La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el 'efecto Feijóo' pero sigue por delante del PSOE
EXCLUSIVA | Castilla y León ocultó un segundo sueldo del consejero de Cultura de Vox
OPINIÓN | 'Refundar la nada', por Esther Palomera

Análisis

Las mentiras de Espinosa de los Monteros para justificar la orden de embargo de su sueldo

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

El dirigente de Vox Iván Espinosa de los Monteros pagó la semana pasada la deuda pendiente por la reforma de su chalé, una vivienda de lujo, de cinco plantas en uno de los mejores barrios de Madrid. Lo ha hecho ocho años después y acuciado por la Justicia; tras varias sentencias en su contra y cuando ya no tenía otra opción porque se habían desestimado todos sus recursos.

El Supremo confirma la condena a Iván Espinosa de los Monteros por no pagar las obras de su chalé

El Supremo confirma la condena a Iván Espinosa de los Monteros por no pagar las obras de su chalé

Hace unos días, el 21 de marzo, la Justicia ordenó el embargo de su sueldo en el Congreso de los Diputados, una resolución que desveló elDiario.es. Y solo tras publicarse la noticia, y cuando el embargo de su nómina se iba a ejecutar, el portavoz de Vox en el Parlamento ha abonado esa deuda, que se negaba a asumir, pese a que la última sentencia ya era firme después de que el Tribunal Supremo confirmara su condena tras el último recurso del diputado de extrema derecha.

Espinosa de los Monteros ha pagado al fin al constructor que le reformó su chalé. Pero en las distintas versiones y explicaciones que ha ofrecido para justificar esta situación, el portavoz de Vox ha recurrido a varias mentiras y alguna media verdad. 

Iván Espinosa de los Monteros: “Dije que acataría la sentencia entre otras cosas porque la sentencia me daba la razón al 75%”.

Es una de las afirmaciones más repetidas por Espinosa de los Monteros desde que elDiario.es desvelase que había sido condenado por no pagar parte de las obras de su chalé, pero no es cierto que la sentencia le diera la razón al 75% ni que el constructor reclamara cuatro veces más del importe de la condena. El constructor le demandó y Espinosa de los Monteros fue condenado por la justicia en dos ocasiones: primero se condenó a una empresa de la que era administrador único y después directamente a él.

Espinosa de los Monteros no quiso, por tanto, acatar la primera sentencia, según afirma hoy, sino que cerró su sociedad Pedro Heredia SL y declaró un concurso de acreedores para librarse del importe de la condena. Según se desprende de una segunda sentencia dictada por la Audiencia Provincial, y que firmaron tres magistrados el 13 de junio de 2019, el ahora diputado Espinosa de los Monteros “no actuó conforme a la diligencia exigida” cuando cerró la empresa sin saldar su deuda. “La justificación alegada por el Sr. Espinosa para presentar el concurso constituye una actuación contraria a la buena fe”, recogía el escrito, que concluía que “declarar su insolvencia dejando pendiente la deuda” implicaba “un fraude de acreedores”.

Sí existió una rebaja en el importe de la deuda a pagar pero ni mucho menos fue del 75%. El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Madrid condenó a Pedro Heredia 6 SL –la sociedad de Espinosa de los Monteros– a pagar 74.108 euros, más los intereses, a RUE SL (Rehabilitación, Urbanización y Edificación SL) en 2014. La sociedad administrada por Espinosa de los Monteros recurrió entonces esta condena, que el 30 de marzo de 2015 fue ratificada, aunque la rebajó a 57.038 euros, al haberse hecho cargo la sociedad Pedro Heredia 6 SL de varias facturas previas, según se especifica en la sentencia a la que ha tenido acceso este diario.

“Acatar implica pagar, el tema es a quién. Porque ese constructor poco honrado cerró hace ocho años su sociedad dejando pufos a muchos, entre ellos a Hacienda y a la Seguridad Social. En este tiempo he recibido requerimientos de la Seguridad Social y de Hacienda para que cualquier pago que tuviera que hacer se lo dirigiera directamente a ellos”.

Según ha podido comprobar elDiario.es, esta afirmación contiene dos inexactitudes. 

La primera: RUE (Rehabilitación, Urbanización y Edificación) no ha sido cerrada en ningún momento. Es una empresa sin actividad pero todavía abierta cuyo administrador es José Antonio Rodríguez Vázquez desde el 29 de abril de 2015, hace siete años. 

La segunda: es falso que esta empresa deba nada a Hacienda. Según un certificado reciente de la Agencia Tributaria, al que ha tenido acceso elDiario.es, Hacienda “certifica” que RUE (Rehabilitación, Urbanización y Edificación) “se encuentra al corriente de sus obligaciones tributarias”.  

Quien sí cerró una sociedad declarando un concurso de acreedores para intentar eludir el pago de la primera condena fue Espinosa de los Monteros, al que otro juzgado le obligó a pagar por “fraude de acreedores”, como se ha explicado anteriormente.

Posteriormente a la publicación de este artículo, el portavoz de Vox en el Congreso ha insistido en rueda de prensa que Hacienda le requirió para cobrar su deuda ante los impagos del constructor con la Agencia Tributaria. Para ello, Espinosa de los Monteros ha mostrado un documento del organismo asegurando que se trataba de esa comunicación. elDiario.es ha solicitado el escrito al equipo del diputado, que no lo ha facilitado.

“Como no tengo más ganas de seguir enfangado en esta burocracia de la administración que me resulta algo pesada y como lo más fácil es depositar el dinero en el juzgado, pues lo he hecho”.

Es cierto que Espinosa de los Monteros ha pagado ya buena parte de su deuda: el importe principal, 63.000 euros, y las costas judiciales, pero solo después de que elDiario.es desvelara que sobre su nómina de diputado recaía una orden de embargo. 

El dirigente de Vox siempre tuvo la opción de depositar el dinero en el juzgado. Era “lo más fácil”, según su propia declaración en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados. Pero solo lo ha hecho cuatro meses después de que el Supremo confirmara la condena y cuando corría peligro su salario.

“Nunca he tenido las cuentas embargadas. Miraré si es querellable, pero lo que es seguro es que es mentira”.

Espinosa de los Monteros amenazó a elDiario.es con una querella por informar de que antes de que la Justicia ordenara el embargo de su sueldo, el dirigente de Vox ya tenía embargados “los saldos en sus cuentas corrientes”. Así consta en el decreto judicial, adelantado por esta redacción, donde el juzgado de primera instancia número 36 de Madrid ordena el embargo de su salario como diputado. 

En ese mismo requerimiento, se especifica que Espinosa de los Monteros también tenía embargadas las “devoluciones tributarias” que pudiera percibir. De hecho, en ese mismo escrito, se especifica que el diputado de Vox tenía bloqueados 319 euros de esas retenciones de Hacienda que podían ser cobrados por el constructor. 

Además, según figura en el registro de la propiedad, el juzgado también embargó la casa de cinco plantas por cuya obra dejó de pagar al constructor: su vivienda habitual.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats