eldiario.es

9

Debacle de Unidas Podemos el 26M: cae en Europa, pierde representación territorial y todas las alcaldías menos Cádiz

Las derrotas de Madrid, Barcelona, A Coruña, Santiago, Ferrol y Zaragoza echan por tierra uno de los puntales del espacio político del cambio desde 2015

Podemos tendría la llave de gobiernos con el PSOE en Baleares, Asturias, Canarias, Navarra y La Rioja, pero no logra sumar con el bloque progresista en Madrid 

IU, que se ha presentado en solitario en buena parte de las Autonómicas, solo logra representación en tres comunidades

79 Comentarios

Pablo Iglesias, entre la candidata a la Comunidad de Madrid, Isa Serra, y a las europeas, Rodríguez Palop.

Pablo Iglesias, entre la candidata a la Comunidad de Madrid, Isa Serra, y a las europeas, Rodríguez Palop. DANI GAGO (PODEMOS) / Madrid

Las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo de 2019 se han convertido en el reverso de las de 2014 y 2015, que supusieron la irrupción y consolidación de Podemos en el panorama político español. El partido de Pablo Iglesias retrocede en todas las comunidades, aunque mantiene la opción de ser llave de gobierno con el PSOE en cinco. Madrid no será una de ellas, tras la ruptura de Íñigo Errejón. Pero es en el ámbito local donde la debacle ha sido total. El llamado espacio del cambio ha perdido todas las alcaldías conseguidas hace cuatro años, incluidas las de Madrid y Barcelona de Carmena y Colau. Solo José María González, Kichi, resiste en Cádiz.

Unidas Podemos no afrontaba en sus mejores condiciones los comicios de este 26M. Las quiebras internas en el espacio del cambio acumuladas en los últimos años hacían muy difícil repetir los buenos resultados de 2015, cuando irrumpió con energía en los espacios municipales. La ruptura de Manuela Carmena e Íñigo Errejón dejó a Podemos sin referente municipal en la capital. En un principio, los de Pablo Iglesias optaron por apoyar a Carmena y pedir el voto para la que había sido uno de sus principales ejemplos de gobierno.

Pero la aparición de la candidatura de IU encabezada por el exconcejal de Hacienda madrileño Carlos Sánchez-Mato hizo que ese respaldo se repartiera entre ambas, hasta el punto de que en la última semana de campaña el propio Pablo Igleisas reclamara el voto a Madrid en Pie como el "útil" ante la evidencia, dijo, de que Carmena iba a ganar seguro.

La todavía alcaldesa de Madrid ha ganado los comicios. Pero con un concejal menos que en 2015. Otro menos ha tenido el PSOE. Madrid en Pie no ha superado la barrera del 5% y no ha logrado representación. La consecuencia es que las tres derechas suman la mayoría y el PP volverá al Palacio de Telecomunicaciones, sede del Ayuntamiento.

La izquierda tampoco gobernará en la Comunidad de Madrid, donde el socialista Ángel Gabilondo ha ganado, sin que el bloque progresista sume la mayoría. El PP retendrá así el que será su principal centro de poder para hacer oposición al Gobierno de Pedro Sánchez.

Unidas Podemos se ha dejado 20 diputados en la región. La candidatura de Isa Serra, que asumió el reto de sustituir a Íñigo Errejón, apenas ha superado el 5,6% de los votos. Más Madrid ha recibido esos 20 escaños con poco menos del 15% de los sufragios. Pero la "competición virtuosa" y la "división multiplicadora" teorizada por Errejón no ha sido suficiente.

En los próximos días se reeditarán las pugnas internas en el espacio del cambio en Madrid, la región que ha protagonizado algunos de los enfrentamientos más duros en Podemos desde su fundación. Los cuchillos ya han empezado a volar. El cofundador del partido Juan Carlos Monedero señalaba directamente a Errejón en Twitter como responsable de la debacle.

La candidata de Unidas Podemos, Isa Serra, también se ha referido a Íñigo Errejón en su reconocimiento de los "malos resultados" de este domingo. "La división de la izquierda no ha ampliado el campo político", ha señalado.

En el Teatro Goya de Madrid, donde se siguen habitualmente las noches electorales, no ha comparecido ningún dirigente estatal de Podemos para analizar los resultados. No se esperan tampoco declaraciones públicas este lunes, según fuentes del partido consultadas por eldiario.es.

Barcelona, A Coruña, Santiago... Menos Cádiz

Madrid no ha sido la única plaza donde Podemos e IU, juntos o por separado, han visto caer sus apoyos electorales. Las llamadas Ciudades del Cambio han aguantado una legislatura. Desde A Coruña o Santiago a Zaragoza, pasando por Ferrol, ningún alcalde ha aguantado el bastón de mando.

Una de las ciudades más importantes en estos años ha sido Barcelona. La capital catalana ha sido una de las grandes apuestas de Pablo Iglesias en esta campaña. Allí ha ido dos veces en los 15 días de campaña. Tras la ruptura con Carmena, el triunfo de Ada Colau aparecía como fundamental para Podemos.

Pero Colau tampoco ha retenido la Alcaldía. Por unos cientos de votos ha visto cómo ERC le arrebataba el bastón de mando. Los independentistas gobernarán por primera vez la capital catalana en un momento en el que parecía retroceder el impulso secesionista, según las encuestas. No ha sido así y el problema catalán, lejos de resolverse, se va a afianzar.

Podemos solo aguantará una capital de provincia: Cádiz. La ciudad andaluza será gobernada por José María González, Kichi, que será el único referente de Podemos que ha ganado este 26M. Sus enfrentamientos con Iglesias, sobre todo a costa de la compra de la casa de Galapagar, no han hecho mella entre su electorado.

Desde diciembre, cuando en las andaluzas la derecha ganó la Junta y Adelante Andalucía no logró recoger la caída del PSOE, las direcciones andaluza y estatal de Podemos han evitado un enfrentamiento directo.

Podemos, llave en cinco comunidades

Los resultados de las elecciones autonómicas de este 26 de mayo tampoco son buenos para Podemos e IU. Juntos, o por separado, han visto como su representación en los parlamentos regionales ha caído de forma notable.

Más allá de la debacle de Madrid, Podemos ha perdido todos sus diputados en Castilla-La Mancha, donde José García Molina ha compartido el Gobierno con Emiliano García Page la mitad de la legislatura. De dos escaños ha pasado a cero y el líder autonómico ha avanzado ya su decisión de dimitir a lo largo de esta semana que arranca.

Pese a la caída, Podemos aguanta mejor que a nivel municipal. En cinco regiones puede ser llave de Gobierno con el PSOE: Baleares, Aragón, La Rioja, Navarra y Asturias.

Estos resultados serán clave para la inminente negociación que se abrirá entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez para un Gobierno de coalición. Ambos habían acordado explorar la fórmula de entendimiento en el Congreso después del 26M y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, había dicho que las opciones de un Ejecutivo conjunto pasaban por conocer el mapa del poder territorial tras las elecciones de este domingo.

En Europa, los resultados de Unidas Podemos no han sido positivos tampoco. La unión de Podemos e IU ha logrado 600.000 votos menos que en 2014, pero la irrupción de otras fuerzas, como Vox o Junts per Catalunya, ha hecho que el reparto de diputados se haya atomizado. 

La candidatura encabezada por María Eugenia Rodríguez Palop ha conseguido seis diputados. En 2014, por separado, Podemos e IU sumaron 11.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha