Hartazgo y fatiga entre los médicos del Área de Salud de Caravaca por falta de personal: "Estamos en una situación agónica"

Hospital Comarcal del Noroeste

"La máquina está a tope. A punto de estallar. El porcentaje de necesidad de nuevos médicos es muy alto". El personal facultativo del Área IV de Salud de la Región de Murcia lleva meses trabajando y atendiendo a sus pacientes sin apenas descanso. Asisten cada día a su trabajo y lo cumplen meticulosamente, a pesar de la ausencia de personal que los induce a cubrir más servicios de los que deberían. Sin embargo, este jueves, y todos los jueves a partir de hoy, harán un pequeño parón en su intensa jornada. Una interrupción solo de cinco minutos, a las 12 del mediodía: el personal sanitario de la extensa Área de Salud del Noroeste saldrá a las puertas de los hospitales, los consultorios o los centros de salud donde ejercen ordenadamente su profesión, durante cinco minutos, para reivindicar una extenuante falta médicos especializados y para "alzar la voz y hacer un llamamiento" que llegue hasta el Servicio Murciano de Salud (SMS) y lo haga ponerse "manos a la obra para darle una salida al problema".

"Esta situación no es nueva, pero hemos llegado a un momento en que se ha transformado en algo agónico". Cristina Naranjo Fernández es médico, delegada del Área IV del Sindicato Médico de la Región de Murcia, y una de las principales reivindicadoras de la situación. La doctora ha explicado, en declaraciones a este medio, que las áreas periféricas de la Región, como en la que ella trabaja, son "el patito feo del SMS". "Todos sufrimos recortes, pero en este tipo de áreas se agudiza un poco más. La inyección de recursos aquí es muy pobre, y el porcentaje de necesidad de médicos es muy alto".

Cristina Naranjo ha contado que falta una cuarta parte del total médicos especialistas necesarios en los hospitales y los centros de salud para el correcto y adecuado funcionamiento del Área IV, y que, comparado con otras zonas periféricas como Yecla o Lorca, Caravaca está en la peor situación de todas. Al evidente problema se le añade otra cuestión, directamente relacionada con la primera: un déficit preocupante de médicos en formación, unido por un hilo conductor al elevado número de jubilaciones previstas, que, según la doctora, se incrementarán exponencialmente cada año.

"Nosotros ya le hemos trasladado la solución al SMS por varias vías. Pero, de momento, lo único que hacen para subsanar la falta de personal es firmar contratos compartidos con varias áreas. No obstante, eso es como un parche, una medida excepcional, que a la larga no solucionará nada". Al tratarse Caravaca de una zona periférica, ha contado la doctora Naranjo, el atractivo del puesto de trabajo decae considerablemente en favor de los núcleos urbanos consolidados. "Nadie quiere venir como fijo. Hay servicios en los que un facultativo está a cargo de todo, cuando debería haber tres o cuatro. No salen las cuentas. Pedimos que el SMS elabore un plan de recursos humanos, que se estructuren las plantillas y se observe dónde son necesarios más facultativos, y por supuesto que se incentive el trabajo en áreas específicas, bien a través de puntos de bolsa, o de primas de formación, incluso económicas", ha subrayado la facultativa.

Si bien son los médicos los que se están viendo obligados a cubrir difícilmente más volumen de trabajo, los principales perjudicados de la situación son los pacientes. "Hay mucha demora, y nunca va a ser suficiente, al menos mientras la plantilla no esté al completo. El retraso es muy grande, y al paciente que está esperando a ser atendido hay que darle una solución inmediata. Hay que proponer soluciones a corto plazo para que la lista de espera se vaya acortando. En esta situación fallan no solo la premura con que se da la atención, sino también la calidad y la seguridad del enfermo", ha señalado Cristina Naranjo. "Hay especialidades, como la de neurología, cuya lista de espera puede llegar incluso a diez meses".

El Consejo de Gobierno de la Región de Murcia aprobó, hace poco más de una semana, una ampliación de infraestructuras y maquinaria en el hospital de Caravaca de la Cruz y en algunos centros de salud del municipio. La doctora Naranjo lo ha tildado de "necesario", pero ha matizado que la realidad es más compleja, algo así, ha explicado, como "un conjunto". "El ciudadano se verá beneficiado con esa ampliación. Pero hay que crecer en infraestructura y no dejar de lado el personal médico. Nos quedamos cojos de una pata. De nada sirve tener cuatro consultas amplias si solo se va a poder utilizar una por falta de personal".

"Se está garantizando la asistencia máxima en cada centro de salud, en cada consultorio. Pero todo se hace cada vez más cuesta arriba. Estamos a las puertas del período estival, y no tenemos sustitutos. A medida que pasan las semanas es más difícil garantizar una asistencia sanitaria en todos los puntos". Con los cinco minutos de interrupción que, a partir de ahora, tendrán lugar cada jueves a las 12 del mediodía en cada centro de salud, cada consultorio y el hospital del Área IV, en los que todo el personal sanitario saldrá a sus puertas haciendo un receso en su extenuante jornada, Cristina Naranjo espera, con ánimo y esperanza, que el SMS los escuche y aborde lo antes posible una solución a la compleja tesitura con la que ella y sus compañeros llevan meses conviviendo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats