La Justicia avisa a Navarra de que deberá eliminar restricciones si la pandemia sigue bajando

Un bar de la Plaza del Castillo, en el casco Viejo de Pamplona. EFE/ Jesús Diges/Archivo

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha autorizado este miércoles la prórroga de las restricciones contra la COVID-19 solicitada por el Gobierno hasta el 16 de septiembre. La consejera de Salud envió en una orden foral a la Sala con todas las medidas ya vigentes desde hace semanas en la comunidad foral, a excepción del toque de queda que, como anunció el martes la presidenta María Chivite, este 2 de septiembre dejará de aplicarse en Navarra 41 días después. Los jueces consideran "proporcionadas" las medidas aprobadas, pero advierten al Gobierno foral de que si la evolución de los datos "continúa siendo favorable" deberá flexibilizar o eliminar las medidas.

Un brote que afecta a 37 temporeros en la Ribera provoca un repunte de los contagios en Navarra

Un brote que afecta a 37 temporeros en la Ribera provoca un repunte de los contagios en Navarra

En el auto, la Sala señala que "las medidas acordadas siguen siendo necesarias, a la vista de los datos de contagios, para proteger la salud de las personas, vacunadas y no vacunadas" y apunta que las fechas de vigencia de la las medidas "se consideran proporcionadas en las circunstancias actuales de la evolución de la pandemia, para consolidar el descenso de contagios, el aumento de personas vacunadas y el inicio del curso escolar sin incremento significativo de expansión del virus". "El margen de quince días permite a las autoridades sanitarias valorar la evolución de los afectados, respecto a los contagios, ingresos hospitalarios, etc.", añade.

Los magistrados, sin embargo, apuntan que "no cabe la prórroga sine die de las medidas sanitarias" y que si la evolución de la pandemia continúa mejorando, el Ejecutivo deberá "adecuar o, en su caso, dejar sin efecto medidas restrictivas que no sean imprescindibles para contener la expansión del virus". "Las medidas restrictivas que se adopten para proteger al salud pública no sólo deben ser idóneas, en el sentido de ser eficaces para alcanzar su fin, sino que deben ser necesarias, en el sentido de no haber otras medidas menos lesivas para contener el ritmo de contagios y proporcionadas para conseguir este objetivo", sostiene el TSJN.

El Gobierno trabaja ya en una desescalada pactada con los sectores económicos y sociales y las autoridades sanitarias. El plan esbozado por el gabinete de Chivite contempla que durante esta primera semana sin toque de queda se mantengan el resto de medidas restrictivas, y a partir del 10 de septiembre comenzar a flexibilizar los horarios y aforos.

Los jueces de TSJN apuntan también que, además de mejorar las cifras de contagios diarios, el proceso de vacunación avanza con fuerza y que "ya se ha conseguido llegar al 70% de la cobertura vacunal completa de la población", lo que ha permitido disminuir progresivamente la transmisión y la incidencia por debajo de 250 casos por 100.000 habitantes a los 14 días y por debajo de los 125 casos por 100.000 habitantes a los 7 días.

Así, señalan que por el momento "resulta proporcionado mantener las medidas ya acordadas en el periodo del 3 al 16 de septiembre" teniendo en cuenta de que, por el inicio del curso escolar, que conlleva también la llegada de personas nuevas a la comunidad foral, se crean "nuevos círculos de interacción social". "Como se destaca en el informe del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, la variante delta se encuentra en el 96% de los contagios; lo que motiva la necesidad de mantener unos días más las medidas sanitarias y valorar con el paso de los días la evolución en el número de contagios y su trascendencia hospitalaria", indican.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats