eldiario.es

9

"Al negarme a embarcar armas para Arabia Saudí demostré que soy una persona con principios"

"No desobedecí ninguna orden, porque nadie me dijo que tenía que hacerlo. Simplemente dije que no podía, llamaron a otra persona y se arregló", afirma Robles, candidato a la alcaldía de Getxo por Elkarrekin Podemos

"Me empezaron a acusar de poner en peligro a la población y de alterar el funcionamiento del orden de servicio. Costó demostrar que esas acusaciones no eran ciertas"

Ignacio Robles

Ignacio Robles

Ignacio Robles (Bilbao, 1975) es bombero, ingeniero técnico industrial y activista de Greenpeace, pero su historia saltó a los periódicos por ser el bombero que dijo 'no' a transportar armas a Arabia Saudí. Dos años después, es el candidato para la alcaldía de Getxo de Elkarrekin Podemos y entre sus medidas estrella se encuentran incrementar la movilidad sostenible, fomentar el turismo estudiando la idea deque Getxo sea parte del Camino de Santiago, y romper la burbuja del alquiler potenciando el alquiler social y el co-housing.

Respecto al suceso del puerto de Bilbao, recuerda que fueron momentos "muy duros", en los que tanto él como su familia pasaron un auténtico calvario al no saber cual sería la resolución del expediente. Aun así, no duda al afirmar que lo volvería a hacer y reconoce que aquella fue una acción que "ha calado en la gente" y supone un impulso en su carrera política.  

¿A qué se debe su salto a la política?

Tras 40 años del PNV ininterrumpidos, yo creo que merecemos una oportunidad y un pequeño cambio en este Getxo de postal que se está construyendo a costa de la gente que vivimos en la ciudad. Creo que merece la pena intentar cambiar eso.

¿Por qué Podemos?

Yo fui el primer secretario general de Podemos en el año 2014 y desde que que surgió este movimiento o partido me he sentido muy involucrado. Participé desde los inicios en el 15-M y creo que es una buena alternativa a los partidos tradicionales que se alternaban en el poder. Por eso es necesario.

Alguna vez ha reconocido que le da rabia que le reconozcan popularmente como el 'bombero insumiso'. ¿A qué se debe?

Son muchos años de activismo. Yo he participado en acciones realmente importantes internacionalmente y siempre he querido poner el punto de atención en el tema de la venta de armas, de los estragos que causa en la población civil. Todo ello con mucho esfuerzo personal. Así que da un poco de pena que seme conozca por una casualidad, que fue lo que pasó en el puerto, que fue simplemente una casualidad, un acto personal que yo no tenía ninguna intención de que trascendiera a los medios de comunicación. Fue una opción personal. Yo no lo podía hacer por principios. Fue el hecho de que la Diputación me abriera expediente lo que dio el salto a los medios de comunicación. No fue que yo me negará, aquello no tuvo eco. El eco lo tuvo el hecho de que la Diputación decidiera abrir un expediente y amenazarme con dejarme seis años sin trabajo. Después de tanto esfuerzo intentando llamar la atención de los medios, que al final sea cuando menos lo deseas pues es un poco frustrante, pero bueno al final lo hemos aprovechado y creo que hemos conseguido muchas cosas.

¿Cree que puede aprovechar la figura que se ha creado alrededor de su persona para que la gente tenga más confianza en usted y lo considere un buen candidato?

Al negarme a embarcar armas para Arabia Saudí, sin ser mi intención, yo creo que sí que he demostrado que soy una persona que tiene principios y que soy una persona en la que se puede confiar. Tras esto también he tenido una actividad intensa en redes sociales y estoy viendo que incluso gente que no me conoce de nada, que solo me conoce a través de las redes sociales, me está animando. Parece que aquello caló un poquito en la gente.

¿Qué ocurrió exactamente en marzo de 2017?

Pues mira, parte del trabajo de los bomberos es estar presente cuando se hacen cargas de mercancías peligrosas en el puerto, por motivos de seguridad. Aquel día yo fui a una carga. Pensaba que iba a ser una carga habitual: ácidos, corrosivos, tóxicos....pero resulta que eran eran explosivos y cuando pregunté me dijeron que eran bombas y que iban a Arabia Saudí. Entonces, claro, yo tengo una historia larga de activismo contra la venta de armas y dije que no iba a participar.

No hubo ningún problema aquel día, mandaron a otra persona y yo volví al parque. Nadie puso ninguna pega. No desobedecí ninguna orden porque nadie me dijo que tenía que hacerlo, simplemente dije que no podía, llamaron a otra persona y se arregló. Al cabo de un mes me enteré por la prensa de que me habían abierto expediente y que la amenaza eran seis años de suspensión de empleo y sueldo.

A la gente que tiene más capacidad económica es a la que más se le cuida

¿Y qué sintió en ese momento?

Me enteré por la prensa, por un periodista. Me llamó el día anterior a publicarse el artículo y se me cayó el mundo encima. Imagínate los problemas, mi madre llorando, la familia, qué iba a pasar con nosotros...Para que te hagas una idea, en esos tres o cuatro meses después de la apertura del expediente fue como un mazazo, adelgacé unos diez kilos, noches sin dormir, muchos problemas de ansiedad. Poco a poco según se fue resolviendo el expediente y con los abogados fuimos viendo que la acusación era insostenible y que el tema parecía que iba a acabar bien.

¿Cómo se resolvió al final?

Tardó mucho porque primero me acusaban de no cumplir con mis funciones voluntariamente. Aquello enseguida se desmontó con las grabaciones de la emisora y una serie de cosas. Pero claro, luego me empezaron a acusar de poner en peligro a la población y de alterar el funcionamiento del orden de servicio. Esas acusaciones costó más demostrar que no eran ciertas y tardó un año en salir la resolución del expediente. Al final se quedó en una falta leve que no tiene consecuencias.

¿Lo volvería a hacer?

Sí. Al final no es cosa de si lo volvería o no lo volvería a hacer, es que ni me lo planteo. Groucho Marx es capaz de quitarse de sus principios y ponerse otros según convenga, pero el resto de la gente no. Tú tienes tus principios y no lo piensas, no lo valoras, lo haces y ya está.

En Greenpeace también ha realizado grandes acciones como descolgar una pancarta gigante en Jerusalén dirigida a el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que decía Obama: Para las prospecciones en el Ártico.

Sí. Una de las acciones más espectaculares y más complejas en las que he participado. Fue en Israel, además en Belén, en un puente de Calatrava bastante complejo a más de 60 metros de altura, justo al paso de Barack Obama por debajo de la comitiva. Fue muy complejo porque ahí estaba la CIA. De hecho, la pancarta de 300 metros cuadrados la llevé yo desde Madrid en avión y también fue una historia un poco de película.

¿Se ve con opciones reales de convertirse en alcalde y desbancar al PNV?

Yo sé que es difícil, pero lo tenemos que intentar. Son 40 años ya ininterrumpidos de un gobierno que no escucha a la población y los movimientos sociales hacen reivindicaciones y no se les escucha. Se trata de un gobierno que está apoltronado. Yo creo que explicando bien nuestras posturas y haciendo entender a la gente que os vamos a preocupar más de ellos, del contenido de Getxo que son las personas más que del continente, que es el envoltorio. Por que es cierto que el actual equipo de gobierno está consiguiendo un Getxo con un envoltorio bonito, pero está descuidando a la gente. Si nos centramos en eso, podemos hacer ver a la gente que nuestra candidatura es interesante.

En 2015 se presentó como Guk junto a independientes. Ahora van separados. ¿Qué supone esa ruptura?

En el año 2015 fuimos los principales promotores de una candidatura en Getxo que tuvo un resultado espectacular con cuatro concejales, dos de las cuales eran de Podemos y han hecho un trabajo magnífico. Afortunadamente, siguen en nuestra candidatura y contamos con su experiencia y con su trabajo, que la gente ha reconocido muy positivamente en Getxo. Ahora, tenemos un pequeño problema porque de los cuatro partidos que participamos en el 2015, tres partidos, Podemos, Equo e Izquierda Unida, que al final somos los partidos reconocidos, los partidos solventes, hemos decidido ir en una candidatura que es Elkarrekin Podemos. El cuarto partido, que era un partido local de Getxo, ha decidido ir por libre.

A mí eso me parece bien, tienen todo el derecho. El problema es que ha decidido participar con el mismo nombre que nosotros teníamos en la candidatura anterior. Al final es parte de la picaresca que hay hoy en día, de Ganemos, Ganaremos.... cambias una letra e intentas parecerte a algo para que la gente te vote. A nosotros nos ha decepcionado mucho porque es gente con la que hemos trabajado y no somos así. Somos partidos solventes que decimos las cosas como son y no nos escondemos.

Getxo es un municipio con una población muy diversa y desigualdad con barrios ricos por así decirlo como Neguri o Algorta. ¿Tiene cabida una formación como Elkarrekin Podemos entre los ciudadanos?

Sí, claro, por supuesto. De hecho, nuestras propuestas van un poquito en la medida de intentar evitar eso. Intentar evitar las desigualdades, que cada vez crecen más en todo el territorio español y Getxo es uno de sus máximos exponentes. es una ciudad donde se ve la gente más humilde y la gente con más capacidad económica. El problema es que precisamente a la gente que tiene más capacidad económica es a la gente que más se le cuida y a la gente que tiene menos recursos es a la gente que menos recursos se le dedica y al final nuestra intención es intentar revertir un poquito eso.

¿Cuáles son los principales cambios que realizaría al llegar al Ayuntamiento?

Hemos trabajado más de 600 propuestas y planes que no están copiados de ningún sitio. Son propuestas que hemos trabajado una a una. Es importante decir que nos basamos un poquito en la experiencia de las ciudades del cambio y ese es nuestro referente. Ciudades como Madrid, Zaragoza, Barcelona que con ese modelo de gestión basado en las personas han conseguido por un lado incluso rebajar los niveles de deuda que habían heredado, y ,por otro lado, ofrecer más servicios de mayor calidad y que la gente tenga un grado de satisfacción mayor. Nuestro objetivo es que Getxo sea la próxima ciudad del cambio, es por lo que vamos a luchar.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha