eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Las derechas empiezan la involución municipal: más coches en Madrid y calles franquistas en Córdoba

Varios ayuntamientos gobernados por las derechas se estrenan con anuncios de cambios en la Policía y el regreso de la representación institucional a actos religiosos

En Madrid ha comenzado a desmontarse parte del legado de Carmena: desde el próximo lunes, Madrid Central se quedará sin efecto por la suspensión de las multas

En Córdoba, el nuevo ejecutivo de PP y Ciudadanos quiere recuperar los nombres de tres calles vinculados al franquismo que el gobierno saliente acababa de modificar

38 Comentarios

Uno de los accesos a Madrid Central, en el primer día de restricción del tráfico.

Uno de los accesos a Madrid Central, en el primer día de restricción del tráfico. Sofía Pérez Mendoza

Dos semanas después de que se constituyesen los ayuntamientos, las coaliciones de las derechas han empezado a poner en marcha sus propios proyectos del cambio. En ciudades como Madrid, CórdobaZaragoza el Partido Popular y Ciudadanos −con el apoyo de Vox en algunos casos− han conseguido hacerse con el gobierno municipal para arrancar un  proceso de reversión de las medidas de los ejecutivos salientes: desde acabar con los espacios de participación a recuperar nombres de calles vinculados al franquismo.

En la capital, entre la polémica sobre el reparto de concejales con Vox, las tres derechas se han propuesto desmontar el legado de Manuela Carmena, y de paso se están llevando por delante parte de lo hecho durante los gobiernos anteriores del PP. El principal ejemplo es Madrid Central, que desde el lunes quedará sin efecto por la suspensión de las multas. Quien quiera podrá circular por lo que hasta ahora era un área restringida de 4,7 kilómetros cuadrados proyectada para tratar de reducir los altos índices de contaminación en Madrid.

Esa medida, que también acabará con las APRs impulsadas por los anteriores ejecutivos del PP, es solo una de las muchas que ya ha tomado el nuevo Ayuntamiento. El nuevo consistorio ha eliminado buena parte de la oferta cultural de la ciudad que dependía de la iniciativa vecinal y ha acabado con los espacios de participación ciudadana.

Entre las medidas que ya han tomado también está la de cerrar la Oficina de Atención a Damnificados por Crímenes Franquistas, que impulsaba un plan de recogida de testimonios orales de personas que sufrieron violaciones de derechos humanos y de familiares directos.

Los testimonios iban a servir para conformar el relato y parte del material probatorio de las acciones judiciales que eventualmente se pudiesen ejercitar, como posibles querellas de casos particulares, así como para la creación del archivo de testimonios audiovisuales de memoria de la ciudad de Madrid.

Además, las tres derechas han comenzando a introducir cambios en la Policía Municipal, uno de los principales focos de oposición a Carmena durante estos cuatro años: por ahora, han eliminado un protocolo antirracista, un proyecto que incluía unas pautas para abordar a los ciudadanos de forma respetuosa y completar una ficha a efectos estadísticos y por seguridad jurídica para los agentes.

En Zaragoza, más Policía y la caballería en el Corpus

En el nuevo Ayuntamiento de Zaragoza también han comenzado los cambios por la Policía Local. El alcalde del PP, Jorge Azcón, va a restituir y "reforzar" la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO), como prometió en campaña. El equipo de Pedro Santisteve (Zaragoza en común) renovó la Policía con un modelo que pretendía tender más a la mediación y disolvió esta unidad en la Unidad de Refuerzo Flexible. Ahora Azcón, que gobierna en coalición con Ciudadanos y fue investido con el apoyo de Vox, ha pedido varios informes jurídicos para llevar a cabo la restitución de carácter inmediato de la UAPO.

Además, el quinto aniversario de la proclamación de Felipe como rey fue el día elegido por el nuevo alcalde para anunciar que volvía a colgar su retrato en su despacho. "El anterior alcalde metió en un cajón esta foto que un joven Príncipe Felipe dedicó a Zaragoza. Esta ciudad siempre estará orgullosa de su monarca", escribió Azcón en Twitter.

Con su llegada también ha cambiado otra cosa: ha vuelto la Unidad de Caballería y la representación del alcalde en la procesión del Corpus. La anterior corporación decidió no acudir a actos religiosos y suprimir la presencia de la unidad policial, pero Azcón asistió "por coherencia".

Avenida del Ejército y retrato del rey

Dos de las primeras medidas del alcalde Enrique Maya (Navarra Suma) en Pamplona van encaminadas a desandar el camino emprendido por su antecesor, Joseba Asiron (EH Bildu), en lo relacionado con los símbolos: la capital navarra volverá a tener avenida del Ejército y un retrato del rey en el salón de plenos del Ayuntamiento de mayor tamaño y en un lugar de privilegio.

Tras comunicarlo en la primera junta de portavoces de la legislatura, la Resolución de Alcaldía rebautizará una de las principales avenidas de Pamplona con su nombre original -del Ejército-, que ostentó desde su construcción en los años 60 del pasado siglo en agradecimiento de la ciudad a las fuerzas armadas por ceder los terrenos anexos a la Ciudadela, que mantuvo su uso militar hasta 1964.

Joseba Asiron renombró la avenida el pasado 29 de abril como Catalina de Foix, última regidora del Reino de Navarra independiente de Castilla. Reinaba cuando Fernando II encargó al Duque de Alba acabar con la soberanía de los navarros en 1512.

El alcalde Enrique Maya, que se quedó a unos cientos de votos de la mayoría absoluta en las pasadas elecciones, también ha recuperado el retrato del rey Felipe VI, ahora de mayor tamaño y colocado en un lugar preeminente en el salón de plenos del Ayuntamiento. Joseba Asiron hizo bailar la fotografía del monarca por diferentes paredes de la habitación, a la vez que reducía su tamaño y se enfrentaba a diferentes resoluciones judiciales. Al final de la pasada legislatura, el retrato era prácticamente de tamaño folio (34x22 cm.) y estaba colocado entre dos cuadros “de dimensiones notablemente más amplias”, consideraron los jueces, que instaron al Ayuntamiento a “dotar de preferencia” al jefe del Estado.

Recuperar nombres de calles vinculadas al franquismo

Durante el mandato municipal anterior, el pleno del Ayuntamiento de Córdoba aprobó eliminar del callejero los nombres de 13 calles por su vinculación con el franquismo en cumplimiento de la Ley de Memoria. Duraron semanas. La última acción del equipo saliente fue colocar los nuevos rótulos en las calles, pero el nuevo ejecutivo de PP y Ciudadanos se ha estrenado con un procedimiento para recuperar los nombres vinculados al franquismo en varias de esas calles.

En concreto, serán tres: las actuales calle Foro Romano, avenida del Flamenco y Plaza de los Derechos Humanos volverán a denominarse calle Cruz Conde, avenida de Vallellano y Plaza de Cañero. No se recupera el nombre completo literal −José Cruz Conde, Conde de Vallellano y Antonio Cañero− y así, según PP y Ciudadanos, las calles se quedan con el "nombre que popular e históricamente han utilizado los cordobeses".

Esta noticia ha sido elaborada con la información de las ediciones locales de eldiario.es.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha