eldiario.es

9

El Gobierno vasco no aclara el regreso de Ochandiano a la red de parques tecnológicos

Matiza también sobre uno de los principales acusados del 'caso De Miguel' que "el hecho de estar bajo investigación en jurisdicción penal no es una causa para despido disciplinario"

Ainhoa Bilbao, en primer plano, con Ochandiano, Tellería y De Miguel

Ochandiano, con la mano en la cara, con Tellería y De Miguel NURIA GONZÁLEZ

Durante el juicio del 'caso De Miguel', casi por casualidad y por el comentario de un testigo, se conoció que, en la actualidad, el exdirigente del PNV de Álava y socio de Alfredo de Miguel y Aitor Tellería en la empresa Kataia Consulting, Koldo Ochandiano, volvía a ocupar un puesto de contable en la red de parques tecnológicos de Euskadi. Si en su día trabajó en el de Miñano (Álava), uno de los puntos clave en la investigación del que es considerado el mayor caso de corrupción de Euskadi y desde donde lidió con el contrato de la denunciante de la trama, Ainhoa Alberdi, ahora desempeña sus funciones en Zamudio (Bizkaia).

El representante de EH Bildu Josu Estarrona ha preguntado en el Parlamento a la consejera Arantxa Tapia -de cuyo Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras dependen los parques- por la situación de Ochandiano en la red. El Gobierno, en el documento escrito enviado a Estarrona, se limita a reseñar que el contable "ocupa el puesto de técnico del área económico-financiera" con labores "administrativas, contables y de análisis y seguimiento presupuestario". Añade, además, que trabaja para los parques "desde el 29 de julio de 2008" y tras haber superado un proceso de selección a través de la firma Campo & Ochandiano -sin relación de parentesco-.

En efecto, Ochandiano se incorporó ese año a Miñano. Pero también es cierto que el 1 de septiembre de 2009 ya había abandonado esa sociedad pública, justamente con la llegada del PSE-EE al Gobierno vasco y el relevo del también peneuvista Alfonso Arriola como gerente del parque tecnológico alavés. Ochandiano, que había trabajado antes en Osakidetza y en el Instituto Foral de Bienestar Social de Álava, logró un puesto de consultor en la asesoría del dirigente del Euzkadi Buru Batzar Aitor Alzola.

En 2010, cuando fue detenido e imputado en el marco de las pesquisas abiertas por el 'caso De Miguel', ya no era, por lo tanto, trabajador de los parques tecnológicos. No explica el Gobierno en la información enviada a la Cámara que Ochandiano fue repescado en 2017 para trabajar en Zamudio. Concretamente, el exdirigente 'jeltzale' abandonó Miñano con una excedencia de cuatro años y trabajó para Alzola tanto como contratado como de autónomo.

En 2013, expirada la excedencia, Ochandiano se dirigió a la Administración para recuperar su plaza, pero no había una vacante ajustada a sus características. Fue pasando el tiempo y, tras varios intentos, llegó 2017 y, en vísperas de que se iniciase el juicio en el que se le acusa de conformar junto a De Miguel y Tellería una trama para cobrar comisiones ilegales, la red de parques le ofreció la plaza que actualmente ocupa. 

Según el Gobierno, la investigación y el juicio abiertos contra Ochandiano no son motivo de despido automático. "Conserva su cualidad de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad", reseña el Ejecutivo ante las preguntas de EH Bildu, que pospone cualquier decisión hasta la existencia de una "sentencia firme". Añade la consejera Tapia, que es la firmante de la respuesta, que "el hecho de estar bajo investigación en jurisdicción penal no es una causa para despido disciplinario". "Si se le imputan los hechos presuntamente delictivos, que en la actualidad no se conoce su comisión, autoría, culpabilidad, se podría incurrir en despido nulo por discriminación", informa la titular de Desarrollo Económico e Infraestructuras.

El hombre del cuaderno

Koldo Ochandiano, que en el PNV de Álava se encargó de la organización de campañas electorales cuando fue miembro del Araba Buru Batzar, es uno de los principales imputados del 'caso De Miguel'. Él y Alfredo de Miguel y Aitor Tellería crearon en 2005 la mercantil Kataia Consulting, principal empresa investigada y a la cual, aparentemente, se canalizaban comisiones ilegales. Según confesó el empresario y militante 'jeltzale' Josu Arruti, esta sociedad arrancó su actividad con 130.000 euros procedentes de los promotores catalanes de una recalificación en Zambrana, Construcciones Riera. Se da la circunstancia de que en el camarote del domicilio de Ochandiano la Ertzaintza localizó un cuaderno -la conocida como prueba B14- en el que éste anotaba a mano todas las líneas de negocio de Kataia Consulting y otras empresas de la trama. En las notas hay referencias a comisiones y dinero negro. Su defensa ha tratado hasta el final del juicio que el tribunal anule esa prueba y la decisión se conocerá en la sentencia del caso, cuyo juicio finalizó el pasado mes de diciembre.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha