El Gobierno supera el primer trámite de los Presupuestos entre advertencias de sus socios: “Aún falta un buen trecho”

Sánchez y Díaz observan a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Iñigo Aduriz


3

Los habituales socios parlamentarios del Gobierno han evitado este jueves que las derechas y otros grupos minoritarios tumbaran el proyecto de Presupuestos del Ejecutivo para el año 2022. Las siete enmiendas a la totalidad registradas por PP, Vox, Ciudadanos y Junts, entre otros, han sido rechazadas al final del Pleno –con 156 votos a favor, 188 en contra y una abstención–, facilitando así que las cuentas prosigan su tramitación parlamentaria con el objetivo de que queden aprobadas antes de final de año.

Montero defiende en el Congreso los Presupuestos como un "antídoto frente al populismo"

Montero defiende en el Congreso los Presupuestos como un "antídoto frente al populismo"

Pero esos aliados, especialmente ERC, PNV y EH Bildu, han querido dejar claro que aún no está garantizado su apoyo a los nuevos Presupuestos. Las tres formaciones han aprovechado sus intervenciones en el debate de totalidad que ha concluido este jueves en el Congreso para presionar al Gobierno e insistir en que para que su voto sea 'sí' a las cuentas el Gobierno deberá hacer más cesiones e incorporar sus exigencias.

Aunque lejos de las graves acusaciones de las derechas escuchadas en el Pleno del miércoles, hoy el más duro ha sido el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, que le ha insistido al Gobierno en que no dé por hecho su apoyo a los Presupuestos pese a su rechazo a apoyar las enmiendas a la totalidad registradas por otros grupos. Durante el Pleno, Rufián ha asegurado que “solo se ha superado la primera fase de la negociación”. “De ustedes depende que se pueda superar la segunda”, ha asegurado dirigiéndose a la bancada de los partidos que apoyan al Ejecutivo.

“La soberbia en política y en la vida es mala consejera”, les ha dicho. “Sabemos que tras el congreso nacional de Valencia viven un momento álgido, altivo, alfa. Olvidan que aún dependen de los mismos para las mismas cosas”, ha añadido. “Empiezan a tener a mucha gente cabreada. No sé si les quedan motores para tanto viaje”, ha insistido Rufián en tono desafiante, reclamando al Gobierno una y otra vez un giro de izquierdas en las cuentas.

También ha criticado el portavoz de ERC que desde los grupos del Gobierno se pida el apoyo a los Presupuestos alertando de la posible llegada de la derecha al Ejecutivo. “El temor a la alternativa no solo lo deberíamos sentir nosotros. ERC sabe perfectamente lo que es el fascismo y lo hemos sobrevivido durante 90 años. No vamos a canjear nuestras convicciones por miedo”, ha advertido Rufián. A su juicio, los que se están debatiendo “no son los Presupuestos más sociales, son la promesa de Presupuestos más sociales”.

Montero, a Rufián: “Somos formaciones claramente de izquierdas”

A renglón seguido, Montero ha respondido a Rufián, tratando de poner en valor las “coincidencias” entre las fuerzas del Gobierno y la formación republicana, con el objetivo de lograr el apoyo final del grupo independentista para aprobar los Presupuestos.

“Somos formaciones políticas claramente de izquierdas que saben que el progreso social pasa por mejorar la vida de los ciudadanos en la pelea diaria y en la lucha diaria por aportar recursos”, ha afirmado Montero. La ministra ha añadido que “el Presupuesto tampoco agota las vías de diálogo”, en alusión a la mesa entre el Gobierno y la Generalitat catalana. “El hecho de que ustedes apoyen las cuentas no implica una cesión en cuestiones que tenemos graves discrepancias”, ha señalado.

Con un tono más calmado, la diputada del PNV Idoia Sagastizabal, ha recordado después que “el PNV tiene un objetivo claro: la defensa de los intereses vascos en Madrid”. Eso, ha dicho, “pasa por llegar a acuerdos presupuestarios pero siendo solidarios con el resto del Estado”. Durante su intervención en el Pleno de totalidad de los Presupuestos, Sagastizabal ha considerado que el proyecto del Gobierno no deja “en buen lugar” al propio Ejecutivo “en cuanto a las inversiones en Euskadi”.

No obstante, ha considerado que “es importante que el Estado, que todas las administraciones cuenten con nuevos Presupuestos”, por lo que ha señalado que “el diálogo es más necesario que nunca” y “la predisposición” de su grupo “va a ser plena”. “Nos falta un buen trecho para aprobar los Presupuestos”, ha advertido, considerando a renglón seguido que las cuentas “tienen margen de mejora”. 

Matute: “El Gobierno debe ganarse nuestros votos”

Finalmente, el portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Oskar Matute, ha querido remarcar que “la razón” de que su grupo no haya presentado una enmienda a la totalidad a los Presupuestos es su “voluntad sincera para un acuerdo que mejore la realidad de los vascas y vascos y del conjunto de trabajadores del Estado”. “Siempre hemos actuado con responsabilidad, pero nuestra responsabilidad no puede entenderse como un cheque en blanco porque nuestra responsabilidad es con la ciudadanía vasca, no con el Gobierno”, ha advertido Matute.

“Desde hoy el Gobierno deberá ganarse nuestros votos logrando un buen acuerdo en las materias económicas y sociales que hemos planteado”, ha añadido. Así, ha asegurado que EH Bildu será “insaciable” hasta que “se recuperen derechos en la vida de la gente”. “No nos gustan los actuales los Presupuestos tal y como están en la actualidad. Toca romper amarras con un modelo depredador e injusto por naturaleza. Es casi una obligación por un puro instinto de supervivencia”, ha concluido. Al Ejecutivo también le ha lanzado una última advertencia: “No nos bastan las promesas, queremos acciones”.

“Si no derogan la reforma laboral es muy probable que pierdan las elecciones y serán ustedes responsables de que gobiernen las derechas por faltar a sus promesas”, ha concluido el portavoz de EH Bildu.

El Pleno de este jueves comenzaba, en todo caso, con la intervención de la representante de Podemos, Sofía Castañón, que ha destacado que el proyecto de Presupuestos contribuye a combatir la austeridad. Y el secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago, también ha tomado la palabra para destacar que estos presupuestos “no merecen una enmienda a la totalidad ni ser devueltos al Gobierno”. Además, el presidente de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha cargado contra la intervención que ayer realizó Pablo Casado, asegurando que los populares “se han quedado solos en Europa”, informa Laura Galaup.

La polémica de Alberto Rodríguez

La polémica suspensión como diputado del exparlamentario de Unidas Podemos Alberto Rodríguez volvía asimismo a sobrevolar el Pleno del Congreso. Después de que el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, tildara de “anomalía democrática” esa retirada del escaño, el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, ha asegurado que a Rodríguez se le quitó el acta “por una denuncia falsa de un policía”.

Ante ese caso, ha dicho, “el temor no solo” lo tienen que tener los independentistas, sino el conjunto de los partidos, porque “criminalizar se ha normalizado”. Una vez finalizada la intervención de Rufián ha pedido la palabra el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, que ha considerado que la acusación del dirigente de ERC sería un “delito” por acusar de “injurias” al policía y de “prevaricación” al Tribunal Supremo que condenó a Rodríguez. Por ello, ha pedido a la presidenta del Congreso que llame al orden a Rufián, algo a lo que ella no ha accedido. 

El próximo paso de la tramitación de las cuentas se dará mañana viernes, cuando finalice el plazo para presentar enmiendas parciales a las cuentas. La Comisión de Presupuestos tendrá después hasta el 19 de ese mes para elaborar el dictamen que deberá ser aprobado en dicho órgano antes de llegar al Pleno, previsiblemente el que tendrá lugar del 22 al 25 de noviembre.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats