eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Luis Bárcenas, el artista que multiplicaba el valor de los cuadros

El extesorero declara ante el tribunal que compró por 4.000 euros un bodegón que acabó vendiendo por 278.000

"El mundo del arte es así", asegura Bárcenas para explicar la fortuna conseguida como marchante

Bárcenas compraba y vendía arte de la mano de otro extesorero del PP, Rosendo Naseiro

La Fiscalía responde hoy a las causas de nulidad planteadas en Gürtel

Luis Bárcenas, en una imagen de archivo EFE

La multiplicación es una condición natural del dinero, si hablamos de Luis Bárcenas y su labor como marchante de arte barroco. Sus manejos con bodegones y arte sacro del Siglo de Oro se han convertido en uno de los ejes fundamentales en la declaración del extesorero del PP ante el tribunal que juzga el Caso Gürtel. 

Bárcenas han intentado convencer a la sala de que su dinero en Suiza proviene de su buen ojo en la compraventa de tablas del siglo XVII.

Un ejemplo: Bárcenas pagó 4.000 euros por una pintura de Antonio Ponce (1608-1677) que encontró en un anticuario. Años después, vendió el lienzo por 278.000 euros. 

En un receso del juicio nos acercamos a Luis Bárcenas para preguntarle cómo es posible. "El arte es así", responde el extesorero del PP. 

En su mercadeo de pinturas, Bárcenas se apoyó siempre en otro polémico extesorero del PP, Rosendo Naseiro. Ambos participaron conjuntamente en multitud de operaciones con un abanico de clientes que iban desde la mujer de un diplomático argentino hasta el mismísimo Museo del Prado. 

En declaraciones a eldiario.es, Bárcenas aseguró que los beneficios exagerados no son extraños en el mundo del arte: "Una vez compré dos repositorios por 600 euros tras la liquidación de una vivienda. Fui a internet y busqué a quién le interesaban las cosas que había allí: Plácido Domingo, la duquesa de Alba... Acabé vendiendo por 20.000 euros". 

Entre Naseiro y Bárcenas la pintura se convirtió en un método más de pago para devolver favores o gestiones. En 2001 Bárcenas compró a Naseiro un "bodegón de flores y plato de metal sobre una mesa de mármol" por 21.000 euros. Solo unos meses después, Bárcenas vendió la naturaleza muerta por 170.000 euros. 

A preguntas de la fiscalía, Bárcenas explicó que la oportunidad de negocio tenía parte de regalo: "En el conjunto de operaciones que yo he hecho con el señor Naseiro como compensación por determinadas operaciones, el señor Naseiro, en lugar de darme la parte que me corresponde en efectivo, me la daba en cuadritos"

La sala donde se juzga el caso Gürtel pareció, durante parte de la tarde, una reunión del consejo de administración de Sotherby's o Christie's.  Para Bárcenas, sin embargo, hacer dinero con la pintura es algo sencillo y casi natural: "Ves algo que te gusta, lo compras y luego te llevas la sorpresa de que tiene mucho valor"

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha