eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Disturbios en Lavapiés al morir un mantero de un infarto tras una persecución policial

El hombre vendía perfumes en el centro de Madrid y huyó al ser abordado por policías municipales, comenzando entonces una persecución

Senegalés, de 34 años, se desplomó en Lavapiés y fue atendido por policías locales y Samur, que no pudieron reanimarle, según los servicios de emergencia

Hay seis detenidos, uno de ellos menor, como consecuencia de la quema de contenedores y bancos, saqueos y enfrentamientos con la Policía, así como veinte heridos leves atendidos por el SAMUR

79 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Personas concentradas tras el fallecimiento de un mantero en Lavapiés

Personas concentradas tras el fallecimiento de un mantero en Lavapiés Olmo Calvo

Mame Mbaye Ndiaye, un varón de 34 años y nacionalidad senegalesa, ha fallecido a media tarde de hoy por parada cardiorrespiratoria a la altura del número 10 de la calle Oso, en el madrileño barrio de Lavapiés. El hombre se desplomó después de una carrera que comenzó en la Plaza Mayor, donde se encontraba vendiendo perfumes con otros compañeros cuando fueron abordados por policías municipales. El vendedor fue uno de los que echó a correr y fue perseguido por los agentes, según detallan fuentes del Cuerpo Nacional de Policía a eldiario.es. 

Agentes de la Policía Municipal negaron en un principio al Ayuntamiento que los hechos se hubieran producido en el transcurso de un operativo en contra de la venta ambulante. Una versión que parecía coincidir durante la tarde con la de algunos vecinos que, cuando vieron desplomarse al fallecido, no detectaron a policías municipales cerca. 

Varios testigos presentes han asegurado, sin embargo, que el hombre falleció "tras una persecución con la policía", como han confirmado fuentes de la Policía Nacional, y que el lugar donde vendía los perfumes era la Puerta del Sol. Los vecinos que han dado el aviso señalan que vieron al hombre junto a otras tres personas caminando por la calle Oso cuando se desplomó de forma fulminante. Explican que en ese momento no les perseguía nadie, pero desconocen lo que había ocurrido con anterioridad. 

Tras diez minutos de maniobras de reanimación por parte de policías municipales llegó un dispositivo del Samur que intentó continuar con las mismas, pero solo pudo certificar la muerte del hombre por parada cardiorrespiratoria, añaden fuentes de los servicios de emergencia. Una de las personas concentradas asegura que el hombre llevaba 14 años viviendo en España. En el momento del deceso no portaba documentación. 

Protestas en Lavapiés contra la actuación policial

En seguida, vecinos del barrio y allegados al fallecido han comenzado a rodear a los policías municipales y a los servicios de emergencia. Después del suceso ha comenzado una concentración en Lavapiés por la actuación policial contra las personas racializadas y en protesta por la presión que, denuncian, existe en la zona contra los manteros. A las 20.45 había reunidas más de 300 personas y se podían escuchar gritos de "fuera policía de nuestros barrios" dirigidos a los agentes.

A las 21:30, según las fuentes policiales consultadas, un vehículo retiraba el cuerpo de Mame con dirección al Instituto Anatómico Forense, después de que el juez hubiera ordenado el levantamiento del cadáver. En ese momento, parte de los congregados ha comenzado a lanzar botellas y otros objetos a la Policía. Hasta el lugar se habían desplazado varias dotaciones de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que se han empleado en sacar de la zona a los agentes de la Policía Municipal, objeto de las protestas. 

Bomberos apagando el fuego en la plaza Nelson Mandela

Bomberos apagando el fuego en la plaza Nelson Mandela ICÍAR GUTIÉRREZ

La indignación ha prendido durante la noche en Lavapiés  hasta derivar en disturbios. Los manifestantes gritaban "ningún ser humano es ilegal" y llamaban "asesinos" a los policías que integraban el dispositivo policial. Varios de los presentes criticaban la falta de información mientras explicaban que una de las personas concentradas había sufrido un desmayo. "Esto es lo peor que yo he visto en mucho tiempo", decía uno de ellos.

Pasadas las 00:30 horas del viernes, el balance era de seis detenidos por daños y atentado a la autoridad, según las citadas fuentes policiales. Uno de ellos es menor de edad. También ha habido una veintena de heridos leves atendidos por el SAMUR, según informa Emergencias del Ayuntamiento de Madrid. 16 de ellos son agentes de la UIP, todos ellos atendidos por contusiones.

En vídeos colgados en Twitter se escucha cómo los agentes de la UIP disparan salvas de advertencia. En la calle Mesón de Paredes, confluencia con Abades, el fuego de los contenedores incendiados ha alcanzado a algunas viviendas y ha sido necesaria la presencia de los bomberos. De la misma manera ha ardido la oficina de La Caixa de la plaza de Lavapiés. Otras dos sucursales de BBVA y Bankia han sido atacadas y se han llevado de su interior ordenadores y material electrónico. 

En la calle Fray Ceferino González se han organizado varias barricadas, distanciadas unos 50 metros, y un vehículo de la Policía Municipal ha acabado destrozado.

Arde la oficina de La Caixa en la plaza de Lavapiés durante los disturbios

Arde la oficina de La Caixa en la plaza de Lavapiés durante los disturbios

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha lamentado esta misma noche la muerte de  Mame Mbaye Ndiaye  y ha anunciado que el Ayuntamiento investigará lo sucedido y "actuará en consecuencia".

El Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid ha convocado para este viernes una concentración en memoria del mantero fallecido y en protesta contra "el racismo institucional asesino". La concentración está convocada a las 18.00 horas en la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha