eldiario.es

9
Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La Policía desarticula una red de falsificadores con 18 integrantes en la operación 'top manta'

Los productos, valorados en dos millones, estarían destinados a la venta por ‘manteros’ durante los Sanfermines

La operación se incauta de tres toneladas de productos falsificados y evita actuar contra el eslabón más débil de la cadena, los vendedores callejeros

- PUBLICIDAD -
Vendedores de 'top manta' durante las fiestas de Sanfermín en la avenida Carlos III.

Vendedores de 'top manta' durante las fiestas de Sanfermín en la avenida Carlos III. Miguel M. Ariztegi

La Policía Nacional ha desarticulado en Pamplona a un “grupo criminal especializado en delitos contra la propiedad industrial e intelectual”. La operación, todavía abierta, suma 18 detenidos de nacionalidades senegalesa y ghanesa. Los agentes se han incautado además de más de tres toneladas de productos falsificados de diversas marcas, que iban a ser distribuidos durante los Sanfermines.

Con un valor en el mercado de alrededor de dos millones de euros, los productos falsificados eran zapatillas, bolsos, prendas de vestir y deportivas de marcas como Adidas, Reebok, Puma, Nike, Converse, Chanel, Bimba y Lola, Tous, Louis Vuitton… Los agentes destacan las camisetas deportivas de conocidos clubes de fútbol como una de las mercancías más preciadas: Barça, Real Madrid, Atlético de Madrid, Juventus…

En una nota de prensa, la Policía reconoce que los conocidos como manteros son el “eslabón más débil” de estas redes de falsificadores. Son generalmente personas procedentes del África subsahariana, en situación administrativa irregular en España y expuestos a gran vulnerabilidad social, por lo que son explotados por grupos criminales. “Este tipo de venta callejera vulnera los derechos de la propiedad industrial e intelectual, es un fraude fiscal, pero especialmente atenta contra los derechos fundamentales de las personas explotadas por redes criminales transnacionales”, explican.

Operación 'top manta' durante Sanfermines.

Productos decomisados por la Policía en la operación 'Top manta'.

Sin embargo, la Policía considera que estos 18 detenidos no constituyen el último eslabón de la cadena de explotación: “Se trata de personas con un cometido intermedio en la organización, con disponibilidad de medios económicos para la logística de traslado y distribución”, recalcan. Las diligencias, todavía abiertas, son responsabilidad del Juzgado de Instrucción Número 2 de Aoiz.

El Ministerio del Interior calcula que las falsificaciones suponen un negocio que supera los 250.000 millones de dólares al año, y según Interpol parte de los beneficios son fuente de financiación del terrorismo yihadista y otros delitos. Asimismo, la Policía vincula las redes de exportación de productos falsificados con las de trata de seres humanos, que en ocasiones utilizan las mismas rutas.

En esta operación, la Policía recibió la información de que un numeroso grupo de personas se congregaban frente a varias naves ubicadas en el polígono industrial de Mutilva. Mediante vigilancias discretas, los agentes descubrieron que recibían allí el material falsificado mediante el contrato de empresas de transporte y logística de la zona.

Según los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, aprovechaban redes de logística y transporte convencionales, aprovechando circuitos normalizados de envío de gran formato, de manera que lograban mantener en el anonimato a los remitentes. Asimismo, reducen la posibilidad de sufrir aprehensiones por parte de las fuerzas de seguridad.

La avenida Carlos III, territorio ‘top manta’

La ONG Sos Racismo ha lanzado estos Sanfermines una campaña de sensibilización para evitar la criminalización de los manteros, poco habituales en Pamplona excepto durante sus fiestas más internacionales. “Llegan para las fiestas, y como no tienen presencia el resto del año como en otras ciudades, están menos organizados y más expuestos”, explica Beatriz Villaizar.

La portavoz habla de “racismo institucionalizado” debido a la Ley de Extranjería, que sitúa en los “márgenes sociales” a estas personas, abocadas a este tipo de trabajos precarios debido a su situación administrativa irregular. “Sobrevivir no es delito”, resume.

La imagen de la avenida de Carlos III tan repleta de vendedores que incluso dificultan el paso de viandantes -exclusivamente del 6 al 14 de julio, eso sí- ha sido objeto de debates en el Ayuntamiento, e incluso de tiras y aflojas entre la Delegación del Gobierno y el Consistorio. Y aunque Sos Racismo considera “sangrante” cómo se aborda el problema, la única moción presentada en Pleno Municipal -de UPN, que pedía actuar contra el “comercio ilegal” durante los Sanfermines- no contentó a los grupos.

Los “últimos eslabones de la cadena” de los que habla la Policía en su nota son los más expuestos debido a su situación de “precariedad social, civil y jurídica”, explica Villaizar, que pide a la ciudadanía “evitar el discurso criminalizador”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha