eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rivera insiste en pedir a Rajoy "una salida pactada": que dimita y convoque elecciones para que no prospere la moción

El líder de Ciudadanos ha hecho un llamamiento casi desesperado a Rajoy para que dimita, pacte con todos los grupos una fecha para las próximas elecciones y decaiga así la moción

"Tome las riendas del país", le ha pedido al aún presidente del Gobierno para evitar ese "gobierno Frankenstein" del que alerta   

Rivera y Sánchez han protagonizado un duro rifirrafe en el que se han cruzado agrias acusaciones 

El líder de Cs ha recomendado a los nacionalistas que aprovechen para "violar derechos y libertades" mientras puedan antes de que se convoquen las generales

41 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Albert Rivera, a su llegada al Congreso en la primera jornada de la moción de censura presentada por el PSOE contra el Gobierno.

Albert Rivera, a su llegada al Congreso en la primera jornada de la moción de censura presentada por el PSOE contra el Gobierno. EFE/ Javier Lizón

Albert Rivera ha lanzado a Mariano Rajoy una oferta 'in extremis' para evitar que la moción de censura que ha presentado contra él el líder del PSOE prospere mañana. Que presente su dimisión y pacte con su partido y el resto de los grupos una fecha para las elecciones generales. De esta manera, a juicio de Rivera, se evitará un "gobierno Frankestein" y se podrá acabar con la triple crisis de confianza, institucional y económica que atraviesa España. "Pongamos fecha y pactémoslo entre los grupos. Demos una salida democrática a todo esto", ha retado a un Rajoy ausente del hemiclo. 

El líder de Ciudadanos se ha quedado solo, junto con el PP y los tres diputados de UPN y Foro Asturias, en su rechazo a la moción de censura contra Mariano Rajoy tras la confirmación del PNV de que apoyará la iniciativa que convertirá este viernes a Pedro Sánchez en presidente del Gobierno.

La decisión de los nacionalistas vascos, aunque no ha cogido por sorpresa a nadie ya que a última hora de la mañana era un rumor a voces, ha dejado al líder de Ciudadanos, que ha sido el 'látigo' contra la corrupción del PP, sin recorrido en su discurso. 

Rivera ha subido a la tribuna a última hora de la tarde, cuando se esperaba que su intervención iba a abrir la segunda jornada del debate. Pero la presidenta del Congreso, Ana Pastor, decidió que dado que aún era una hora razonable, continuaran las intervenciones de los siguientes grupos de la Cámara.

Además, su intervención ha coincidido con una inesperada rueda de prensa que ha convocado María Dolores de Cospedal, que ha descartado la dimisión de Rajoy. 

Agrio enfrentamiento con Sánchez

Rivera ha protagonizado un agrio enfrentamiento con Pedro Sánchez, en el que ambos se han cruzado duros reproches; desde mentir y engañar a los españoles con sus propuestas, hasta de realizar pactos secretos con el propio Rajoy en La Moncloa a espaldas unos de otros.  La absoluta desconfianza entre ambos ha quedado patente.

Entre otras cosas, Rivera ha acusado a Sánchez de haber hecho un "pacto" con Rajoy en La Moncloa "para mantener como sea el actual régimen" y  "alargar lo más posible la legislatura para achicar espacios" y que Ciudadanos no siguiera "subiendo en las encuestas". "El pacto del bipartidismo", lo ha bautizado.

Y Sánchez ha desvelado conversaciones que mantuvieron dirigentes de los dos partidos -Ábalos y Villegas- en torno a la moción de censura que demuestran, según el líder del PSOE, que Ciudadanos estaba decidido a "desestabilizar al máximo posible" al Gobierno de España hasta la convocatoria de un adelanto electoral.

El líder del PSOE no se ha quedado ahí y, después, le ha acusado de "mentir, de "no tener palabra", de ensayar sus discursos "frente al espejo", de "soplar y sorber al mismo tiempo y de "vivir a costa de la confrontación territorial". "Quieren larga vida a Rajoy para seguir arañando expectativas electorales", le ha espetado a Rivera.

"Un momento trascendente para el futuro de España"

Rivera ha arrancado su discurso alertando de que "estamos ante un momento trascendente para el futuro de nuestro país, un momento que puede cambiar las alianza futuras".

En su intervención, el líder de Ciudadanos ha reprochado a Rajoy que no solo no les ha llamado "ni una sola vez" para contestar a sus "ofertas", sino que ni siquiera haya acudido al debate de su propia moción de censura demostrando con ello su escaso "sentido de Estado". "¿Les parece alucinante?. A mí también" ha dicho Rivera al resto de los diputados.

"Estamos enfrentándonos a una triple crisis, de confianza, por la corrupción institucional por el desafío separatistas y una crisis económica", ha afirmado después.

El líder de Ciudadanos ha señalado que a su juicio "el señor Rajoy tenía que haber tomado las riendas de la situación y haber liderado la salida a esta crisis institucional", "y no lo ha hecho", ha lamentado.

"Les propongo una salida pactada para fijar la fecha electoral. Tiene una ultima oportunidad de parar la moción de censura presentando su dimisión y provocando elecciones", ha insistido Rivera, que ha sentenciado: "La corrupción ha liquidado la legislatura", mientras recordaba que tras la sentencia del caso Gürtel "era imposible continuar con esta legislatura".

Rivera había jugado todas sus bazas: desde exigir a Rajoy que dimitiera y convocara elecciones generales dando fin a la legislatura de una manera  "ordenada y sensata", a pedir al PSOE que retirara su moción para presentar después otra "instrumental liderada un "independiente".  

El anuncio de Pablo Iglesias de que en tal caso sería su partido el que liderara esa moción "instrumental", al tener diputados  suficientes para hacerlo, descolocó a Rivera, que ha  llegado a proponer al PSOE que fuera uno de sus dirigentes históricos -Ramón Jáuregui, Nicolás Redondo y Javier Solana- el que abanderara un nuevo gobierno. 

Rivera había llegado por la mañana al Congreso dando por sentado que "se acaba la legislatura". "Estamos ante un partido socialista que es capaz de sumar con los que han dado un golpe de estado en Catalunya".

"Es terrible que el bipartidismo nos sitúe a los pies de los caballos del separatismo", lamentó, señalando que era triste que "el 0,7 por ciento de los votos nacionalistas" vascos fueran a decidir el futuro de nuestro país. "Yo prefiero que lo decidan los españoles en una elecciones", afirmó.

Andanadas contra Sánchez

Tras anunciar su voto en contra a la moción, Rivera ha lanzado a Pedro Sánchez  varias  andanadas. "La foto que se nos queda hoy es la de ustedes con Bildu y los separatistas para gobernar". "Si usted quiere ser presidente eleve más el listón que ha demostrado aquí".

Además, ha recriminado al candidato a presidente que ahora asuma como suyos unos Presupuestos que no quiso apoyar a Rajoy, solo para contentar al PNV. 

"Le hace el boca a boca al PP. Usted ha defendido los presupuestos de Ciudadanos, los que negociamos en septiembre mientras ustedes estaban en el No es No, y ahora son ustedes los que los quieren aplicar", le ha dicho. Después le ha avisado que no cuente con él para apoyar el techo de gasto de 2019. 

El líder de Ciudadanos no se ha quedado ahí. También ha pasado revista a la crisis que vive Catalunya y ha alertado del 'peligro' que supone ahora que gobierne Sánchez porque querrá contentar a los independentistas y a los nacionalistas. Por ello, les ha recomendado que aprovechen mientras puedan para "violar derechos y libertades" antes de que se convoquen elecciones generales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha