eldiario.es

9

El 73% de los vascos cree que la situación económica es mala o muy mala

El mercado laboral es el principal problema para los ciudadanos, según los datos hechos públicos por el Gobierno.

La encuesta analiza también la valoración de los partidos vascos, que ha bajado con respecto a la medición de febrero y en la que "ningún partido logra el aprobado".

El 73% de los vascos cree que la situación económica de Euskadi es mala o muy mala, si bien un 32% confía en que mejore en el próximo año y, en esta línea, el mercado laboral es el principal problema para los ciudadanos, según los datos del Sociómetro hecho público por el Gobierno vasco este miércoles.

La encuesta se ha realizado en base a las opiniones de 2.576 ciudadanos a los que se ha cuestionado sus valoraciones sobre diversos temas entre el 5 y el 12 de mayo.

Entre las conclusiones del estudio destaca que tanto la opinión sobre la situación económica como las expectativas son mejores que las recogidas en 2013. No obstante, sólo un 24% de la ciudadanía opina que la situación económica de Euskadi es buena o muy buena, aunque un porcentaje muy superior al 6% que manifiesta esta opinión en relación a España, y un 73% que es mala o muy mala, por debajo del 92% en relación a España.

Un 32% de los encuestados opina que dentro de un año la situación será mejor que ahora en el País Vasco y un 25% que será mejor que ahora en España. Estas expectativas positivas están "bastantes más generalizadas" en la Comunidad Autónoma Vasca que en la mayoría de los países de la Unión Europea, según indican los responsables del estudio.

En cuanto a la situación política en Euskadi, la percepción es más equilibrada, con un 40% que cree que es buena o muy buena y un 46% que, por el contrario, opina que es mala o muy mala. La situación política española se ve de forma más negativa que la vasca, con un porcentaje de un 81% que cree que es mala o muy mala y un 8% que es buena o muy buena.

Las instituciones en las que más confía la ciudadanía son el Gobierno vasco y las ONG (con un 65% de confianza), los ayuntamientos (64%), el Parlamento vasco (55%) y las diputaciones forales (53%). Con respecto a 2010, mejoran su nivel de confianza, el Ejecutivo autonómico (que presentaba una tasa del 57% hace cuatro años), la Cámara autonómica (que tenía un 51%), los ayuntamientos (que contaba con un 61%), y la Iglesia (que pasa del 26% al 29%).

Por contra, empeora la confianza en la Unión Europea (del 50% al 36%), Gobierno central (del 29% al 17%), sindicatos (del 38% al 28%), organizaciones de empresarios (del 28% al 19%), el Congreso de los Diputados (del 24% al 15%), las diputaciones (del 60% al 53%), los tribunales de Justicia (del 31% al 26%) y los partidos políticos (del 18% al 16%).

Los problemas más importantes para la ciudadanía siguen siendo los relacionados con el mercado laboral, ya que son mencionados por un 83% entre los tres problemas principales, mientras que los problemas económicos son citados por el 27%. En menor medida, aparece la situación política, con un 21%, y la corrupción y el fraude son mencionados en un 6%.

Calidad de vida y valores sociales

En cualquier caso, la población se declara bastante feliz, con una puntuación de 7,1 sobre 10, por debajo de la media española (7,6). Los factores más citados para valorar la felicidad son la salud (para un 75%), la familia (48%) y el trabajo (26%). Con respecto a 1997, aumenta la mención a la familia y disminuye la mención al amor.

Un 85% de la población se muestra muy o bastante satisfecha con la vida que lleva, especialmente con su familia (8,4 sobre 10), amistades (8,0) y relaciones afectivas (7,8). El aspecto menos satisfactorio es la ocupación (6,5).

Por otro lado, un 81% de la población considera que los matrimonios homosexuales deberían estar permitidos en toda Europa y un 73% que la adopción de niños por parejas homosexuales deberían autorizarse también en toda Europa. Ambos porcentajes aumentan ligeramente con respecto a 2007.

También ha aumentado el porcentaje de quienes consideran que la religión ocupa un lugar demasiado importante en nuestra sociedad, que ha pasado del 36% al 48%.

Por el contrario, ha bajado el porcentaje de quienes consideran que debería darse más importancia al tiempo libre que al trabajo, del 64% al 57%.

Baja valoración de los políticos

La encuesta analiza también la valoración de los partidos vascos, que ha bajado con respecto a la medición de febrero y en la que "ningún partido logra el aprobado".

También ha descendido la valoración de los líderes, de modo que el único que alcanza el aprobado es el lehendakari, Iñigo Urkullu, con un 5,2 sobre 10. Le siguen Andoni Ortuzar (4,6), Laura Mintegi (4,5), Patxi López (3,7), Arantza Quiroga (2,8) y Gorka Maneiro (2,1).

El estudio no aprecia variaciones en la actitud sobre la independencia con respecto a las últimas mediciones. De este modo, un 26% de la población afirma estar a favor de la independencia, un 31% en contra y un 32% estaría a favor o en contra dependiendo de las circunstancias. El sentimiento de identidad español se mantiene en un 3,9 sobre 10.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha