eldiario.es

9

Pedro Sánchez saca de las listas del 28A a los afines a Susana Díaz

Ferraz ha borrado casi por completo las propuestas que hizo la federación andaluza en lo que la dirección interpretó como "un pulso"

Sánchez aparta a los dirigentes más próximos a la expresidenta andaluza, que asegura que "toma nota" y no vota las listas

Los cambios no solo afectan a Andalucía: a Ignacio Urquizu lo mandan a las Cortes de Aragón a pesar de que fue el aspirante más votado por los militantes en Teruel

26 Comentarios

Susana Díaz tras su desacuerdo con Sánchez por las listas: "Tomo nota"

Susana Díaz en el Comité Federal del PSOE. EFE

Susana Díaz echó un "pulso" a Pedro Sánchez en la elaboración de algunas de las listas del PSOE, según lo interpretó Ferraz, y la respuesta ha sido un cambio en la práctica totalidad de las candidaturas andaluzas que llegaron a Madrid sin cerrar un acuerdo. La dirección de Sánchez ha sacado de las listas a prácticamente todos los dirigentes de la máxima confianza de la expresidenta andaluza y ha incorporado nombres próximos al secretario general. Con Aragón también ha habido discrepancias y la voluntad de la dirección se ha impuesto en Teruel y Zaragoza. Esas han sido las dos federaciones 'díscolas' mientras que el resto de barones asumieron las directrices de Sánchez. 

Cuatro provincias andaluzas llegaron a un entendimiento con Ferraz para las listas al Congreso y el Senado. En Málaga, Jaén, Huelva y Granada, las candidaturas combinaron sanchismo y susanismo con mayor dosis de lo primero y se han mantenido. Para la dirección federal del PSOE, es un síntoma de que Díaz ya no tiene el poder absoluto de la federación, que ya no es un bloque monolítico que cumple sus órdenes. 

En las otras cuatro circunscripciones, los de Díaz aceptaron colocar como cabezas de cartel a los ministros, pero no acataron todas las propuestas que llegaron desde Madrid. "La propuesta que vino no era la que pedimos", reconoce un alto mando de la organización socialista. "Echaron un pulso", agrega otro, aunque el responsable de Organización, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, han evitado hablar en esos términos. 

Las conversaciones con la dirección andaluza no se han producido hasta el final sino que Ferraz ha decidido por su cuenta la configuración definitiva de esas listas que se han saldado con cambios sustanciales respecto a lo que Díaz proponía. Se lo comunicaron este sábado por la noche, unas horas antes de que el domingo quedaran ratificadas en la Comisión Federal de Listas y aprobadas definitivamente en el Comité Federal. 

El representante andaluz en la Comisión Federal de Listas, Juan Cornejo, ha emitido un voto particular ante esos cambios en el que se queja de las modificaciones "sustanciales" que se han producido sin contar con las direcciones las provinciales. Los miembros de la Ejecutiva regional y de las ocho provincias –incluidas las que habían llegado a entendimientos con Ferraz– que forman parte del Comité Federal no han votado el dictamen global de las candidaturas como gesto de protesta. 

Cambios "sustanciales" en cuatro provincias

Los cambios más significativos se han producido en Sevilla, donde Ferraz ha apartado a Antonio Pradas, hombre de la máxima confianza de Díaz –fue el encargado de llevar las firmas de dimisiones con las que buscaban la caída de Sánchez en 2016– a pesar de ser el más votado para el Congreso– y también a la diputada Carmen Cuello, amiga personal de Díaz que iba en el número tres de la candidatura. En su lugar, Ferraz ha puesto por detrás de María Jesús Montero a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis –a quien Díaz había colocado en cuarto lugar–, a Beatriz Carrillo –activista por los derechos de las personas gitanas–, y a Paco Salazar en el cuarto puesto. 

Los cambios también afectan al Senado, donde Ferraz se ha negado a incluir a Pradas, tal y como pedía Díaz, y no ha mantenido ninguno de los nombres que llegaron desde Sevilla. La dirección ha colocado a Antonio Gutiérrez Limones, a quien la andaluza había dejado fuera –fuentes socialistas apuntan a que es uno de los susanistas que empezó a virar tras la debacle electoral– y la dirigente sanchista Nieves Hernández.  

En Córdoba, Sánchez ha apartado a la número tres del PSOE andaluz, María Jesús Serrano, que iba detrás del ministro Luis Planas y la ha enviado al tercer puesto para la Cámara Alta. En su lugar, la dirección ha colocado a Rafaela Crespín, que amagó con enfrentarse al líder provincial en 2017 y finalmente fue integrada como secretaria de Organización. 

La lista por Cádiz también ha sufrido importantes modificaciones: Ferraz ha eliminado a la actual diputada Míriam Alconchel en favor de Eva Bravo y ha recuperado a Juan Carlos Campo, que se había quedado fuera, en detrimento de la apuesta de la dirección provincial Juan Carlos Ruiz Boix. También se han impuesto cambios en la candidatura al Senado. 

En Almería se ha 'salvado' Sonia Ferrer en el segundo puesto para el Congreso, pero se ha modificado la tercera posición así como el primer nombre del Senado, donde Sánchez ha colocado al director general de Memoria Histórica, Fernando Martínez. "Si formamos Gobierno, Fernando repetirá y correrá la lista", justifican en la dirección. 

Ferraz "tiene el relato pase lo que pase"

"Tomo nota", ha dicho Díaz a su llegada al Comité Federal que se ha celebrado en Madrid. No obstante, la expresidenta andaluza ha asegurado que trabajará por sacar el mayor número de votos para Sánchez. "Vamos a currar como siempre para que el resultado sea el mejor", ha dicho Díaz. 

No obstante, en Ferraz ya le señalaron la puerta de salida tras las elecciones del 2 de diciembre en las que perdió el poder de la Junta de Andalucía. "Si el resultado es bueno en Andalucía, el mérito se lo apropiará Sánchez; si el resultado es malo, dirán que Díaz es un lastre. Ferraz tiene el relato pase lo que pase", reflexiona un dirigente socialista. 

"Todos tomamos notas de todo y el Comité Federal también ha tomado nota y lo ha tomado de un modo muy positivo por unanimidad", ha zanjado el secretario de Organización, José Luis Ábalos. 

Urquizu y Galeano, fuera

Los cambios respecto a las propuestas que elaboraron las federaciones socialistas no solo han afectado a esas cuatro provincias andaluzas. Con Aragón la tensión también se ha mantenido hasta el final. Sánchez no quería tener en su grupo parlamentario al turolense Ignacio Urquizu, que fue una de las caras visibles de Díaz en las primarias de hace dos años. Finalmente Ferraz ha aceptado la propuesta de Javier Lambán de intercambiar su nombre por el número cuatro de la candidatura de esa provincia a las Cortes regionales, Herminio Sancho. 

El presidente aragonés no ha acudido al Comité Federal en el que también le han impuesto a Pau Marí-Klose como número dos de la candidatura por Zaragoza que encabeza Susana Sumelzo en detrimento del diputado Óscar Galeano, que se ha quedado fuera de la listas. También el primer puesto de la candidatura al Senado por Teruel ha sido modificada en Madrid. 

Zaida Cantera mejora y entra Toni Ferrer

Sánchez ha vuelto a modificar la candidatura por Palencia, como sucedió en los últimos comicios generales, para colocar a Luz Seijo, responsable de Educación de la Ejecutiva. En el caso de León, Ferraz ha decidido finalmente no desairar a la dirección provincial, con la que han mantenido buena sintonía en estos meses, y no ha hecho cambios. Ibán García del Blanco ha aceptado ir en la lista de las europeas en vez de encabezar la candidatura al Congreso, como inicialmente se preveía. 

En la lista al Parlamento Europeo, Sánchez ha prescindido de José Blanco y Elena Valenciano, que apoyaron firmemente a Díaz en la batalla de las primarias. En esa lista, solo repiten siete de los catorce eurodiputados actuales y Sánchez ha rescatado al que fue su número dos, César Luena, que se quedó fuera de la lista por La Rioja. 

En Galicia la dirección federal ha impuesto su criterio en Lugo para que César Mogo, director general en Moncloa, lidere la lista al Senado, en lugar de Ricardo Varela, el más votado por la militancia lucense. También ha seguido las preferencias del líder gallego, Gonzalo Caballero, para apostar por Ana Prieto como cabeza de lista en Lugo y Marina Ortega por Ourense. Juan Carlos Francisco Rivera, que fue el aspirante más votado, irá de uno al Senado en detrimento de Eva Maldonado. 

La lista que encabeza Sánchez también ha sufrido retoques de última hora. La principal modificación es la que afecta a la comandante Zaida Cantera, que fue uno de los fichajes estrella para los comicios de 2015 y que la federación madrileña colocó en el puesto doce. Finalmente avanza tres puestos. También mejora su posición el secretario general de Juventudes Socialistas, Omar Anguita, que sube del puesto quince al doce.

La federación que lidera José Manuel Franco ya había dejado fuera del Senado al concejal Antonio Miguel Carmona, que había recibido el apoyo mayoritario de los militantes.  Pero Ferraz ha impuesto una nueva modificación al excluir a Modesto Nolla y colocar en el Senado a Toni Ferrer. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, fue la dirigente más apoyada por los militantes para encabezar esa papeleta. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha