ENTREVISTA

María Costa, agricultora: "En Murcia el agua es politiqueo barato que beneficia a unos pocos empresarios del Mar Menor"

La agricultora María Costa / CARLOS TRENOR

María Costa (Tarascon, Francia, 1967) es una pequeña agricultora de la pedanía murciana del Raiguero que ha visto cómo sus vecinos han tenido que arrancar sus cultivos heredados, mientras que las grandes empresas no "han sido multadas" por plantar regadío en una presunta zona de secano.

La Fiscalía de Murcia investiga la muerte de miles de peces por falta de oxígeno en el Mar Menor

La Fiscalía de Murcia investiga la muerte de miles de peces por falta de oxígeno en el Mar Menor

Cuando le decían que por qué daba su opinión sobre los asuntos del campo siendo una mujer, Costa fundó la Asociación de Mujeres Rurales de El Raiguero en 2007. Un grupo de hombres se sumó y ya en 2014 nació la Agrupación Rural de Regantes del Raiguero, formada por 53 agricultores, y de la que es presidenta en una directiva paritaria: cuatro hombres y cuatro mujeres.

El Gobierno regional ha culpado a la DANA [Depresión Atmosférica aislada en Niveles Altos] de la muerte de miles de peces en el Mar Menor. ¿Cómo lo ve usted?

El Mar Menor tendría que haberse regenerado ya si los políticos se hubieran alejado de los intereses de unos cuantos empresarios. La DANA lo ha empeorado, pero eso ya estaba muerto; no le echemos ahora la culpa a la DANA solamente.

Aquí se tenía que haber recortado el agua que llega a la laguna. Lo que pasa es que cuando llueve en el Campo de Cartagena, los Ayuntamientos se han acostumbrado a abrir las depuradoras. Nosotros hemos denunciado desalobradoras que siguen funcionando y nadie ha hecho nada. Casualmente, no se ha encontrado a ningún agricultor grande con desalobradoras. Son precisamente esos con quienes los políticos se van a comer. Mientras siga el contubernio entre empresarios, políticos y administración, Murcia está muerta. El gas y la luz son las puertas giratorias para los grandes, pero aquí son las empresas hortofrutícolas.

Actualmente está impulsando una campaña para llevar medio millón de firmas al Congreso para que el agua desalada valga 30 céntimos. Actualmente en Murcia el agua del trasvase cuesta 20, mientras que la desalada son 60. ¿Cómo va la campaña?

Nadie va a recoger 500.000 firmas para defender a los agricultores del Sudeste español porque entonces, ¿qué hacen los diputados que han puesto esos señores que dirigen el agua? Aquí en Murcia hasta los consejeros los elige el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS) porque son esos empresarios los que están dirigiendo el cotarro.

Han llegado fondos rurales de casi cuatro millones de euros y en vez de dárselos a los pequeños agricultores para que puedan remontar, se lo dan a dos o tres empresarios, incluso uno de Inglaterra. Ellos tienen el agua, dirigen el mundo del agua, cada día son más ricos, pero también dirigen la política. El que te marca el precio, el que te lo va a exportar y el que te va a vender el agua es el mismo, así que no tienes posibilidades de hacer nada porque la gente tiene miedo de que le corten el agua.

Las organizaciones agrarias están para defender a los agricultores, pero en realidad en Murcia los pequeños agricultores no tenemos líderes.

¿Qué opina del mantra durante muchos gobiernos del PP en la Región basado en el 'agua para todos'?

Si funciona nuestra campaña demostraremos que el agua en Murcia es politiqueo barato. A ver, nos cerraron el trasvase 11 meses en 2018 y se dobló la producción: ¿cómo es que no se secaron las cosas? El agua ha pasado ilegalmente y sigue pasando y pasará a las zonas que corresponden y no corresponden. En la Región la política y el agua van juntos. Es mentira que no haya agua en Murcia. Ese año subió la producción de pomelo, aguacate o cítricos.

¿Cuál ha sido la respuesta del SCRATS, que tiene el monopolio de la venta de agua en la Región?

El Sindicato Central de Regantes no ha apoyado a un grupo de trabajadores para abaratar el agua desalada porque con 30 céntimos no hay margen por ningún sitio. De las 80 comunidades de regantes, todas ellas con hombres como presidentes, sólo nos ha firmado una, la de Mazarrón, porque consumen agua desalada.

Por otro lado, las comunidades de regantes son quienes más poder tienen en los municipios después de los Ayuntamientos, mueven millones de euros que son lo que necesitan los bancos. Los presidentes de comunidades de regantes se vuelven puestos vitalicios, pero son entes públicos. El agua es poder.

Por otra parte, Hugo Morán ha sido el único político que nos ha escuchado. Fue la primera vez que nos han escuchado a los agricultores de Murcia en Madrid porque esos otros que se ven siempre no son agricultores, son empresarios. ¿Quién nos defiende a nosotros?

Además de abaratar el agua, una buena política de agricultura tiene que hacer que se pague lo que se tiene que pagar. Si saco el brócoli a 45 céntimos para cortarlo, no me lo puedes pagar a 15. ¿Por qué no se hacen políticas en las que se entienda que el agricultor y el ganadero son fundamentales para vivir? Somos necesarios para abrir la puerta del frigorífico todos los días y no se nos ve. Ningún agricultor está matando el Mar Menor; es que esos no son agricultores, confundimos los términos.

¿Cómo ve la agricultura sostenible?

El campo está siendo avasallado por una burbuja que nadie quiere reconocer y que es tan fuerte como la del ladrillo. Tenemos que empezar a ser sostenibles. Esos cultivos que luego se arrancan han consumido un agua que no va a volver. Es preferible que nos volvamos sostenibles y que se defienda al pequeño agricultor. Se puede regular lo que cada uno cultiva. Estamos quitándole recursos a nuestros hijos.

Tenemos que concienciar a la sociedad de lo importante que somos, que nuestros productos tienen una garantía. Si tan españoles somos, vamos a empezar por una política que nos defienda. Si somos el sector más necesario que tiene la sociedad, ¿por qué no estamos bien considerados?

¿Por qué se nos niega a los pequeños y medianos agricultores sentarnos en la Mesa del Agua? La ley no es igual para los grandes que para los pequeños. El campo se está haciendo anciano y tenemos que concienciar de que el campo es vida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats