenciales. El resultado es un producto denominado xStorage, que permite reutilizar los sistemas de almacenamiento que resultan obsoletos para un uso pero no lo son para otros. La firma norteamericana asegura que esta solución en concreto es un 20% más barata que una batería nueva y que cada Leaf puede proporcionar cuatro unidades de esta clase.

Craig McDonnell indica en la entrevista que están en conversaciones con otros fabricantes de coches, que no especifica, para ampliar su negocio de almacenamiento y menciona a Tesla como uno de sus principales competidores. También se refiere a la iniciativa de la marca alemana BMW consistente en suministrar baterías de segunda mano de su modelo eléctrico i3 para almacenar la electricidad producida en parques eólicos.

El Johann Cruyff Arena inauguró hace justo un año, el 29 de junio de 2018, su sistema de almacenamiento, considerado el más grande de Europa y concebido para ofrecer un suministro y consumo eléctrico más fiable y eficiente no solo para el campo y sus visitantes, sino también para los vecinos y para la red eléctrica de los Países Bajos. Según Henk van Raan, director de Innovación del estadio, garantiza un consumo de energía considerable incluso durante un corte de suministro, garantiza la estabilidad de la red eléctrica del país y, además, puede permitir al club hacer negocio con la energía almacenada en sus megabaterías. También está previsto que el campo del Ajax provea de electricidad a los vecinos de su barrio si se produce una interrupción en el servicio.

El sistema dispone de una capacidad total de tres megavatios, capaces de alumbrar varios miles de hogares, y almacena la electricidad generada por los 4.200 paneles solares situados en el techo del Arena. Su modo de funcionamiento incluye la posibilidad de suministrar electricidad de emergencia, con lo que se reduce el uso de generadores diésel y aligera la carga sobre la red al eliminar los picos de consumo que se producen, por ejemplo, durante los conciertos. Otra de sus mayores cualidades es recurrir a la energía almacenada cuando se producen picos de demanda y la electricidad es más cara.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats