La portada de mañana
Acceder
El búnker judicial: quién es quién en el gobierno de los jueces del PP
La semana en que Lesmes echó un pulso al Gobierno y arrastró a Felipe VI
OPINIÓN | Una conjura para los necios, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Áñez devuelve al Parlamento la ley electoral en una jornada tensa en Bolivia

Fotografía cedida que muestra a la presidenta interina del país, Jeanine Áñez.

EFE

0

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, rechazó este jueves una ley para convocar elecciones en 90 días aprobada por el Parlamento, al que devolvió el texto legal, en una jornada tensa en el país.

El Parlamento boliviano, con mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, instaló una sesión de urgencia para tratar la observación planteada por la mandataria transitoria, que considera "inviable" una cita electoral en ese plazo mientras el país sigue en estado de emergencia sanitaria por el coronavirus.

"En defensa de la vida y la salud de los bolivianos, rechazo las elecciones que ha convocado el MAS. Hay que hacer elecciones cuando no sean un riesgo de salud. La salud es primero", escribió Áñez en Twitter.

El mensaje en la red social incluye un texto con el que argumenta su devolución de la ley al Parlamento, en el que sostiene que no se debe ir a las urnas sin que el país haya pasado "el punto crítico" de contagios por COVID-19 y muestra su disposición a celebrar los comicios este año.

La mandataria interina pide que se mantenga la propuesta del órgano electoral, que fue el que presentó el proyecto de ley y proponía celebrar los comicios entre el 28 de junio y el 27 de septiembre.

Las elecciones generales estaban fijadas para este domingo 3 de mayo, pero el Tribunal Supremo Electoral decidió en marzo pasado aplazarlas al declarar el Gobierno transitorio la emergencia por coronavirus, que acaba de ampliar hasta el próximo 10 de mayo.

El órgano electoral, al que corresponde convocar elecciones en Bolivia, presentó un proyecto de ley en el que instaba al Parlamento a fijar una fecha entre ese periodo de junio a septiembre.

La ley aprobada por los parlamentarios establece que tienen que celebrarse en un plazo de 90 días desde su promulgación.

En vez de promulgarla, la mandataria interina ha devuelto la ley al Legislativo, pero cabe la posibilidad de que la sancione la presidenta del Parlamento, Eva Copa, del MAS.

Evo Morales saludó en Twitter "la unidad" de su partido, que desde hace días niega diferencias internas sobre la conveniencia de celebrar elecciones cuanto antes, "frente a la intención de la derecha de postergarlas indefinidamente".

El MAS iba primero en las encuestas antes de aplazarse los comicios.

El también expresidente boliviano Carlos Mesa publicó en esta red social que "anteponer el interés político, apresurando la elección o pretendiendo su postergación indefinida, es cuestionable e implica un riesgo para enfrentar adecuadamente la crisis que vivimos" por el coronavirus.

La aprobación parlamentaria y la rápida devolución de la ley se producen en una noche en la que afloró en Bolivia una polarización social que no vivía el país desde la crisis política que atravesó el año pasado.

Una convocatoria en redes sociales llamó a una cacerolada y el lanzamiento de petardos y cohetes en demanda de elecciones y contra el Ejecutivo transitorio, que fue seguida por una parte de la ciudadanía mientras otra la utilizó para lanzar consignas contra el MAS y Morales.

Bolivia tiene que elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores después de que se anularan las elecciones del pasado octubre, en las que Evo Morales fue declarado vencedor, entre denuncias de fraude a su favor e informes de organismos internacionales sobre irregularidades en los comicios.

El entonces presidente anunció que renunciaba a un cuarto mandato consecutivo porque, dijo, era forzado por un golpe de Estado para privarlo de una nueva victoria electoral y sacarlo del poder en medio de presiones de militares y policías, entre otras.

Áñez asumió entonces el poder con un mandato interino primero hasta el 22 de enero de este año, cuando debía empezar una nueva legislatura, luego ampliado hasta que salga un nuevo Gobierno de las elecciones, a las que se presenta como candidata de una alianza denominada Juntos.

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2020 - 05:43 h

Descubre nuestras apps

stats