"Hay una izquierda útil y otra izquierda estéril que tiene mucha pureza pero no gobierna"

El economista José Carlos Díez. / Marta Jara

José Carlos Díez era hasta hace escasos meses un economista que presumía de ser socialdemócrata e independiente. Pero aceptó la invitación de la gestora del PSOE de coordinar la ponencia económica para el 39 Congreso y por el camino hizo un apoyo explícito a la candidatura de Susana Díaz como candidata a la secretaría general.

Renta mínima, municipalismo y "cero personas sin techo": los planes de José Carlos Díez para el PSOE

Renta mínima, municipalismo y "cero personas sin techo": los planes de José Carlos Díez para el PSOE

Tras la derrota, se ofrece a apoyar a Pedro Sánchez y continúa hablando en primera persona al referirse al PSOE, hablando de sí mismo como "militante de base". Defiende que la ponencia que ha dirigido es lo suficientemente abierta como para que quepan todas las enmiendas de la candidatura ganadora y hace una llamada a la unidad y a conseguir recuperar al electorado.

Cuando acabe el congreso volverá a su trabajo en la universidad y a su papel, como a él le gusta referirse, de economista observador. Por ahora, guarda un buen recuerdo de este periplo y no se arrepiente de su papel en todo el proceso.

Usted estaba convencido de la victoria de Susana Díaz. ¿Cómo valora la derrota?

Convencido, no sé. Yo lo que deseaba es que ganara ella porque pensaba que tenía un mejor proyecto para unir el partido y para obtener votos. Ha ganado Pedro Sánchez y le deseo todo lo mejor para unir el partido y para subir en votos.

¿Se ha hecho una mala campaña?

No lo sé... En la parte económica yo creo que no. El programa que presentó estaba bien y en línea con la ponencia. Que es lo que he visto. De política sé muy poquito.

Pero presentar ese documento tan tarde, por ejemplo, ¿fue un error?

Bueno, la campaña no ha ido de un debate de ideas. Sobre nuestra ponencia económica prácticamente no se ha debatido ni se ha hablado. La campaña ha ido en un eje de representado contra representantes, y de izquierda derecha. Y yo creo que es un eje falso. En el PSOE no hay gente de derechas, yo no los conozco. Lo que hay gente que piensa que hay una izquierda útil y otra izquierda estéril que tiene mucha pureza pero no gobierna. Y en el PSOE nos gusta gobernar.

¿Y qué izquierda ha ganado, entonces?

Espero que los planteamientos sean de una izquierda útil. Que se hagan planteamientos para que además de tener el apoyo de los militantes, que hay que valorarlo positivamente, se pase de 70.000 votos a ocho o nueve millones para ganar al PP. Y en eso tiene que poner todo el esfuerzo el secretario general, la ejecutiva, el nuevo comité federal y todos los militantes.

Hizo un programa para una gestora que la candidatura ganadora considera que apoyaba a sus rivales, a Susana Díaz. ¿Esto en qué lugar deja su ponencia?

Yo hice una ponencia para el partido. Es un congreso ordinario y la ponencia tiene que ir obligatoriamente en los estatutos. A mí me pidieron que participase e integré a todos. Hay gente que ha estado en la candidatura de Patxi, de Pedro y de Susana. Ese es el espíritu de la unidad que tiene que continuar, el resultado del voto ha estado muy fragmentado y ahora toca unir el partido.

Sobre todo, lo que he intentado es que sea una ponencia que vuelva a conectar con los ciudadanos. En las últimas elecciones solo un 14% confiaba en que el PSOE podía gestionar la economía mejor que el PP. En un país con un 45% de paro juvenil esto es un problema para ganar elecciones. Por eso el PSOE tiene que mejorar eso. La percepción que tienen los ciudadanos sobre su capacidad para gestionar la economía.

¿Le da miedo que la candidatura ganadora enmiende la ponencia de forma que la desvirtúe?

Solo tengo miedo al miedo (ríe). Lo explicamos desde el principio, es una ponencia abierta a la sociedad. El partido y los militantes nos tenemos que poner a recuperar el diálogo y la confianza de los ciudadanos. La ponencia es un instrumento. No es el único, pero evidentemente es un instrumento importante porque tiene todo un proyecto de país y un relato que puede llegar a ayudar a convencer a más ciudadanos de que nos voten en las próximas elecciones.

Hay elementos en la candidatura de Sánchez que no estaban en la ponencia que ha coordinado. ¿Diría que no son de una izquierda útil? Hablo de la renta básica, por ejemplo.

Yo creo que no hay grandes diferencias entre la ponencia y los programas de las tres candidaturas. Lo que nosotros hicimos, conscientes de que no sabíamos quién iba a ganar, es no bajar hasta el detalle. Nos quedamos en la parte más conceptual de lo que son las ideas y los pilares básicos que un programa socialdemócrata tiene que tener en el siglo XXI. Ha cambiado Europa, y el mundo y en ese nuevo mundo hemos presentado la propuesta que pensamos que es más favorable para reducir los problemas de los ciudadanos en España. Que otras candidaturas han bajado más al detalle… yo lo entiendo. El candidato ya sabe lo que va a defender. Ellos tienen más margen. Comparto que bajen al detalle de las propuestas porque el candidato si ganaba las iba a defender. Después del congreso se puede adaptar a cualquiera de las tres. Cabe todo dentro de la ponencia. No queda nada excluido.

¿Promete imposibles Pedro Sánchez?

Tampoco ha concretado mucho. Pedir a la vez una renta mínima de inserción, un impuesto negativo sobre la renta, que es de Milton Friedman que era ultraliberal, y una renta básica todo a la vez sale un poco caro. Pero es verdad que ellos no definen cuándo la van a hacer ni cómo. No es un programa electoral, es una propuesta conceptual.

Los estudios que se han hecho dicen que no hay dinero para ejecutarla. Por lo tanto, hay que dejar el debate abierto, nosotros también lo dejamos abierto. Pero al final hay una deuda pública del 100%, unas restricciones presupuestarias y tienes que encajar los recursos que hay. La prioridad debe ser la exclusión severa. Hay 100.000 hogares con niños sin vestido ni alimentación adecuadas y 500.000 hogares donde no tienen condiciones adecuadas para estudiar. Y un componente de género importante: mujeres con hijos a cargo. Eso tiene que ser una prioridad. También atacar la desigualdad y los bajos salarios.

Pedro Sánchez va a meter una crítica a la gestión de la crisis por parte de Zapatero. Usted en su día fue también muy crítico (ahora lo es un poco menos). ¿Qué le parece esa autocrítica a la gestión de Zapatero?

Pedro Sánchez registró el 135 en el Congreso (por la reforma de ese artículo de la Constitución). Se está criticando así mismo. José Luis Rodríguez Zapatero hizo la mayor política fiscal keynesiana de la historia de España desde Isabel la Católica. Nunca se había llevado el déficit y la política contracíclica a esos niveles. Cuando estalla la crisis del euro que estuvo mal gestionada, yo fui el primero en criticarla. La austeridad fue un gravísimo error, pero fue un error de gobiernos de derechas que tenían mayoría absoluta en el Parlamento Europeo. La alternativa era o Syriza y romper la norma, que ha llevado a una reducción de las pensiones del 10%, o Antonio Costa (primer ministro socialista de Portugal) que ha hecho recortes y ha rescatado bancos y ahora mismo gobierna con una diferencia de 15 puntos sobre la derecha portuguesa. Antonio Costa es la izquierda útil y Syriza, la izquierda estéril.

También van a introducir una crítica a la abstención.

Eso es una decisión de ellos, él es el secretario general y tiene que decidir. Lo que haga se le va a evaluar si mejora la unidad del partido y si sube en votos. Si toma decisiones que bajan votos, se lo criticaremos.

¿Cómo cree que va a reaccionar el electorado?

Puede pasar cualquier cosa, como hundirse como el partido francés… Depende de la estrategia, de su capacidad de unir el partido que en los últimos tres años no ha sido posible y sobre todo de si tiene capacidad de conectar con una mayoría de ciudadanos porque si el partido socialista sube en las encuestas y tiene un 30% de intención de voto el partido va a estar más unido. En eso le vamos a juzgar.

¿El resto de la candidatura de Susana Díaz va a apoyar ahora a Sánchez?

Pregúnteles a ellos.

Usted se habla con ellos.

La mayoría le ha dado su apoyo, es el secretario general, lo ha elegido la mayoría de la militancia y los militantes tenemos que respetar la democracia. Cualquier alternativa a la democracia es peor.

¿Qué va a ser ahora de José Carlos Díez?

Vuelvo a ser un economista observador. Voy a acabar la ponencia que es mi compromiso. Vuelvo a la universidad, a mi trabajo de asesoramiento y a su disposición [de Pedro Sánchez]. Cuando él fue secretario anteriormente, me consultó bastante y me llamaba… si me llama, le atenderé como siempre, con educación. Ahora le diré lo que creo que hay que hacer. Si no le gusta, es decisión de él aceptarlo o no.

¿Va a seguir siendo militante?

Sí.

¿Hay alguna autocrítica que tiene que hacerse de este periodo?

Habré cometido errores, soy humano. Me sigue maravillando la gente que no comete errores. Pero yo creo que he actuado en conciencia. Hice una ponencia lo más neutral y plural posible. Lo que intenté es meter talento y gente que podía aportar, gente de comunidades autónomas, gente de ayuntamientos, gente que hace políticas de izquierdas, de la universidad, de organismos internacionales… yo por convicción creí que Susana Díaz sería, y lo sigo creyendo, una mejor lideresa para liderar el PSOE en la capacidad de unirlo y volver a conectar con los ciudadanos. Pero si una mayoría de militantes ha decidido que es Pedro Sánchez, lo acepto.

¿Cómo va a quedar el susanismo? ¿Va a haber integración u ostracismo?susanismo

La candidatura de Susana Díaz no era susanismo… al final había muchos presidentes de comunidades autónomas que están gobernando, muchos alcaldes, los gobiernos socialistas anteriores. Era una candidatura de consenso que ha hecho toda la campaña en positivo, lo cual hay que agradecérselo. Y no ha criticado a nadie. Ha sido de poner en valor lo que se ha hecho, lo que se está haciendo y lo que se va a ver. Me ha gustado la campaña pero ha habido una parte de los militantes que no y es lo que hay que aceptar.

¿A quién cree que va a poner Pedro Sánchez de secretario de Economía?

El tiene que poner una Ejecutiva en la que se sienta a gusto. Tenemos que ser conscientes los militantes de que esto no es condición ni necesaria ni suficiente para ganar elecciones. En Francia hay un candidato que ganó con la mayoría de militantes y se ha pegado el mayor batacazo del socialismo francés de la historia de la Quinta República. Ahora lo importante es que haya liderazgo que una al partido y proyecto con los ciudadanos. Si eso no pasa, el PSOE seguirá con problemas.

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2017 - 20:21 h

Descubre nuestras apps

stats