eldiario.es

9

¡Vaya tribu: kale borroka con tornillería pesada!

Graves incidentes y seis detenidos durante la huelga de estudiantes en Vitoria

Graves incidentes y seis detenidos durante la huelga de estudiantes en Vitoria EFE

Recoge J.A. Marina en su “Despertad al diplodocus – una conspiración educativa para transformar la escuela…y todo lo demás.” unas palabras de Michael Fullan “La clave del éxito en todo el sistema está en situar la energía de los educadores y estudiantes como el motor central”. Su llamada a la movilización educativa para obtener en cinco años un cambio sustancial en el sistema educativo que garantice el éxito educativo del 90% de la población escolar y las competencias y condiciones necesarias para lograr la felicidad personal y colaborar con la felicidad social se le antojan a uno como objetivos sensatos y plausibles para el conjunto del estado. Pero en cuanto uno deja el libro y sale a la calle, los ve cargados de un exceso de ilusa utopía e ingenuidad.

El filósofo, autor entre otros del libro blanco de la educación por encargo del actual ministro de Educación en funciones, nos habla de una conspiración para el cambio educativo y que éste puede comenzar en cualquier lugar, “con independencia de las leyes, de los condicionamientos políticos o económicos, siempre que tenga libertad de enseñanza.” Marina nos dice que el “primer agente de movilización debería ser la escuela”. Lo comparto en su totalidad.

Reitera su ya conocido por enésima vez repetido proverbio africano “para educar a un niño hace falta la tribu entera” al que le ha añadido un pequeño corolario no tan conocido pero imprescindible para abordar la cuestión con una dosis de realismo “Para educar a un niño hace falta una buena tribu”.

Uno, a la luz de la última movilización del 16,17 de marzo en Euskadi y Navarra contra la aplicación de la LOMCE, el 3+2 y por un sistema propio, se pregunta cómo está la escuela en Euskadi y Navarra, cómo están los educadores y estudiantes. El éxito en cuanto a la respuesta dada por el estudiantado en los centros de secundaria y universitarios de las redes públicas vasco navarras es evidente: paró hasta el apuntador, aunque la incidencia en Araba fue superior. No así en los centros de la red concertada y de las ikastolas privadas concertadas donde, al parecer, o están al margen de estas normas, no les afectan o ya se rigen por un modelo propio satisfactorio para los convocantes. Es decir, quizá entienden los convocantes que con extender el modelo privado concertado y el universitario en vigor ya estarían satisfechos los convocantes. La red concertada en Euskadi es la más desarrollada de España en todos sus aspectos, representa el 50% del sistema educativo vasco es una de las características que hacen nuestro sistema educativo más propio y diferente de las 17 CCAA de España, con perdón, y de toda Europa. Esto es muy propio. Deberían aclarar los violentos estudiantes abertzales convocantes la razón de la no convocatoria en los centros de la privada concertada para evitar malentendidos o sarcasmos. Lo mismo se puede decir en el ámbito universitario: el alumnado de Deusto, Mondragón y la 'Napharrorum Unibertsitatea' del Opus Dei, no fue convocado a la lucha por un modelo propio y en contra del 3+2; o los adictos a los productos de la máquina herramienta convocantes han entendido que no se regirán, al parecer, por el 3+2 o están de acuerdo y lo que se está defendiendo es que el modelo propio nacional vasco que ellos defienden se vertebre en torno a estos centros privados previa destrucción de la EHU-UPV, empezando por la Biblioteca de Vitoria-Gasteiz.

¡Vaya tribu, señor Marina ¡¿ con éstos vamos a conspirar parar llegar a un acuerdo de Estado?

El 15 de febrero de 2013 la práctica totalidad de los agentes educativos firmaban por estas latitudes un manifiesto titulado LOMCE Ez, Gure Hezkuntza Bai; el manifiesto contrario a esta ley y por una “ Educación nuestra” lo firmaba también Ikasle Abertzaleak; estos años se han venido realizando charlas en centros y el pasado 16 de marzo, jueves, convocaron una “jornada de lucha” de infausto recuerdo… Es constatable, al margen de este manifiesto, que hay un acuerdo en contra de la aplicación de la LOMCE que abarca a todos los partidos políticos salvo el PP y a todos los sindicatos salvo algunos que apenas tienen representación en Euskadi, no así en Navarra. De hecho si en la última sesión de investidura Podemos hubiera votado a favor de Sánchez en estos momentos esta ley estaría paralizada y las reválidas pospuestas para el 2017 derogadas.

Ha sorprendido a propios y extraños, la saña y el alto nivel de violencia desplegado, la cantidad de tornillería incautada y los destrozos realizados en el campus de Alava, en especial en la Biblioteca del antiguo y precioso edificio del psiquiátrico de Las Nieves , en Letras y en Ingenieros así como en la calle Fueros y San Prudencio ( cajero de la Vital, fachada del Banco Sabadell-Guipucoano, Stradivarius, Punto Roma…edificio Opera...). Esta jornada de violencia nos ha recordado el quehacer de la kale borroka y, es curioso que allí donde el abertzalismo radical tiene más implantación apenas se ha sentido su incidencia ( Gipuzkoa ) y, sin embargo, en zonas como Vitoria ,por ser, quizá, territorio a conquistar por el mundo nacionalista radical, han echado el resto.

Hasta tal punto ha sorprendido que el portavoz parlamentario de EHBildu antiguo director de Innovación educativa con EA en la Consejería de educación les ha dado la enhorabuena por la "jornada de lucha" y a pesar de negarse a “condenar” los hechos ha tenido que “rechazarlos” pero poniendo el énfasis en el éxito de la convocatoria contra la imposición de la LOMCE y por la defensa de un sistema educativo “propio”. Algunos, especialmente del mundo nacionalista, se conforman con eso; lo han rechazado. Han seguido la misma táctica que con los comunicados de condena de los asesinatos de ETA; se negaban a condenarlos, a lo sumo los rechazaban no los consideraban apropiados… Todavía recuerdo a una parlamentaria de EH Bildu entonces sindicalista de STEE-Eilas negándose a condenar en 1995 el asesinato de Ordóñez, “no sirve para nada” decía , nos meten en el mismo saco con los que condenan..etc. (gran nivel ético para una maestra). Para ellos, no eran criminales terroristas sino gudaris haciendo política con las armas, igual entonces que ahora, el parlamentario Juanjo Agirrezabala afirmó que su formación rechaza sin ningún “género de dudas” y “con total contundencia” los incidentes, pero puntualizó que no está dispuesta su formación ( EH Bildu) a suscribir una declaración del parlamento vasco que “criminaliza” al movimiento estudiantil y obvia lo “más importante de todo: que miles de estudiantes salieron a la calle a reivindicar un sistema educativo de calidad y la derogación de la Lomce”.

Amedrentar, acojonar a la población, aterrorizar debe ser y es objeto del código penal en cualquier estado que se precie de derecho, salvo para quienes hasta ayer se creían legitimados para imponer su proyecto por las armas y ahora por la kale borroka. Hemos avanzado, como se puede apreciar, pero poco.

La utilización de espacios públicos para el estudio y la investigación en período de democracia, como en el que estos jóvenes tienen la suerte de vivir, no nos debe llevar a pensar que se puede hacer apología del fascismo, del nazismo o del terrorismo en los centros educativos.

El portavoz de EH Bildu – Juanjo Agirrezabala- es el mismo que durante la segunda legislatura de EA, con Ibarretxe de lehendakari y Tontxu Campos en Educación son de aquellos que deslizaron de manera obscena el sistema educativo vasco por la senda del adoctrinamiento nacionalista puro y duro con aquel currículo de 2007 cuyo objetivo manifiesto era implantar unos contenidos comunes para el conjunto de Euskal Herria entendida esta como el Zazpiak bat de Sabino Arana, el mismo que consideraba que la lengua preferente del sistema educativo vasco , al margen de lo que diga la Constitución y el Estatuto, debía y debe ser el euskera al margen de que en Alava o en zonas de Gipuzkoa o Bizkaia apenas lo use el 15% de la población o su nivel de conocimiento según los datos del propio gobierno vasco no lleguen al 33%...

Que la legislatura de los socialistas haya depurado estas marcadas huellas adoctrinadoras propias de quienes consideran la lengua y el sistema educativo los instrumentos fundamentales de su “nation building” no nos deben llevar al engaño de pensar que han desaparecido; más bien al contrario. En estos momentos, desechada la etnia, aparcada la lucha armada porque “resta o no suma” – llámese terrorismo- como instrumento para imponer su proyecto totalitario sólo les queda la lengua. Y en eso están tanto aquí como en Navarra. Hasta tal punto es así que ahí se centran todos los esfuerzos del movimiento nacionalista que quiere construir un estado propio en disputa permanente con otras fuerzas nacionalistas más moderadas a las que les ponen el ejemplo de Cataluña su Omnium Cultural, su Asamblea Nacional y su dinámica soberanista como recorrido similar a imitar (Gure esku dago) haciendo abstracción de que sus demandas están manchadas de sangre por la decisión de ETA, HB y sus marcas sucesivas hasta la actual Sortu coaligada en EHBildu con Aralar, Alternatiba.

El tridente nacional sindicalista de ELA-LAB y Stee-Eilas arrasa en los centros aunque luego la realidad es que más de un 40% del personal educativo pasa de ellos y en el ámbito universitario el nivel de desafección sindical en algunos sectores supere el 60% como lo demuestran los datos de participación del personal en las elecciones sindicales en el sector público universitario y no universitario.

Para educar es necesaria toda la tribu nos dice el filósofo, y uno mira a su alrededor, ve esto y se pregunta …, pero qué tribu, qué hacer? Salir corriendo. A nadie se le puede pedir que sea un héroe; me conformo con que en el ámbito de competencia de cada cual todo el mundo cumpla con su papel. Veamos; ¿debe o no debe entrar la Ertzaintza en la UPV-EHU si como es el caso el principio de autonomía universitaria debe conjugarse con otros principios como el principio de seguridad de las personas, su libertad de asistir a clase, su derecho al estudio, su derecho a disfrutar de la biblioteca del centro o al silencio para poder leer tranquilamente en clase? La utilización de espacios públicos para el estudio y la investigación en período de democracia, como en el que estos jóvenes tienen la suerte de vivir, no nos debe llevar a pensar que se puede hacer apología del fascismo, del nazismo o del terrorismo en los centros educativos ni que los comportamientos de auténtico abuso en cuadrilla, encapuchados y en actitud amenazante, de amedrentamiento, deban ser tolerados con indiferencia o permisividad. Deben ser castigados y de manera ejemplarizante para cortar de raíz unas malas prácticas que en los institutos vascos son la mala práctica de cada semana desde hace muchos años.

Se pasa el muerto al director o directora del centro que, para más inri, en algunos casos , coincide con los planteamientos de los convocantes, porque hace ya muchos años que los que no comulgan con los postulados nacionalistas más radicales se han puesto en retirada de cualquier responsabilidad de gestión, dejándoles todo el campo expedito a aquellos que comparten el Guk Geure HEZKUNTZA o, en el mejor de los casos, los que aún tienen la osadía de enfrentarse a ellos, se limitan a recoger los datos de las votaciones de la jornada y proceder a que se desarrolle de la manera más discreta posible; esta situación es insostenible pero muy difícil de reconducir. Está produciendo hace tiempo una gran degradación de los centros públicos. El servicio de inspección se limita a recabar los datos y a esperar la siguiente convocatoria para que el procedimiento sea todo lo democrático que se haya acordado en el Órgano Máximo de Representación del centro, en el que nadie quiere estar salvo los que quieren construir el país a su modo y semejanza. Por cierto qué piensa de estos hechos la red de directores de Primaria – Sarean- o de Secundaria, BHIE, …y otros como EHIGE. ¿Alguno de estos agentes ha condenado los hechos violentos de Vitoria?

Graves incidentes y seis detenidos durante la huelga de estudiantes en Vitoria

Graves incidentes y seis detenidos durante la huelga de estudiantes en Vitoria EFE

Una vez que EH Bildu les ha dado la pauta, no se puede esperar “la condena” ni que vayan más allá del rechazo; es decir, estos organismos no comparten la condena de la mayoría del parlamento vasco, del Ayuntamiento de Vitoria o de sus Juntas Generales. ¿Tendrá algo que ver esto con el hecho de que están al servicio de la misma estrategia que EH Bildu?

