eldiario.es

9

Urkullu insiste en que sólo aprobará un Estatuto pactado "entre diferentes" y no sólo "entre quienes piensan igual"

"Debemos posponer lo que nos divide y anteponer lo que nos une", solemniza el lehendakari en su discurso navideño

Fija como "retos" para 2020 el cambio climático, la igualdad, la empleabilidad de los jóvenes, la natalidad y la integración de los migrantes

El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante su discurso, grabado este año junto al árbol de Gernika

El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante su discurso, grabado este año junto al árbol de Gernika IREKIA

No es la primera vez que el lehendakari verbaliza algo semejante, pero en el contexto actual en España, en Cataluña y en la propia Euskadi, las palabras pronunciadas en su mensaje de Año Nuevo por Iñigo Urkullu adquieren nuevamente relevancia. El presidente vasco, junto al árbol de Gernika, ha remarcado que la reforma del Estatuto de 1979 en la que trabaja ya el Parlamento sólo es deseable si aglutina a nacionalistas vascos y no nacionalistas.

"Nos encontramos en pleno debate sobre el futuro del autogobierno vasco. Lo fácil es acordar ese futuro sólo entre quienes piensan igual. Lo difícil es ampliar y ensanchar los acuerdos entre diferentes. Representa un cambio de actitud, una forma más abierta e inclusiva de entender el 'nosotros y nosotras' del pueblo vasco. La clave es hacer un esfuerzo por aunar. Ampliar los puntos de encuentro desde el respeto", ha solemnizado Urkullu. Y ha apostillado: "Debemos posponer lo que nos divide y anteponer lo que nos une".

La reforma del Estatuto encarará en 2020 su fase definitiva luego de que un grupo de expertos designados por los cinco partidos con representación en Euskadi concluyera su trabajo a finales de 2019. Los comisionados de PNV y PSE-EE -los partidos que gobiernan en coalición- y de Elkarrekin Podemos -que también ha pactado los presupuestos de 2020 con el Ejecutivo- avanzaron en un texto conjunto para ampliar los poderes autonómicos y en el que no hay consenso en torno al derecho a decidir. La propuesta daba la vuelta a las bases aprobadas con anterioridad por PNV y EH Bildu, de acento más soberanista.

Al poco de que se conocieran esas bases, Urkullu ya fue claro en el Parlamento: "Diré como lehendakari nacionalista que un proyecto votado sólo por la ciudadanía nacionalista significaría para muchos de nosotros un fracaso estrepitoso. Nuestra sociedad es plural y diversa como cualquier otra sociedad abierta. El pueblo vasco que ha llegado hasta hoy es así… Nuestro desafío, especialmente de los nacionalistas, a quienes se les presupone un compromiso añadido con su patria, es defender el pluralismo y no soportarlo como una patología a eliminar en un proceso de homogeneización. El acuerdo debe ser necesariamente plural y que reúna a diferentes".

Es el mismo mensaje lanzado ahora en el marco de su alocución navideña. Por vez primera, Urkullu ha querido grabar ese mensaje en Gernika, un escenario muy significativo históricamente. "El árbol de Gernika simboliza y nos recuerda nuestros valores y aspiraciones, nuestros derechos históricos", ha manifestado el presidente, que ha recordado la trascendencia histórica de los lehendakaris durante la Guerra Civil y el Exilio, José Antonio Aguirre y Jesús María Leizaola, que fueron homenajeados recientemente en la propia Casa de Juntas de la localidad vizcaína

Urkullu se ha propuesto seguir la estela de pluralidad de aquellos gabinetes, que eran liderados por el PNV pero en el que participaban socialistas, comunistas, republicanos y otras fuerzas nacionalistas. "Si algo caracterizó a los lehendakaris Aguirre y Leizaola fue su capacidad de aunar por encima de las diferencias. Mantener la identidad cultural y el euskera en los momentos más difíciles. Buscar lo que unía a la sociedad vasca en un contexto de máxima adversidad. El árbol de Gernika es el símbolo que aúna, que reúne y une la diversidad de sensibilidades de nuestra sociedad", ha remarcado.

La palabra "aunar" es la más repetida a lo largo del mensaje. "Aunar fuerzas y sumar voluntades" es el "propósito" de año nuevo del lehendakari. Este discurso fue grabado ya el pasado jueves 26 de diciembre, por lo que no hay referencias directas a los últimos acontecimientos en España, si bien fuentes del entorno de Urkullu indican que era conocedor que PNV y PSOE estaban ultimando un acuerdo que cristalizó unos días después. Tampoco se cita la reciente sentencia del 'caso De Miguel', que llevará a la cárcel a exdirigentes del PNV de Álava por corrupción o incluso el acuerdo presupuestario con Podemos que le permitirá al lehendakari cerrar con estabilidad la legislatura. Se da por supuesto ya que no habrá adelanto electoral y que las autonómicas serán cuando tocan, después del verano de 2020.

Urkullu ha eliminado la palabra más polémica de su intervención del pasado año, "microclima", un concepto que contrapuso con la "tensión" en una España que aún no sabía que iba a celebrar por dos veces elecciones generales. "Hoy vivimos un tiempo distinto, caracterizado por profundas dificultades e incertidumbres globales", ha señalado el lehendakari, que ha desgranado brevemente los "desafíos" y "retos" de Euskadi, que "superan el horizonte de una generación".

El primero de esos "retos de país" es procurar "empleo de calidad" a los vascos y "especialmente" a los jóvenes, si bien ha avisado de que "sabemos que nada será igual a la situación previa a la crisis de 2008". El segundo es el "reto ecológico". "Estamos en marcha" contra el cambio climático, ha asegurado. También ha alertado del invierno demográfico, que precisa "un cambio cultural", y de la necesidad de "avanzar" en la igualdad entre mujeres y hombres. Y finalmente ha apelado a la "integración y solidaridad" de las personas migrantes, una de las banderas del Gobierno vasco. "Igualdad y solidaridad son dos aspiraciones básicas de la solidaridad vasca. Forman parte de nuestra identidad", ha remachado.

"El nuevo año no será fácil. Estoy convencido de que, una vez más, Euskadi va a salir adelante. Avanzaremos y progresaremos juntos. Debemos posponer lo que nos divide y anteponer lo que nos une. Sumar voluntades para enfrentar los retos y aprovechar las oportunidades que tenemos por delante. Bajo el árbol de Gernika, a las puertas del nuevo año, subrayo que lo importante para Euskadi es aunar", ha brindado el lehendakari.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha