Navarra movilizará con el Estado y seis comunidades 49 millones para innovación en el sector agroalimentario

La Presidenta Chivite recibe a la ministra Morant en presencia de la Presidenta de La Rioja.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, han presentado este viernes en San Adrián, en el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), el Plan Complementario Agroalimentario, uno de los instrumentos previstos en el PERTE agroalimentario, en el que el Estado y las comunidades de Navarra, Extremadura, Aragón, Valencia, Murcia, La Rioja y Asturias van a movilizar 49 millones de euros.

En el encuentro han estado presentes, además de la ministra y Chivite, el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno de Navarra, Juan Cruz Cigudosa; el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo; el gerente de CNTA, Héctor Barbarin; el alcalde de San Adrián, Emilio Cigudosa, y representantes de las comunidades autónomas incluidas en el plan.

Concretamente, han acudido la presidenta de la Rioja, Concha Andreu; el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital de Extremadura, Rafael España; la directora gerente del Centro de Investigación y Tecnología Alimentaria de Aragón, Lucía Soriano; la consejera de Innovación, Universidades Ciencia y Sociedad Digital de Valencia, Carmen Beviá; la directora general de Investigación e Innovación Científica de Murcia, Mª Isabel Fortea; el consejero de Desarrollo Autonómico de La Rioja, José Ángel Lacalzada; y el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad de Asturias, Borja Sánchez.

La ministra Diana Morant ha destacado que este plan es “un instrumento de cogobernanza en la ciencia, en el conocimiento, en la innovación, en definitiva, para hablar de futuro y de esperanza, y es además un instrumento novedoso, porque nunca antes la Administración del Estado había trabajado con las Comunidades en red, precisamente para que cada una de las Comunidades, con sus objetivos particulares presentados cree también un objetivo común de país que es la transformación del sector agroalimentario”.

La ministra ha explicado que el plan va a movilizar 49 millones de euros, de los cuales 32 millones los aporta el Ministerio -12 destinados a Navarra- y el resto las distintas Comunidades Autónomas -en el caso de la Comunidad foral, 6,5 millones-, “trabajando en red y demostrando que la ciencia no conoce de fronteras territoriales, tiene que llegar a todos los rincones para generar oportunidades en todos los rincones, y tampoco conoce de fronteras a la hora de trabajar entre grupos de investigación de comunidades autónomas distintas”.

Según ha indicado, el objetivo de este tipo de iniciativas es “recuperarnos de la crisis” de manera “transformadora, modernizando los sectores productivos, saliendo de las crisis por la puerta del futuro y que seamos un país más resiliente”. “Para que nuestro país sea un país donde se genere conocimiento, donde se generen soluciones, donde empresa y sectores productivos innoven y dejemos de ser compradores de desarrollo y compradores de innovación para alcanzar esa autonomía estratégica que es deseable, sobre todo cuando vemos cómo de repente un autócrata como Putin nos pone a todos en un brete y nos hace tan dependientes de otros países en materia energética”, ha reivindicado la ministra.

Tras señalar que el agroalimentario es un sector “muy importante” en España, Morant ha asegurado que este “necesita ser acompañado por las administraciones públicas” porque se “enfrenta a distintas amenazas”. “Tenemos que ser más sostenibles, pero no solo desde el punto de vista medioambiental, también social y económico”, ha afirmado Morant, para a continuación añadir que este es uno de los sectores “que más padecen las ingerencias producidas por el cambio climático”.

“El sector agroalimentario necesita información que viene de los satélites, que viene de la tecnología, precisamente para abordar el reto de las sequías, de las olas de calor, de los adelantos o retrasos de las cosechas por este desequilibrio que se está produciendo por culpa del cambio climático”, ha remarcado.

Por todo ello, la ministra ha asegurado que “no existe un enfrentamiento entre la ciencia y el sector productivo, sino todo lo contrario”, porque “la ciencia y el conocimiento se ponen a disposición del sector agroalimentario para hacerlo más fuerte, más competitivo, para que genere mayores oportunidades”.

Todo ello “bajo un instrumento” de “cogobernanza” entre Gobierno central y Comunidades Autónomas, “dirigido claramente al bienestar de la ciudadanía, a la creación de empleos de calidad y de oportunidades para nuestros jóvenes, para la retención y atracción de talento científico”. “Para hacer de nuestro país un país mejor, más amable en el que vivir, más verde, digital, cohesionado social y territorialmente, y más igualitario”, ha manifestado Morant.

Por su parte, María Chivite ha afirmado que “queremos invertir en I+D+i para el sector agroalimentario, el segundo sector más importante de la Comunidad, que emplea a 25.000 personas y que dé ese salto cualitativo en innovación, en desarrollo, para hacer alimentos sanos, sostenibles, seguros y más accesibles”.

Chivite ha deseado que “después de esta inversión podamos echar la vista atrás para ver cómo todo lo que invertimos en innovación se da traslado al sector industrial”. “Queremos que nuestro sector agroalimentario siga siendo puntero y competitivo”, ha subrayado, tras destacar que será Navarra la comunidad que lidere el plan.

“Navarra se ha puesto a la cabeza, tenemos un potente sector agroalimentario que queremos que siga siendo competitivo e innovador”, ha apuntado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats