El Tribunal Superior de Justicia de Navarra permite la prórroga del toque de queda de momento hasta el 5 de agosto

La presidenta de Navarra, María Chivite

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha autorizado la prórroga del toque de queda nocturno, de momento, hasta el próximo 5 de agosto, solicitada por el Gobierno de Navarra. En un principio, la medida solamente iba a estar vigente hasta la medianoche de este jueves. Sin embargo, el ejecutivo foral solicitó una prórroga de la misma, en vista de que la incidencia de la COVID-19 en la comunidad foral es "elevada". Las demás medidas adoptadas se han alargado hasta el 2 de septiembre; al contrario, el toque de queda "tendrá una vigencia semanal y deberá ser autorizada judicialmente para su mantenimiento por cuanto que afectan directamente en los derechos fundamentales de las personas", como recoge la Orden Foral.

La circulación de personas en horario nocturno estará restringido, por tanto, de 1.00 a 6.00 de la madrugada durante el fin de semana, en festivos y en las fechas en las que correspondería celebrar las fiestas patronales (y las vísperas) hasta el próximo 5 de agosto. El toque de queda nocturno solamente afecta a las localidades navarras en las que la tasa de incidencia de la COVID-19 es superior a 250 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y 150 casos a siete. Además, el TSJN ha permitido que las demás medidas sanitarias en vigor –la prohibición de comidas populares, pasacalles y eventos taurinos en espacios no catalogados como plazas de toros– sigan vigentes hasta el 2 de septiembre. Además, tampoco podrán juntarse más de 10 personas en espacios públicos hasta la misma fecha.

La sala ha argumentado que el toque de queda es “una medida idónea, esto es, eficaz para la contención de los contagios al evitar la interacción social en momentos en que se relajan las medidas de prevención como el uso de mascarilla y la distancia social, es necesaria dada la gravedad de la situación con un ritmo de contagios que colocan a las poblaciones en las que se establece en riesgo extremo y puesto que el adelanto del cierre de locales de hostelería a la 01:00 horas, medida que también incide en el ocio nocturno acordado por Orden Foral 22/2021 y prorrogada por la Orden Foral 24/2021, no ha sido suficiente para controlar la expansión del virus en las localidades para las que se propone la limitación de la circulación nocturna”. Asimismo, los magistrados han defendido la solicitud del Gobierno de Navarra porque "también desde el punto de vista temporal, se consideran proporcionadas en las circunstancias actuales de la evolución de la pandemia, en la que hay que mantener un nivel de prudencia alto en la flexibilización de las medidas porque, como se destaca en la Orden Foral, el alto número de casos acumulados hace prever un mayor incremento de hospitalizaciones en las semanas próximas que debe ralentizarse para evitar que impacte en la planificación de la actividad no COVID-19 del hospital, como así ha ocurrido en otras olas anteriores”

Además, la sala ha recordado que se trata de una medida "proporcionada" porque es la "menos limitativa" para cortar la cadena de contagios en la comunidad foral y porque "no impide la movilidad de forma absoluta, ya que existen varias excepciones a dicha limitación y no se extiende a toda la Comunidad foral, sino que es aplicable únicamente en los municipios en riesgo y no se aplica todos los días de la semana". "Vamos a ir pasando a la Sala semana a semana nuestras peticiones para el toque de queda, solamente para aquellas poblaciones en situación de riesgo extremo, presentaremos informes de cada una de estas localidades", ha manifestado María Chivite, por su parte, en una entrevista en RNE y recogida por Europa Press.

Etiquetas

Descubre nuestras apps