Región de Murcia Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano
Los documentos de Amazon: "Es un periodista crítico y muy próximo a los sindicatos"
OPINIÓN | El virus que agrava una sociedad infantilizada, por Rosa María Artal

Sobre este blog

'Leer el presente' es un espacio que dedicamos a libros desde eldiario.es/murcia. Del mundo a la página y viceversa. Coordina José Daniel Espejo.

Ramalazos de distopía: sobre 'Vida económica de Tomi Sánchez', de Javier Sáez de Ibarra

El autor Javier Sáez de Ibarra

0

Hace unas semanas leí 'Vida económica de Tomi Sáchez'. Después he leído varios libros más, pero destellos de esta novela, alguno de sus párrafos, de sus frases, de la historia que cuenta, siguen volviendo a mí. Recuerdo haber dicho que su lectura me hipnotizó, debe ser, por tanto, que aún no he despertado, que aún sigo atrapado por la historia de Tomi, por la prosa de Javier Sáez de Ibarra o por ambas cosas a la vez. Y no me importa. Es un placer estar aún ahí, trabajando junto a Tomi, acompañándolo en sus muchos tropiezos, participando de todos sus sueños, jugando con sus muchos hijos, amando a sus mujeres. emborrachandome con sus amigos, participando en el Comando Luciérnaga, en sus acciones, en su rebeldía. Estar con este hombre impredecible en su día a día, acompañarlo en su muerte es un privilegio sólo al alcance de los que lean este libro. 

Con la lectura de 'Vida económica de Tomi Sánchez' me he deslumbrado, he delirado; me ha desgarrado por dentro, me ha hecho reír y al tiempo sufrir; se me han humedecido los ojos y he estallado de rabia. Las múltiples voces que narran esta historia, empezando por la del propio protagonista, me han hecho partícipe de su vida, ser coprotagonista del libro.

El absurdo planea sobre toda la novela desde sus primeras páginas, pero como promesa de coherencia; de riqueza expresiva, de reivindicación de una voz propia, de construcción de una metáfora de más de cuatrocientas páginas. Esas primeras páginas son un alentador anuncio de lo que vendrá después, que es mucho; y permanecen, sobrevuelan sobre tu cabeza durante toda la lectura, serán como un remedo de toda la historia, de todas las historias de los Tomi Sánchez que son y serán; de la que nos está contando el escritor y de las que hemos conocido o nos han contado o hemos vivido.

Y la prosa, qué decir de la prosa de Javier Sáez de Ibarra, de esa cautivadora forma de escribir, de esas frases que se te quedan enganchadas durante horas y que saben mucho de la vida, de los seres humanos, de sus relaciones; de los sueños, de los proyectos, de los fracasos y tropiezos. Frases sabias. Prosa con vocación poética cuando no es directamente poesía. Poesía que está presente en la novela. En los intentos de Tomi por escribirla, en la rememoración de versos de Vallejo o de Rilke, en el largo poema que se intercala en las páginas finales. Belleza expresiva en cada página y que acompaña la historia de principio a fin.

Aún no tengo decidido si esta novela es realista con ramalazos de distopía o una distopía que aún no creemos estar viviendo. Quizás no merezca la pena clasificarla, encuadrarla, ponerle una etiqueta. No, mejor dejarla volar libre, sin pertenencia a género alguno; mejor leerla sin prejuicios, libres de toda contaminación. La disfrutaremos más. O no. Cada uno que elija su manera de leerla.

Sobre este blog

'Leer el presente' es un espacio que dedicamos a libros desde eldiario.es/murcia. Del mundo a la página y viceversa. Coordina José Daniel Espejo.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 12:40 h

Descubre nuestras apps

stats