Las derechas acusan al Gobierno de diseñar unos Presupuestos "radicales", "ruinosos" y que "blanquean" a ETA

El presidente del PP, Pablo Casado.

No conseguirán tumbarlo en la votación del jueves, pero las derechas –especialmente PP y Vox, pero también Ciudadanos– han arremetido este miércoles con dureza contra el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado, recurriendo a los habituales descalificativos que llevan utilizando desde el inicio de la legislatura para tratar de deslegitimar al Gobierno progresista. Las tres formaciones defendieron sus enmiendas a la totalidad a las cuentas en esos mismos términos, volviendo a tildar al Ejecutivo de "socialcomunista", "radical" y vinculándolo a ETA o al régimen venezolano.

El Gobierno presenta unos Presupuestos para la recuperación con el foco en los jóvenes, los servicios públicos y las pymes

El Gobierno presenta unos Presupuestos para la recuperación con el foco en los jóvenes, los servicios públicos y las pymes

Una vez retomado el Pleno, a las 15.00 horas del miércoles, unas horas después de la intervención matutina de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que defendió los Presupuestos como un "antídoto del populismo", tomaba la palabra el líder del PP, Pablo Casado. Sin papeles, y aportando una ristra de cifras y datos, el jefe de la oposición tildó las nuevas cuentas de "hipócritas", "ruinosas", "falsas" e incluso "insensibles".

"Son papel mojado. Están muertos, van a quedar desfasados", aseguraba Casado en su defensa de la enmienda a la totalidad que ha presentado el PP contra las cuentas públicas del año que viene. "Con los fondos europeos no se sale de la crisis", aseveraba Casado, con un discurso de más de media hora que ha arrancado con un perfil técnico, pero que ha concluido con un fuerte contenido ideológico. El líder del PP ha reclamado "no dilapidar" los fondos europeos "en un keynesianismo peronista para dar a cada uno lo que creen que va a comprar su votos".

"Hay una alternativa", ha señalado Casado, "para hacer las cosas bien". Esa alternativa es la del PP, "el partido que tendrá que volver a rescatar a España de la tercera crisis que ha creado el PSOE". "Una vez más tendrá que venir el PP a sacar a España de la ruina", zanjaba.

Montero respondía a renglón seguido al máximo jefe de la oposición de realizar "una caricatura de sí mismo". "Ha utilizado datos falsos, se le nota mucho que le molesta que España vaya bien", le ha espetado durante su turno de respuesta a Casado, a quien también ha acusado de no haberse leído el proyecto de cuentas del Gobierno.

"Sus palabras son una patada a la recuperación", le ha dicho a Casado. "Su intervención se ha fundamentado en que el Estado es un problema para que la economía se desenvuelva correctamente, que hay que volver ya a la austeridad y que considera que la desigualdad es un mal necesario", ha criticado Montero, que durante su intervención ha recibido todo tipo de abucheos por parte de los diputados del PP. Ella también se ha mofado de Casado por poner como ejemplo económico a Italia mientras defiende una rebaja fiscal en España, cuando en aquel país la presión de impuestos es mayor que la española.

"Usted se compara con Draghi, pero, permítame una confidencia, usted no es Draghi y se le nota", le ha espetado Montero a Casado en alusión al actual primer ministro italiano y expresidente del Banco Central Europeo. También le ha recordado la ministra al líder del PP sus viajes a Bruselas para criticar al Gobierno. "Usted fue a Bruselas a hablar mal de España. Le perseguirá hablar mal de su país", le ha espetado.

Los recientes casos de corrupción que han afectado a los dos grandes partidos españoles salían a relucir durante el debate. Montero lanzó una pregunta al líder del PP, Pablo Casado, a raíz de la sentencia de la Caja B que condenó a los 'populares' por el pago en B de las obras de su sede. "¿Va a pagar el PP lo que ha defraudado en el impuesto de sociedades por la reforma de Génova?", se ha preguntado la ministra, provocando un abucheo por parte de la bancada 'popular', que le ha reprochado el caso de los ERE de Andalucía gritándole "ERE, ERE, ERE".

Tras una larguísima intervención de Montero de más de una hora, la respuesta de Casado, de cinco minutos, y la dúplica de la ministra, a las 17.00 horas le tocó intervenir al portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. En este caso la extrema derecha optó por él y no por su líder, Santiago Abascal, que ni siquiera estuvo en el Pleno durante todo el debate de su grupo con el Gobierno.

"Lo que hacen estas cuentas es legitimar el proyecto totalitario que sigue vivo en el País Vasco", comenzaba Espinosa de los Monteros durante la defensa de su enmienda a la totalidad a los Presupuestos. Es más, Espinosa de los Monteros ha asegurado que esas cuentas "blanquean" a ETA por la negociación iniciada por el Ejecutivo con EH Bildu.

"España se merecía más que este festival de gastos sin sentido", ha añadido en su discurso, dirigido a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. "Este es un Gobierno incapaz, malversador del esfuerzo de los españoles. Pero pronto llegará un Gobierno digno, con personas eficaces. Pronto llegará un gobierno de Vox", ha zanjado. A su juicio, los Presupuestos suponen un ataque a la propiedad privada sin precedentes. "El camino que ha elegido para salir de la crisis solo es más paro y ruina", añadía, con un argumento muy similar al del PP. Y, en la misma línea que Casado, Espinosa consideraba que "hay motivos de esperanza pensando en el futuro, porque hay una alternativa que devuelva la credibilidad", la de Vox.

Montero ha aprovechado su réplica a Vox para dirigirse a la bancada de Pablo Casado. "Señores del PP, con la ultraderecha no se compite, a la ultraderecha se la combate", ha expresado la socialista, que ha asegurado que a la extrema derecha "hay que desmontarla". "El juego en el que participan solo debilita la convivencia", ha agregado Montero, para quien Vox "destila nostalgia" al echar en falta un "pasado oscuro" en referencia a la dictadura.

"Ustedes impugnan el sistema. Impugnan este sistema democrático. No comparten reglas de juego", ha añadido Montero, que ha asegurado que la ultraderecha "desprecia la política". "Si para ustedes la política y los políticos es algo tan evitable, malo y desastroso para el porvenir del país, ¿qué hacen sentados como diputados en este Congreso?", les ha preguntado.

Insulto de Vox a Montero

"Estos Presupuestos no se parecen en nada a esa ruina que ustedes preconizan. Miran al futuro y no a ese pasado rancio que tanto les gusta. Construimos una España en la que ustedes caben y ustedes construyen una España en la que solo caben los que piensan como ustedes", concluía la ministra dirigiéndose a la bancada de la extrema derecha.

Finalmente, se ha producido un tenso momento cuando Montero ha denunciado haber recibido un insulto por parte de la bancada de Vox y ha solicitado a Espinosa de los Monteros que desautorizara ese exabrupto. Según ha podido saber elDiario.es de fuentes presentes en el hemiciclo el insulto ha sido "gilipollas". Ana Pastor, que en ese momento estaba ejerciendo la Presidencia en su calidad de secretaria de la Mesa, ha solicitado retirar el insulto del diario de sesiones. Pero, a renglón seguido, Espinosa de los Monteros ha evitado desautorizar a su compañero de filas.

Durante su intervención, la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha asegurado, por su parte, que "el pacto de los Presupuestos para el año que viene se cerró el año pasado". "Ustedes eligieron camino, modelo económico y socios con los que gobernar", les ha dicho Arrimadas a los miembros del Ejecutivo. "En vez de coger la mano de Ciudadanos, ustedes cogieron la mano de Otegi y de Rufián", ha enfatizado.

A juicio de la portavoz de la formación que se llama "liberal", estos Presupuestos "no son los que necesita España, son los que necesita Sánchez para mantenerse en la Moncloa. Tienen más cuentos que cuentas", informa Carmen Moraga.

Rifirrafe con Junts

La portavoz de Junts en el Congreso de los Diputados, Miriam Nogueras, ha defendido este miércoles su enmienda a la totalidad a los Presupuestos arremetiendo contra otros partidos independentistas catalanes –ERC y PDeCat– que no han querido tumbar las cuentas del Ejecutivo y, de hecho, están negociando con PSOE y Unidas Podemos.

"Mientras este Gobierno siga encontrando el apoyo de unos cuantos a cambio de nada, jamás se va a sentar a negociar de manera seria con Catalunya", ha afirmado Nogueras en el Pleno del Congreso, durante una breve intervención en la que, en clara alusión a ERC y su negociación con el PSOE sobre la ley audiovisual catalana, ha concluido: "Estamos vendiendo como un logro que vamos a intentar tener un poco de catalán en Netflix". "Ustedes no hacen nada bueno para Catalunya no apoyando estas cuentas", le ha respondido Montero.

Mañana será el turno de los grupos parlamentarios que no han presentado enmiendas a la totalidad y que fijarán su posición sobre los Presupuestos antes de que se voten los intentos de devolución que serán rechazados por las fuerzas del Gobierno de coalición y sus habituales socios en el Congreso.

Etiquetas
Publicado el
3 de noviembre de 2021 - 19:44 h

Descubre nuestras apps

stats