No les parece que sería una buena pregunta para educar a toda nuestra tribu educativa responder a esta pregunta: ¿Cómo se llama a quienes quieren imponer sus ideas y su proyecto político y educativo por la fuerza tanto en el aula, en el centro, como en la ciudad?¿Cuántos docentes han comenzado las clases de esta semana, antes de irse de vacaciones de semana santa haciéndoles esta pregunta a su alumnado? en especial, en aquellos centros donde más cerca se ha vivido la coacción. Estos chicos tan entusiasmados con la “tornillería pesada” y el comportamiento gregario para el ejercicio del amedrentamiento continuado de la Okupa-Ekintza o la Kale Boroka fuerzan la situación porque saben que si ocupan un aula y les cambian el bombín de la cerradura la pueden hacer saltar de una patada o pedir otra para otra actividad y terminar ocupándola, pues no les van a venir a desalojar los de la Ertzaintza porque eso es primera página en la prensa y daña la imagen del rectorado y la UPV-EHU…

También saben que el servicio de seguridad subcontratado no tiene capacidad ni está entre sus funciones proceder a los desalojos. Asistir a los estragos realizados en la Biblioteca e Ingenieros de Vitoria-Gasteiz por estos energúmenos cura contra toda idea benevolente de “por la paz un ave maría” en la que con mucha frecuencia se ha caído; es preciso cortar de raíz este estado de cosas; estado de impunidad. Hay que reconocer que la convocatoria ha tenido un seguimiento multitudinario. Qué pena que la kale borroka ha deslegitimado su movilización porque con sus tornillos, sus provocaciones, su violencia, en definitiva la han convertido en una jornada de violencia injustificada e injustificable.

Si la energía de algunos de nuestros educadores – los más sensatos y valientes- se nos va en domesticar el monstruo que anida en la juventud “alegre y combativa” de EH Bildu y en una parte significativa de su profesorado, que comparte sus planteamientos , y la energía de nuestros estudiantes se va en buscar la manera de justificar la utilización de” su tornillería pesada” en su “kale borroka” contra nuestro sistema educativo vasco por su carácter español ante la indiferencia y el temor de la gran mayoría, que no quiere líos y que lo único que desea es vivir lo más felizmente su época de joven estudiante, estudiar y aprobar e interesarse por las cosas nuevas que le van surgiendo en la vida, cómo sobreponerse a esta situación para buscar la empatía suficiente para mejorar, acordar y pactar unas mejoras de nuestro sistema.

A veces, parece una estrategia diseñada para acabar privatizándolo todo, eso sí en nombre de lo propio, del euskera y de la construcción de la patria de todos los vascos, esa nuestra gran Euskal Herría que nunca ha existido pero que tiene como referencia el mapa lingüístico de algún estudioso Bonaparte: no hay melancolía más letal que aquella que se genera por la conciencia de haber perdido algo que nunca ha existido como muy bien nos explicó Jon Juaristi en “su bucle melancólico”. Esa melancolía tan triste que nos hace sentirnos víctimas por haber perdido o porque nos han arrebatado algo que nunca hemos tenido y, por tanto, nunca nos han arrebatado ni nos pueden arrebatar.

Estos melancólicos chavales parecen padecer el síndrome de abstinencia… tienen mono y nos anuncian una nueva ofensiva, como si no nos hubieran “ofendido” ya suficiente,; nos anuncian nuevas protestas para el mes de mayo; lo han hecho el miércoles, 23 de marzo, cinco días antes de la celebración del Aberri Eguna, la pascua de resurrección del nacionalismo vasco, a la que se suma este año la sucursal vasca de Podemos, siguiendo los pasos que años antes diera Oskar Matute de la antigua IU de Madrazo luego Ezker Batua y ahora integrado en Bildu que asume la tesis justificatoria del” conflicto” (gatazka) .

En el fondo, no es descartable que la pérdida de votos de EH Bildu el 20D, a costa de Podemos esté en el trasfondo de este hiperactivismo bildutarra en todos los ámbitos sectoriales, así como en la ansiedad por recuperar el terreno perdido ante los del espantajo podemita, la fuerza más votada por los vascos el 20D para sorpresa de todos. A mí no me extraña, porque Podemos es, en mi opinión, la quintaesencia de la impostura en política. Bueno ellos lo llamarían, como Matute, que es un moderno de pro, “postureo”.

Esta es nuestra tribu educativa, o parte de ella, para ser justos. Ahí se va la energía de nuestros estudiantes y educadores; como se ve, con esta tribu, no hay motivo para el optimismo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha